Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal:


Estás en la siguiente localización: Portada > Tecnología > Software

Λ

Alternativas libres: La transición dulce

Muchos programas de software libre funcionan también sobre Windows

Linux, el sistema operativo que abandera el software libre y que representa una de las pocas alternativas a Microsoft, cada vez suena con más fuerza. Sin embargo, pocos son los usuarios que se atreven a dar el salto a un entorno más complejo. No obstante, varios programas de software libre, creados por voluntarios con el código fuente (las tripas del programa) abierto para que se puedan modificar y personalizar, se pueden descargar de Internet e instalar y utilizar sobre Windows sin ninguna dificultad. Son gratuitos y sustituyen, y en muchos casos mejoran, las aplicaciones comerciales.

ebLa instalación de herramientas libres en Windows no sólo sirve para ahorrar dinero y utilizar programas punteros, sino que hace que al usuario le resulte más fácil una futura transición a Linux. No son pocas las empresas que empiezan por cambiar las aplicaciones para, posteriormente, sustituir al hasta ahora omnipresente sistema de las ventanas por el del pingüino. Así, al usuario familiarizado con las aplicaciones, apenas le costará esfuerzo aprender los mínimos cambios que supone migrar de un sistema a otro: los programas serán los mismos con los que ha estado ya trabajando.

Nada que envidiar a los programas de pago

Para el común de los usuarios, que el software sea libre no representa una gran ventaja frente a otros programas también gratuitos, aunque al software abierto se le suponga de entrada un producto más seguro porque miles de ojos pueden escudriñarlo y mejorarlo constantemente. Firefox, de la Fundación Mozilla, es quizá el mayor exponente: se trata de un navegador ligero pero muy completo que día a día come terreno al Explorer. Las cómodas pestañas para navegar, los buscadores integrados y las grandes posibilidades de personalización y atractivas prestaciones, que se amplían con centenares de extensiones (http://addons.mozilla.org), lo han convertido en uno de los programas libres más utilizado dentro de Windows.

La Fundación Mozilla también es responsable de Thunderbird, un gestor de correo electrónico que poco tiene que envidiar al Outlook Express. Otros programas libres para Windows útiles para el internauta son Filezilla, que compite con el popular WS_FTP para la transmisión de archivos, PDFCreator para manejar, ver y crear documentos en PDF, 7-zip para comprimir/descomprimir archivos y Gaim para la mensajería instantánea.

  Gaim es también gratuito como los más utilizados messengers de MSN, Yahoo! y AOL, pero además se comunica con todos ellos de manera impecable. Es un ejemplo de cómo un programa libre puede sustituir y superar ampliamente a los ofrecidos por las grandes marcas: fácil de instalar y utilizar, permite reunir a todos los contactos desperdigados entre los distintos programas de mensajería instantánea en una única aplicación.

Música, vídeo e imagen 'libres'

Por ello, además de la robustez, una buena excusa para escoger un programa libre frente a otros similares gratuitos es su versatilidad. El software abierto se aleja de formatos propietarios que complican la compatibilidad de distintos sistemas y se centra en la eficacia de los programas. Un buen ejemplo es VLC Media Player, un reproductor que acepta sin problemas CDs, DVDs y los formatos de vídeo y audio más populares (MPEG, DivX, mp3, ogg, etc.).

El aficionado a descargar y reproducir música y películas en el ordenador sufre la multitud de formatos; no es extraño que algún usuario cuente entre los programas instalados con tres o cuatro reproductores de audio y vídeo (Windows Media Player, iTunes, RealPlayer, WinAmp, etc.) y más de un conversor de formatos. VLC termina con esos problemas con un reproductor ligero en el que se visualizan incluso las películas a medio descargar.

Pero, sin duda, la razón de más peso para adoptar programas libres es cuando sustituyen a programas comerciales de elevado precio. Para el retoque de fotografías, The Gimp es capaz de competir dignamente sin dañar al bolsillo con el costoso Photoshop de Adobe. Otros programas libres relacionados con la imagen: Irfanview (visor de imágenes), Blender y POV-Ray (animaciones 3D) o TuxPaint (programa de dibujo para niños).

Oficina libre

También de precio elevado es la suite de ofimática más utilizada, Microsoft Office. Y poca gente sabe que Word y Excel se pueden sustituir por aplicaciones más sencillas y gratuitas como AbiWord, un procesador de textos compatible con los documentos de MS Word, o por paquetes de programas de oficina realmente completos y también gratis como EasyOffice y OpenOffice.

Presupuesto cero para software

Cuando se adquiere un ordenador se paga un extra por los programas que vienen preinstalados. Quien quiera contar de entrada con el sistema operativo Windows XP Home Edition deberá abonar unos 70 euros y 50 más por la versión Profesional. Así que para no gastarse un euro en software hay que optar por un sistema operativo gratuito, como Linux, más amigable gracias a los escritorios (KDE y Gnome) y con el que el usuario se puede familiarizar a través de versiones ejecutables desde el CD que no requieren instalación, como Knoppix.

A partir de ahí la inmensa mayoría de programas son gratuitos. O al menos pueden serlo. El paquete de ofimática de Microsoft, también presente en casi todos los ordenadores, sale por unos 1.000 euros en su edición profesional (Office 2003 Profesional Edition), que puede ser perfectamente reemplazada por OpenOffice. El Adobe Creative Suite cuesta 2.000 euros, la mitad si sólo se necesita Photoshop; merece la pena probar The Gimp antes de realizar semejante desembolso. De otros programas más o menos habituales en un PC (navegadores, gestores de correo, reproductores de música y vídeo, grabadores de CDs, visores de imágenes, etc.) es fácil encontrar versiones gratuitas y/o libres.

Más difícil quizá es ahorrarse dinero en la educación y en el ocio. Sin embargo, en Internet hay diccionarios y enciclopedias gratuitas (la Encarta de Microsoft cuesta 100 euros) como Wikipedia o la Enciclopedia Libre Universal en Español (http://enciclopedia.us.es), programas para estudiar el universo (Celestia) o contemplar la Tierra a vista de pájaro (Google Earth).

Juegos también hay por miles en versiones gratuitas (normalmente sencillos o 'demos jugables') y libres (Chess, Sokoban, Lbreakout, Crack Attack!, Neverball...), pero no compiten con los avanzados (y caros) juegos de última generación. En definitiva, con un poco de información sobre los programas disponibles es fácil ahorrar los miles de euros que cuesta tener legalmente los programas 'imprescindibles'.

NAVEGAR A LA CARTA

Todo en un CD
http://theopencd.org

  Para descargar un CD completo con programas libres (Internet, ofimática, diseño, multimedia, utilidades y juegos) para Windows. Otros sitios que recopilan software libre para el sistema operativo de Microsoft:
GNUWin (http://gnuwin.epfl.ch/) y www.fceia.unr.edu.ar/lcc/cdrom.

Libres y gratuitos
www.dered.net

Freesoftware 3.0 mezcla programas libres (freesoftware) y/o gratuitos (freeware) para Linux, Windows y MacOS X, al igual que cdlibre.org.

Proyectos
http://sourceforge.net

  SourceForge.net pasa por ser el sitio web más importante para el desarrollo del software libre, cuna -proporciona alojamiento gratuito- de decenas de miles de proyectos.


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto