Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud > Prevención y hábitos de vida

Λ

Ergonomía infantil: Los dolores de espalda también son cosa de niños

Cuatro de cada diez niños y la mitad de los adolescentes sufren el dolor de espalda, lo que reduce su actividad diaria y su calidad de vida

  El curso escolar ya ha comenzado y, con él, también el riesgo de que los estudiantes padezcan dolencias de espalda, debido, entre otros factores, al transporte de un peso excesivo en carteras y mochilas, a hábitos posturales incorrectos o al sedentarismo. En la actualidad, casi el 42% de los niños menores de 11 años sufren de dolores de espalda. Esta cifra se incrementa, hasta el 51% en los niños y el 69% en las niñas, entre los 13 y 15 años. Mochilas menos pesadas, deportes y ejercicios que fortalezcan la musculatura de la espalda y una postura correcta cuando estén sentados son algunos de los hábitos a seguir para mantener sanas las espaldas de los más pequeños.

Mochilas: cómo utilizarlas

  • Uno de los factores que potencian que el peso de la mochila produzca un riesgo físico en los escolares es el tiempo que cargan con ese peso. Cuanto más tiempo transcurra, mayores serán las dolencias.  
  • Lo más aconsejable para transportar el material escolar es utilizar una mochila con ruedas y de altura regulable o, como segunda opción, una mochila cómoda, de tirantes anchos y acolchados, de modo que el peso quede próximo al cuerpo y repartido entre los 2 hombros.
  • Si su elección es una mochila con ruedas, decídase por un diseño que le permita ajustarla a la altura de su hijo o hija y arrastrarla cómoda y ergonómicamente.
  • Si se prefiere una mochila de asas, su tamaño no debe ser superior al del torso del niño o niña, y conviene que tenga un cinturón acolchado a la altura del abdomen o el pecho para ayudar a distribuir el peso entre más grupos musculares del cuerpo, además de múltiples compartimentos para repartir el peso de los distintos objetos.
  • Procure que lleve la mochila pegada al cuerpo y relativamente baja (en la zona lumbar o entre las caderas, justo por encima de las nalgas).
  • Enséñele a utilizar una técnica adecuada para levantar la carga. Debe doblar las rodillas y hacer la fuerza con las piernas cuando levante una carga pesada.
  • Ordénele la mochila, instalando los elementos más pesados cerca de la espalda, y manteniéndola permanentemente ordenada, con cada cosa en su lugar.
  • Intente que transporte el menor peso posible.

Evitar malas costumbres

  • No hay que utilizar la mochila como una cartera de mano o una bandolera. Si sólo se usa un asa, se produce la asimetría en la carga y se flexiona lateralmente la columna.
  • Si las asas son estrechas y se clavan en los hombros pueden interferir con la circulación sanguínea y el sistema nervioso.
  • Evite que carguen con más del 10% de su propio peso. La carga debe permitirles caminar erguidos, sin apoyarse ni balancearse.
  • Si la mochila es muy pesada, arquearán hacia delante la columna vertebral, o flexionarán hacia delante la cabeza y el tronco para compensar el peso.
  • Evite que transporten en un solo día todo el peso de la semana: libros, cuadernos, ropa de deporte...

Sentarse adecuadamente

  • En clase o al hacer los deberes en casa, deben sentarse lo más atrás posible en la silla. La postura es correcta si pueden apoyar los pies en el suelo y mantener las rodillas al mismo nivel o por encima de las caderas.  
  • Deben mantener la espalda recta y los brazos o codos apoyados.
  • Han de cambiar de postura con frecuencia e intentar levantarse y andar cada 45-60 minutos.
  • Los giros parciales se deben evitar, es preferible girar todo el cuerpo a la vez.
  • Hay que explicarles que si el mobiliario escolar les impide sentarse correctamente, deben decírselo a su profesor.

Por una espalda saludable

  • La falta de fuerza en la musculatura de niños y niñas provoca que su cansancio se produzca antes y, con él, también el dolor.
  • Procure que practiquen ejercicio regularmente para potenciar la musculatura de su espalda. Diversos estudios demuestran que reduce su fatiga y mejora su resistencia, lo que le permite afrontar mejor el transporte de una carga excesiva.
  • Anímeles a participar en actividades atléticas y gimnásticas, pero sin abusar de ellas.
  • Si a su hijo o hija le duele la espalda, no dude en consultar al médico. Cuanto antes se tomen las medidas necesarias, mejor.

Delante del ordenador

  •  La pantalla debe estar a unos 45 centímetros de distancia, frente a los ojos, y a su altura o ligeramente por debajo.
  • El teclado ha de estar bajo, para no levantar los hombros y para poder apoyar los antebrazos en la mesa.
  • La elevación del teclado sobre la mesa no debe superar los 25º.
  • Las muñecas y los antebrazos deben estar rectos y alineados con el teclado, con el codo flexionado unos 90º.
  • Si usan prolongadamente el ratón, debe alternar cada cierto tiempo la mano con la que lo maneja.
  • A ser posible, la iluminación debe ser natural y, en todo caso, se deben evitar los reflejos en la pantalla.

Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto