Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal:


Estás en la siguiente localización: Portada > Tecnología > Software

Λ

Ofimática: Los otros 'office'

Existen varias alternativas a Microsoft Office, algunas completamente gratuitas

Más del 90% de los ordenadores personales utiliza el 'paquete ofimático' (procesador de textos, hoja de cálculo, base de datos, etc.) de Microsoft. Sin embargo, hay media docena de alternativas reales, por prestaciones y compatibilidad. Es cierto que ninguna alcanza el conjunto de aplicaciones ofrecidas en Microsoft Office (MS Office), bien acabadas, intuitivas e integradas entre sí, pero representan una opción mucho más asequible. De hecho, existen al menos dos paquetes de ofimática completamente gratuitos: EasyOffice y OpenOffice.

En primer lugar, conviene desterrar la idea de 'cuanto más mejor' tanto en el hardware (el PC más potente con todo el equipamiento posible) como en el software (siempre la última versión del programa de moda). Las herramientas que no se utilizan no son más que un incordio que ocupa espacio y recursos del sistema y, en la mayoría de ocasiones, cuestan dinero.

  MS Office viene cargado de aplicaciones, pero algunas de ellas jamás las utilizará el usuario medio ni sabrá para qué sirven en un uso doméstico. Sus programas más conocidos son el procesador de textos (Word), la hoja de cálculo (Excel) y el gestor de correo electrónico (Outlook). Pero si no se dan instrucciones en contra, la instalación colocará además un programa para presentaciones gráficas (Power Point), bases de datos (Access), un editor para hacer páginas web (Front Page) y programas para empresas (como Publisher o Project).

Si no se necesitan, es mejor no instalarlos o acudir a programas específicos (sólo el procesador de textos, por ejemplo). Si se va a recurrir de forma efectiva a la mayoría de las aplicaciones, merece la pena, al menos a quien esté preocupado por la salud del bolsillo, echar un vistazo a otras alternativas menos onerosas o incluso gratuitas. Las últimas versiones de MS Office cuestan cerca de 600 euros, más si se trata de la 'edición profesional'. Ése es el precio por licencia de uso (por cada usuario), por lo que una empresa que precise un centenar de licencias deberá hacer una notable inversión.

Alternativas libres

EasyOffice, de e-press, es un conjunto de aplicaciones compatible con MS Office que se puede descargar de forma gratuita (30 euros si se adquiere el CD-ROM). Ofrece una veintena de programas, desde el procesador de texto (EasyWord, que se puede descargar de forma independiente y ocupa sólo 4MB) hasta programas para correo electrónico, gráficos, HTML, bases de datos o presentaciones.

Pero, sin duda, la aplicación gratuita y libre más popular (con más de 15 millones de descargas) es OpenOffice. No cuesta un euro instalarla, utilizarla ni actualizarla. Ni siquiera requiere registro. Incluye procesador de textos y editor de páginas web (Writer), hoja de cálculo (Calc), módulo de dibujo (Draw) y presentaciones (Impress). Está disponible en más de 30 idiomas y funciona en Solaris, Linux, Mac y también en Windows: abre y edita la mayoría de documentos de Word, Excel o PowerPoint, con la única limitación de los 'macros' (no funcionan en OpenOffice, aunque se mantienen en el documento y se pueden editar de nuevo en MS Office).

Sun Microsystems, principal artífice del proyecto junto con una comunidad de voluntarios, ofrece una versión comercial, StarOffice (80 euros), basada en el mismo código y con algunos elementos más, como tesauros en varios idiomas, imágenes prediseñadas y, sobre todo, el soporte técnico de Sun. Al igual que OpenOffice, StarOffice está creada con estándares abiertos, es fácil de utilizar y su aspecto no difiere mucho de MS Office.

Alternativas económicas

Además de StarOffice, se pueden adquirir otros programas de ofimática con un considerable ahorro respecto a MS Office. La 602PC Suite de Software 602, por ejemplo, cuesta un 90% menos y ofrece su propio procesador de textos y hoja cálculo, compatibles con Word y Excel, además de exportar documentos a PDF, organizar y editar imágenes o compartir documentos online. La propia Microsoft tiene una versión económica de Office (Microsoft Works), con los mismos programas pero con prestaciones menos avanzadas.

Por un poco más de dinero, Corel WordPerfect Office es una aplicación muy avanzada, de gran compatibilidad y con todo lo exigible a un paquete de ofimática (excepto, quizá, aplicaciones gráficas y email). Por más o menos el mismo precio (alrededor de 300 euros), IBM comercializa la Lotus Smartsuite, también compatible con documentos de MS Office y de otros programas, especialmente interesante para las empresas que trabajan con Lotus Notes (programa de mensajería, correo electrónico, agenda, etc.). Los usuarios de Mac cuentan con versiones de MS Office, además de los programas propios AppleWorks e iWork. También pueden probar NeoOffice, la versión de OpenOffice para el sistema operativo Mac OSX.

En realidad, la única gran ventaja de MS Office sobre otros productos similares es que todo el mundo lo utiliza y, por tanto, nunca se presentan problemas de compatibilidad para compartir archivos (lo mejor para evitar tales problemas con los documentos de texto es emplear el formato RTF, Rich Text Format, que todos aceptan, o el PDF).

 OpenOffice
http://es.openoffice.org

Desde el sitio en español de OpenOffice.org se puede descargar la última "versión estable" (2.0) de esta suite ofimática libre y gratis, así como acceder los sitios en gallego y catalán. En euskera (http://eu.openoffice.org/) está disponible sólo hasta la versión 1.1.

  EasyOffice
www.e-press.com

Compatible con Microsoft Office, EasyOffice ofrece completamente gratis todas las aplicaciones ofimáticas más utilizadas. Existe una versión que en parte está en español, con diccionario y corrector pero con los menús en inglés. Los usuarios de Linux pueden probar KOffice (www.koffice.org).

  Alternativas libres
alts.homelinux.net

En el apartado de ofimática hay disponibles 52 alternativas no comerciales a los programas de oficina más populares.

ENLACES

OpenOffice
http://es.openoffice.org

StarOffice
http://es.sun.com/software/staroffice/

602 PC Suite
www.software602.com/products/pcs

Lotus SmartSuite
www-306.ibm.com/software/es/applications

WordPerfect Office Family
www.wordperfect.com

NeoOffice
www.neooffice.org

AppleWorks
www.apple.com/appleworks

iWork
www.apple.com/iwork

MS Office
www.microsoft.c/spain/office

¿Office para PCs tontos?

Los PCs tontos o Network Computer (ordenador de red) han sufrido altibajos desde hace décadas. La idea se basa en un ordenador sin disco duro, poca memoria y un procesador de gama baja, que puede trabajar conectado a una red, empleando los recursos de un potente ordenador remoto. Con la llegada de Internet, el concepto volvió a tomar forma: un terminal tonto (muy barato, por tanto) funcionaría con aplicaciones instaladas en un servidor lejano. Sin embargo, se ha caminado en dirección opuesta y sólo algunas empresas trabajan con este tipo de terminales que 'tiran' de un ordenador central o mainframe.

Oracle, Microsoft, Intel y finalmente Sun apostaron sin éxito por los Network PC. El último gran envite, el Corel Office para Java, con su procesador de textos (WordPerfect), base de datos, presentaciones, etc., languideció. La idea no es tan tonta como los PCs: el usuario cuenta con una oficina virtual, con todas sus aplicaciones accesibles desde cualquier puesto desde el que se conecte.


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto