Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal:


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Servicios y hogar

Λ

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Cafeteras exprés: Notables diferencias en el sabor

Son muy distintas en la calidad del café que elaboran y en el precio, pero las más caras no son mejores

  Se han analizado siete cafeteras exprés cuyo precio va desde los 89 euros de Ariete Cremissimo y Ufesa Presto hasta los 140 euros de Saeco Via Venetto.

La mejor relación calidad-precio es Rowenta Adagio ES170 por hacer el mejor café y por ser la más sencilla de usar, todo ello a un precio que sitúa en la media del de las muestras estudiadas. Una de las dos más baratas, Ariete Cremissimo, es una buena opción: hace un café tan bueno o mejor que el de las más caras, y es la que menos energía consume.

Las cafeteras exprés consiguen la infusión haciendo pasar agua muy caliente por el café molido a gran presión durante un corto espacio de tiempo. Así, se emulsionan sustancias grasas que, de otro modo, se perderían: la función de estas grasas es dar cuerpo al café, preservar elementos aromáticos que hacen que el sabor perdure en la boca y formar en la superficie del líquido una fina capa de crema. Es por ello que el café exprés debe ser consumido inmediatamente después de su preparación.

Las siete cafeteras analizadas cuentan con depósito de agua extraíble para facilitar su llenado e incorporan también vaporizador para calentar leche (que también puede ser utilizado para hervir agua y hacer té u otras infusiones). El caudal de vapor no es regulable en Krups Exprés Line y Rowenta Adagio ES170. Por otro lado, las siete disponen de pilotos para indicar que se encuentran en uso y bandeja recogegotas. En Rowenta, esta bandeja no es extraíble, lo que dificulta su limpieza.

Para poder guardarlas

Las diferencias de tamaños fue notable: la cafetera más pequeña es Delonghi (18,6x28,8x21,7cm). Ariete (un 54% más grande que la más pequeña), Saeco (57% más), Rowenta (68% más) y, sobre todo, Ufesa (87% más) son considerablemente más voluminosas. Un cable largo significa mayor libertad para colocar la cafetera lejos del enchufe. El de Krups es el de mayor longitud, con 127 centímetros, seguido por Ufesa (123 cm) y Ariete (122 cm). El cable más corto es el de Rowenta, con sólo 82 centímetros. Eso sí, esta cafetera (al igual que Krups y Saeco) ofrece un útil sistema enrollacables lo que facilita su almacenaje. En cuanto al consumo eléctrico real de estos pequeños electrodomésticos, la de gasto más moderado es Ariete, con 931 W, mientras que las de más consumo son Ufesa (1.120 W) y Rowenta (1.112 W).

Los depósitos de agua incorporan un indicador de nivel de agua para saber cuándo es preciso rellenarlos, salvo Rowenta cuyo depósito es transparente, a pesar de lo cual no resulta efectivo para saber cuánto agua hay porque el nivel no queda a la vista. En cuanto a su capacidad, Rowenta es la que tiene el depósito menor, con sólo 12 tazas (de 43 cm3 cada una), menos de la mitad que la mejor en este apartado, Saeco, con 26 tazas. Pero lo más sorprendente es que los resultados de esta prueba no coinciden con lo indicado en sus etiquetados: las tres cafeteras que informan de su capacidad anuncian volúmenes que no se corresponden con la realidad: Solac indica 23 tazas cuando sólo llega a 20 y Ufesa anuncia 20 en vez de sus 18 reales, aunque el caso más inaceptable es el de Delonghi, que anuncia 30 tazas y sólo ofrece 18. Las otras cuatro cafeteras no informan de este dato.

Elementos añadidos

En cuanto a los accesorios, todas incluyen una cuchara dosificadora, filtro para hacer a la vez una o dos tazas y un portafiltros de café molido con adaptador que sirve para hacer café con crema. Krups y Saeco son las únicas cafeteras sin pisón para aplastar el café en el cacillo, útil para que la infusión tenga un sabor y aroma más intenso. Rowenta tampoco incluye pisón, pero no lo necesita porque el propio aparato presiona el café molido cuando se introduce. Además, en Rowenta es más sencillo quitar los posos de café. Krups es capaz de mantener las tazas de café calientes.

Todas las cafeteras pueden hacer dos tazas a la vez, pero en Krups, Delonghi y Saeco la cantidad dispensada en cada taza es distinta. En Delonghi llega a haber hasta 26 mililitros de diferencia entre las dos tazas. En cuanto al tiempo de erogación (el que transcurre desde que se aprieta el botón hasta que el café completa la taza) llega a variar hasta un 100% en la misma cafetera, como en Krups o Delonghi. Solac y Rowenta son las más rápidas y Rowenta es también la que ofrece una temperatura de la infusión más elevada y uniforme.

Prueba de uso

Seis usuarios habituales probaron cada una de estas cafeteras para tener una idea de la utilidad real de estos pequeños electrodomésticos. Las siete cafeteras aprueban con un "bien" y hay pocas diferencias entre ellas.

El manual de Ariete suspendió por incómodo y poco claro, todo lo contrario que el de Krups, que destacó por su utilidad y claridad y que ofrece incluso un pequeño libro de recetas. Ariete también falla por lo incómodo de su vaporizador. El mejor diseño (aunque algo voluminoso) es para Ufesa, con 4,3 puntos sobre 5. Rowenta falló en facilidad de mantenimiento y limpieza por ser la única que no dispone de bandeja recoge-gotas extraíble, pero es también la única con mecanismo de eyección de posos (lo que facilita su expulsión). Solac y Ufesa (4,2 y 4 puntos sobre 5, respectivamente), son las mejor valoradas para calentar líquidos. En formación de espuma destaca Ariete. En la valoración general de los equipos las diferencias son mínimas, apenas dos décimas entre el mejor y el peor: de 3,5 puntos sobre 5 posibles a 3,7 puntos.

La información al consumidor es correcta, salvo dos de las garantías. La de Solac ofrece sólo un año cuando el mínimo legal son dos (lo que no obsta para que el consumidor esté protegido por estos dos años de garantía, diga lo que diga el documento), y la de Ariete por estar escrita únicamente en italiano. En cuanto a la seguridad eléctrica, todas las cafeteras superaron las numerosas y exigentes pruebas de laboratorio.

En el sabor, ¿influye la molienda?

Cada sistema para hacer café tiene su molienda: cuanto más corto sea el contacto entre el café y el agua, más finos deberán ser triturados los granos. Los cafés exprés necesitan una molienda muy fina, las cafeteras italianas una molienda fina, las de filtro (melita o goteo) una gruesa y si el café se prepara en una cafetera de émbolo o en puchero una molienda muy gruesa.

El café es uno de los pocos productos, junto con el aceite o el vino, que se juzga profesionalmente mediante una cata muy estandarizada, por lo que para comprobar si el resultado final realmente varía al cambiar de molienda cuatro expertos analizaron las cualidades organolépticas de dos tazas por cada cafetera: una con molienda específica para cafeteras exprés y otra con molienda estándar.

La principal conclusión es que merece la pena utilizar café con una molienda específica para estas cafeteras. En cuanto al resultado con cada cafetera, la única que alcanza el "muy bien" es Rowenta (en molienda genérica sólo "bien"), seguida por Solac ("bien" con ambas moliendas). En cambio, los peores cafés (con un mediocre "correcto" con molienda especial, y un suspenso con molienda estándar) son los hechos con Krups y Delonghi.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto