Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente > Medio ambiente urbano

Λ

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Gestión de residuos urbanos: Basuras: poca información y gestión diferente según la ciudad

Unos ayuntamientos ignoran o prefieren no comunicar la proporción de residuos que reciclan, otros no cobran por el servicio y los equipamientos entre unos y otros difieren mucho

  La recogida y el posterior tratamiento de las basuras domésticas, técnicamente denominadas residuos sólidos urbanos (RSU), preocupa a las autoridades locales y a los ciudadanos. Se calcula que cerca de un euro de cada cinco que gestionan nuestros ayuntamientos se destina a esa función que, según todos los indicios, seguirá requiriendo una creciente inversión: si en 1995 cada español produjo una media de 378 kilos de residuos al año (poco más de un kilo diario), en 2003 la cifra alcanzó los 502 kilos anuales por habitante (1,4 kilos de residuos al día por persona), casi un 33% más, de modo que nos acercamos a los niveles europeos (1,5 kilos diarios por habitante).

En algunas ciudades no hay tasa específica del cobro de basuras

Para paliar esta situación se ha creado un entramado legal exigente. Y aunque la lista de normas elaboradas por las distintas Administraciones (europea, estatal, autonómica y municipal) en materia de residuos es prolija, destacan la Ley 11/97 de Envases y Residuos de Envases, la Ley 10/98 de Residuos y el Plan Nacional de Residuos Urbanos (PNRU), aplicable entre los años 2000 y 2006. Según el Plan, para finales de 2006 se deberá compostar (descomposición bioquímica en caliente de residuos orgánicos) la mitad de la materia orgánica y reciclar el 75% del papel, cartón y del vidrio, entre otros objetivos.

CONSUMER EROSKI ha estudiado los sistemas de recogida y gestión de los residuos urbanos en 17 ciudades: Alicante, A Coruña, Barcelona, Bilbao, Córdoba, Granada, Logroño, Madrid, Málaga, Oviedo, Pamplona, San Sebastián, Sevilla, Valencia, Valladolid, Vitoria y Zaragoza. Aunque Murcia también figuraba en la lista, la actitud de la empresa concesionaria del servicio y del propio Ayuntamiento (se negaron a facilitar los datos requeridos) hizo imposible que Murcia figure en el estudio.

A un año vista del final de la aplicación del Plan Nacional sobre Residuos Urbanos la situación queda lejos de ser óptima. Cada vez generamos más residuos: la media de las 17 ciudades es de casi 1,3 kilos de basura al día por habitante, aunque en Barcelona llegan hasta los 1,52 kilos y en Valladolid se quedan en 1,03 kilos. Las diferencias se dan también en las infraestructuras para la recogida selectiva de residuos. Pamplona y Córdoba destacan por su amplio despliegue de contenedores (muy por encima de los mínimos exigidos por el Plan Nacional para finales de 2006), mientras Barcelona, Zaragoza y Madrid son las peor equipadas y tienen mucho que mejorar.

Llama la atención, asimismo, que los ayuntamientos de la mitad de las ciudades afirmen no disponer de datos suficientes sobre la cantidad de residuos que reciclan, por lo que el ciudadano se puede preguntar si su esfuerzo en separar los distintos tipos de basuras sirve para algo.

En los sistemas de recogida hay diferencias: en casi todas las ciudades se utilizan contenedores, aunque a menudo se cuenta con un recurso complementario: recogida neumática, la realizada puerta a puerta...

El modo de cobro de la tasa que deben pagar los ciudadanos por las basuras muestra diferencias tan importantes entre unas y otras ciudades que dificultan la comparación: en la mayoría se cobra al año (excepto en Sevilla y Granada, que lo hacen al mes), en unas la cantidad a abonar es fija y en otras variable, y en cuanto a los criterios aplicados para el cobro, son tan dispares (la categoría fiscal de la calle, el consumo de agua, el tamaño de la vivienda...) como la factura final: desde entre un mínimo de 1,79 euros al mes de Sevilla (equivale a poco más de 21 euros anuales) hasta los 148 euros que como máximo cobran al año en Bilbao.

Los habitantes de las 17 ciudades generan, de media, casi 1,3 kilos de residuos al día por habitante. En Barcelona, Bilbao, Granada, Alicante y Córdoba cada habitante produce más de 500 kilos de basura al año, mientras que en Vitoria y Valladolid no llega a los 400 kilos anuales.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto