Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa > Lo más práctico > Consejos

Λ

Humedades: Prevención, revisión y diagnóstico, puntos clave

La observación atenta y la precaución pueden evitar serios problemas

Son muchos los hogares que conviven con la humedad, un incómodo enemigo que provoca sensación de frío, propicia la aparición de mohos, ácaros, manchas en las tapicerías y puede llegar a causar problemas respiratorios a los habitantes de la casa.

La observación atenta y la precaución evitan problemas

Si no se tratan debidamente, las humedades van a más y pueden convertirse en un problema muy serio que ocasione daños en la construcción y, por tanto, deterioro en la seguridad de la vivienda. Su eliminación es cosa del especialista; su prevención y localización corresponde a quien habita la vivienda.

Buscando las causas

  •  La humedad puede ser provocada por la pérdida de agua de una tubería o por un mal drenaje de ventanas y puertas.
  • La porosidad de los suelos de sótanos u otras construcciones bajo nivel es responsable de humedades que suben desde el suelo hacia el interior de una vivienda.
  • La condensación también causa humedades interiores, así como las grietas en la mampostería.
  • Cuidado con los golpes ocasionales que reciben puertas y ventanas. Pueden producir una caída del revoque de alrededor de los marcos. Por estos espacios se puede filtrar humedad. Rellene los huecos con masilla selladora resistente al agua.
  • Revise una vez al año el correcto funcionamiento de los canales, las bajantes de evacuación y el estado de impermeabilización de los muros. No descuide tampoco el grado de limpieza de la red de drenaje y evacuación y las posibles fisuras y grietas de los suelos. No se olvide de la limpieza y el correcto funcionamiento de los elementos de desagüe (sumideros, canalones y rebosaderos) de la cubierta.
  • Compruebe cada tres años si se han abierto fisuras, deformaciones, etc., en la fachada y el estado de conservación del tejado (tejas, cambios de inclinación, etc).

Cómo detectar el problema

 

  • Compruebe si se trata o no de un problema de condensación pegando con cinta adhesiva un trozo de papel de aluminio sobre la pared afectada. Si aparece vaho en la cara visible del aluminio, hay condensación.
  • Las filtraciones por lluvia que afectan al interior de la vivienda se manifiestan en forma de manchas perfectamente delimitadas que crecen con el aumento de las precipitaciones.
  • Uno de los síntomas de humedad exterior es la aparición de eflorescencias blancas en la fachada. El moho, el musgo o las grietas también son indicio de humedad.
  • Si su pared presenta, tanto por fuera como por dentro, manchas blancas de salitre, su problema es la humedad ascensional (llamada así porque sube por la pared desde el suelo). Si no lo trata, con el tiempo puede aparecer musgo en el exterior, mientras que en el interior la pintura se desconchará y la pared se llenará de moho.
  • Las llamadas humedades accidentales provienen de fugas en los conductos de agua (rotura de una cañería, mal sellado de una junta, etc.). Se manifiestan sobre la pared o el techo afectado en forma de aureolas concéntricas que se agrandan a medida de que el agua se acumula.
  • El agua empleada para mezclar los materiales utilizados en la construcción (hormigón, yeso, mortero, etc.) suele exudar hacia la superficie provocando ligeras humedades que aparecen, indistintamente, en suelos, paredes, techos, etc.

Cómo combatir la condensación

  • Emita menos vapor de agua.
  • Mantenga la temperatura del agua caliente a menos de 50º C.
  • Cocine siempre con las cazuelas tapadas.
  • Siempre que sea posible, seque la ropa en el exterior de su vivienda.
  • Cierre las puertas de las estancias más húmedas, sobre todo cocina y baño.
  • Evite el funcionamiento continuado de aparatos de combustión sin evacuación, sobre todo las estufas catalíticas.
  • En la cocina y en el baño, procure conducir los vapores hacia el exterior mediante extractores.
  • Aumente la temperatura de las paredes frías.
  • Evite las puertas y ventanas metálicas.
  • Instale doble acristalamiento en las ventanas.
  • Mejore el aislamiento exterior de las paredes y elimine los puentes térmicos.
  • Utilice un deshumidificador. Mejor si es eléctrico.
  • Asegure una buena ventilación. Abra todos los días las ventanas durante diez minutos. Conseguirá reducir el porcentaje de humedad relativa del aire del interior.
  • Separe los armarios y librerías de las paredes frías. Los armarios adosados a paredes exteriores proporcionan un espacio restringido donde se puede producir la condensación.

Manos a la obra

  • Ante el primer síntoma de humedad, busque de inmediato el método adecuado para solucionarlo y, posteriormente, impermeabilice en superficie para evitar que se repita. No deje que el problema vaya a mayores.
  • Repare las grietas, por mínimas que sean, en cuanto aparezcan. Es posible que detrás haya una tubería que con el tiempo puede tener filtraciones que pasarán a la grieta y posteriormente a toda la pared.
  • Repare cuento antes las filtraciones producidas por la lluvia o la nieve. De lo contrario, la humedad terminará convirtiéndose en un continuo goteo
  • No intente impermeabilizar una superficie sin haber secado antes la mancha de humedad.
  • Para secar la mancha de humedad debe calentar la habitación de forma constante durante varios días.

Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto