Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal:


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Servicios y hogar

Λ

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Maquinillas eléctricas de afeitar: La mejor, la más sencilla

El mayor precio de una maquinilla significa más accesorios y funciones pero no un mejor apurado ni menos irritaciones en la piel

Se han analizado siete maquinillas de afeitar eléctricas muy distintas para averiguar, entre otras cuestiones, si los diferentes sistemas de afeitado influyen en el apurado conseguido y en el grado de irritación que causan a la piel del usuario. Su precio oscila entre los 70 euros de Braun 5444 y los 137 euros de Philips HQ7740. La mejor relación calidad-precio es la de Braun, porque además de la más barata, fue la mejor valorada por los usuarios ya que consiguió el mejor rasurado, a pesar de que a su vez sea la más parca en prestaciones.

Estas maquinillas de afeitar, al ser aparatos eléctricos, deben superar unas estrictas pruebas de seguridad que verifiquen que no son peligrosas para los usuarios. Tras los pertinentes exámenes de laboratorio, las siete demostraron ser seguras. Sin embargo, los resultados no fueron tan positivos cuando se comprobó su compatibilidad electromagnética, la posibilidad de que perturben a otros equipos eléctricos o de que sean alteradas por una descarga eléctrica. Las siete son inocuas para el resto de aparatos, pero el cargador de Philips HQ7740 deja de funcionar definitivamente cuando se le aplica una descarga electrostática por contacto de ± 4kV, por lo que no se puede seguir utilizando la máquina (sólo funciona a baterías); este es un fallo muy grave, ya que este tipo de descargas son inferiores a las que se producen cuando el ambiente está "muy cargado" y al tocar con la mano una superficie metálica sentimos un calambrazo.

Sistemas de corte

Estas maquinillas utilizan dos sistemas de afeitado: cuchillas giratorias o láminas vibratorias. En la prueba de uso ninguna técnica se mostró superior a la otra, ya que el mejor afeitado lo ofrece una maquinilla con láminas, el segundo y el tercero mejor son de cuchillas, los dos siguientes de láminas y los dos últimos nuevamente cuchillas. Por tanto, no es éste un factor esencial.

El sistema de cuchillas no apura más que el de láminas vibratorias y viceversa

Los cabezales donde van insertadas las cuchillas son basculantes, por lo que se adaptan al contorno de la cara para conseguir un afeitado más apurado. Los dos modelos de Braun son las únicas que brindan al usuario un modo "estático" si éste prefiere que el cabezal no balancee. Las cuchillas, como todos los elementos cortantes, se desgastan con el uso. En las maquinillas analizadas se pueden reemplazar sin necesidad de desechar el aparato completo. Las menos duraderas (a tenor de lo expresado en sus manuales) son las dos de Remington y la de Panasonic, que se deben reemplazar cada año. Las que más aguantan son las de Philips, que pueden llegar hasta los dos años.

Las muestras analizadas incluyen tapa protectora, sistema corta-patillas y bolsa de viaje, excepto Braun 5444 sin este útil de transporte. Los cabezales de Panasonic, Remington R9400 y Braun 6680 se pueden limpiar bajo el grifo, mientras que el de Philips HQ7740 además permite afeitarse bajo la ducha. La limpieza del resto es preciso hacerla en seco con un pequeño cepillo.

Tamaño y peso

Una maquinilla debe ser pequeña y de poco peso para que resulte manejable. La menor, con diferencia, es Braun 5444 (58x135x32 cm), seguida de Panasonic (un 56% más grande) y Braun 6680 (59%). Las más voluminosas son Remington R9400 y ambas de Philips, más del doble de grandes que la más pequeña. Remington R950 es, sin embargo, la menos pesada (175 gramos), y Braun FreeGlider 6680 es la de mayor peso, con 250 gramos. Su consumo eléctrico es realmente reducido y en todos los casos se ajusta a lo que indican en el etiquetado: desde los 2,2 W de Philips 6445 hasta los 9W de Philips HQ7740.

Philips 6445 únicamente funciona enchufada a la red eléctrica, la otra Philips (el modelo HQ7740) sólo lo hace con baterías, con lo que, cuando se descarga hay que esperar a que vuelva a cargar para usarla de nuevo. Las cinco restantes pueden funcionar mediante ambos sistemas de alimentación.
Algunos equipos incluyen un dispensador de loción que hidrata el rostro a medida que se avanza en el afeitado, calmando la irritación producida; es lo que se conoce como "afeitado húmedo" presente solo en Philips HQ7740 y Braun 6680 que incorporan una muestra de estas lociones.

Prueba de uso: la clave

Cuatro hombres que acostumbran afeitarse con maquinillas probaron las siete muestras según recomiendan en cada manual y valoraron, del 1 al 10, diversos ítems siguiendo un protocolo estandarizado (UNE-EN 61254:1997) que mide la aptitud a la función de estos aparatos.

Después de cada afeitado, los usuarios respondieron a varias cuestiones sobre el apurado (eficacia del corte de la barba) en distintas zonas de la cara (cuello, mejilla, barbilla y bigote) y la irritación producida en la piel. La mayoría de los equipos alcanzaron una puntuación notable en la eficacia del apurado y en la ausencia de irritación. Las excepciones fueron Remington R9400 con 6 puntos sobre 10 y Remington R950, con sólo 5,8 puntos (en gran medida por la sensación de irritación que deja en la piel, sobre todo en el cuello) y, por tanto, las peores con diferencia en este apartado. Braun 5444 (8,3 puntos sobre 10. La mejor tanto en apurado y en ausencia de irritación), Philips HQ7740 (8,1 puntos) y Philips 6445 (7,8 puntos) demostraron ser las más eficaces en este ámbito, que, muy posiblemente, es el más importante de todo el análisis. La mejor cortapatillas fue la de Braun 5444, y la peor la de Remington R9400, que sólo llegó a los 6,5 puntos sobre 10.

En cuanto a la valoración de la maquinilla en sí (dejando al margen su eficacia), todas aprobaron y consiguieron, de media, al menos un notable. Las dos Philips y Braun 5444 se situaron por encima de 8 puntos sobre 10. Lo usuarios, en contra de lo que pudiera parecer, no le dieron excesiva importancia al sistema de alimentación: las maquinillas mejor valoradas son una que sólo funciona enchufada a la red eléctrica (Philips 6445), otra que sólo lo hace con baterías (Philips HQ7740) y una tercera que admite ambos sistemas (Braun 5444).

Similares en facilidad de limpieza

Según los usuarios todas las maquinillas resultan fáciles de limpiar, y, como era previsible, la mejor en este apartado es una de las que admite la limpieza húmeda: Philips HQ7740, con 9,3 puntos sobre 10. Choca que la segunda mejor sea una que se debe limpiar en seco con un pequeño cepillo: Philips 6445. También superan los ocho puntos Panasonic (8,3 puntos) y Braun FreeGlider 6680 (8 puntos); ambas se pueden limpiar bajo el grifo. 

Según los usuarios, las maquinillas más silenciosas fueron las de Philips y las más ruidosas Braun FreeGlider 6680 y Panasonic ES7026. ¿Por qué no se midió el ruido en el laboratorio de una manera objetiva? Los decibelios que emite un aparato no indican suficientemente lo molesto que resulta su ruido, ya que influyen factores como la frecuencia. Por ello, se prefirió un examen subjetivo de un apartado esencial en un producto que en ocasiones se utiliza mientras otras personas duermen.

La información que ofrecen (manuales, precauciones sobre seguridad...) es correcta, salvo en el periodo de garantía de Panasonic, que indica un año en vez de los dos a los que obliga la ley. Remington ofrece un periodo de prueba de 30 días tras los cuales es posible cambiar el producto.

En cuanto a su calidad global, Braun 5444 y Philips 6680 alcanzan el 'muy bien', seguidos de Braun 6680 y Panasonic que consiguen el 'bien', Remington R9400 y Remington R950 que se quedan en el 'aceptable' y, por último, Philips HQ7740 que suspende no por su mala aptitud a la función (que es excelente) sino por fallar en la prueba de compatibilidad electromagnética, un defecto que con relativa facilidad puede inutilizar definitivamente el aparato.

¿Cuánto duran las baterías?

Para comprobar la autonomía de cada batería (Philips 6445 sólo funciona conectada a la red eléctrica) se cargó y descargó cada equipo una vez, y fueron recargados de nuevo. La prueba consistió en poner en marcha cada equipo en periodos de uso de cinco minutos 'al aire' (esto es, la maquinilla encendida sin que hiciera presión sobre ninguna superficie) separados por intervalos de 24 horas hasta el final de su batería.

La que más dura es precisamente la que no permite su uso enchufada, Philips HQ7740, que superó los 85 minutos de funcionamiento. Le sigue Braun 6680, con 66 minutos. La de menor duración fue Remington R950, con sólo 42 minutos de autonomía. Tengamos en cuenta, de todos modos, que en un uso normal, la fricción hará que se consuma más electricidad y la autonomía será menor.
Pero, al menos tan importante como la duración de la batería es el tiempo que tarda en cargar. Por ejemplo, Remington R950 o Braun 5444 necesitan 16 horas para llenarse, mucho más tiempo que Braun 6680, Panasonic y la otra Remington, que sólo necesitan una hora de carga. Eso sí, todas advierten cuándo la batería está próxima a agotarse.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto