Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal:


Estás en la siguiente localización: Portada > Tecnología > Hardware

Λ

Memorias USB: El sustituto del disquete

Los llaveros USB permiten transportar gran cantidad de información en el bolsillo

  Tienen el tamaño de un mechero, vienen en diversos colores y formas y se llevan en la muñeca, colgados del cuello o entre las llaves del llavero. Se trata de pequeños dispositivos para almacenar, transportar o enviar archivos digitales, esto es, desde cualquier tipo de documento hasta versiones de los programas más utilizados, pasando por fotografías o canciones en MP3. Son los hermanos mayores del desgastado disquete, más fiables y con 1.000 veces su capacidad, y se conocen en castellano como memorias o llaveros USB, aunque a veces se utiliza alguno de sus nombres en inglés: flash drives, pen drives, USB drives o USB keys.

De entre los dispositivos encargados de tomar el relevo al disquete, las memorias USB destacan frente al resto (los CDs grabables, por ejemplo) por su sencillez y manejabilidad. Ofrecen la capacidad de un pequeño disco duro (desde 32 megabytes a 4 gigabytes, aunque los de 128 MB y 256 MB los más utilizados por la relación entre precio y prestaciones). Se transportan cómodamente en el bolsillo y se conectan al ordenador para intercambiar datos de manera simple: basta enchufarlos a la entrada USB (presente en todos los ordenadores desde hace más de un lustro) para intercambiar archivos con el PC. El contenido de estas memorias aparece en la pantalla como si se tratase de otra unidad de disco (dentro de 'Mi PC' si usamos Windows), y para grabar sobre ellos es suficiente con arrastrar los datos con el ratón, sin utilizar ningún programa específico.

Cualquier persona que use habitualmente más de un ordenador (por ejemplo, que tenga un PC de sobremesa y un portátil) encontrará en las memorias USB la manera más eficaz de transportar archivos. El precio de estos dispositivos se ha reducido a medida que aumentaba su capacidad; actualmente una memoria flash de 256 MB, en la que se pueden guardar tres horas de música, decenas de fotos o cientos de documentos, cuesta alrededor de 40 euros.

Algo más que espacio para archivos

Muchos de estos dispositivos ofrecen algo más que espacio para transportar datos. Lo más habitual es que sean capaces de reproducir MP3, aunque también se pueden encontrar memorias USB que hacen las veces de reloj, calculadora, grabadora, sintonizador de radio e incluso cámara digital.

El futuro de estos dispositivos es integrarse en otros, puesto que cámaras, reproductores de música o PDAs sirven también para almacenar y transportar datos en sus tarjetas de memoria. Lo que ocurre es que estas memorias portátiles aún están dando los primeros pasos, pues no hace tanto que Pen Drive (www.pendrive.com) lanzó la primera memoria flash USB, con una capacidad (ahora ridícula) de ocho megabytes y un precio muy elevado. Según Semico Research, de los 30 millones de dispositivos vendidos en 2003 se pasará a los 250 millones en 2007. En países donde su uso está más extendido, como Japón, ya hay diversas iniciativas para aprovechar este aparato, como la posibilidad de comprar entradas de espectáculos por Internet y guardarlas en el llavero USB.

Para todos los gustos

Dado que se trata de un dispositivo para 'llevar puesto', los fabricantes se han esmerado para crear memorias flash de diseño atractivo. Pero por encima de estética, tamaño y peso, el usuario debe valorar qué uso le dará al llavero USB para elegir bien entre los numerosos modelos del mercado. Para un uso 'normal', como transportar documentos entre la oficina o universidad y el ordenador de casa, bastarán 128 MB o, dado que ya cuentan con un precio asequible, 256 MB. Si se trata de guardar pesados archivos multimedia o de realizar una copia de seguridad de lo más importante del disco duro (la memoria USB puede utilizarse para arrancar y recuperar un sistema), habrá que plantearse invertir en dispositivos de uno o dos gigabytes, aunque hay que valorar si en estos casos no compensa un CD o un DVD grabable, más incómodo pero de gran capacidad y de precio más reducido.

El usuario también deberá contemplar si le interesan las prestaciones añadidas que ofrecen algunas memorias portátiles, como la capacidad de reproducir música. Si se tiene un ordenador antiguo, hay que saber que los llaveros USB no dan problemas con las últimas versiones de Windows, Linux y Mac (que los reconocen automáticamente), pero necesitarán drivers (controladores) para entenderse con Windows 98 o una versión anterior a Mac OS 9. También es importante la velocidad de transmisión, en especial si se almacenan gran cantidad de datos: los que utilizan USB 2.0 mueven datos a una velocidad (hasta 20 MB por segundo) muy superior a la del estándar USB 1.1 (alrededor de 1 MB por segundo).

Seguridad

Al usuario que maneje habitualmente dos ordenadores le resultarán útiles programas como el 'Pen Drive Manager', que sincronizan de forma automática los archivos del llavero USB y ambos PCs. Si se transportan datos sensibles o documentos importantes que no deberían caer en manos extrañas, es posible contar con una protección por contraseña para que sólo el propietario pueda acceder al contenido del dispositivo.

Moda USB

Al contrario que otros dispositivos de almacenamiento, la memoria flash no contiene partes móviles, por lo que es especialmente resistente a los 'malos tratos'; SanDisk (www.sandisk.com) demostró la resistencia de su modelo Cruzer Titanium haciendo pasar un coche por encima. Por eso no hay problema para que las memorias USB se integren en objetos de uso cotidiano como llaveros, bolígrafos, mecheros, relojes e incluso navajas suizas.

Como ocurre con los teléfonos móviles, con la extensión de su uso aparecen más modelos. De hecho, ya hay empresas que ofrecen personalizarlos (www.customusb.com). Cada vez son más pequeños, ligeros (unos 20 gramos) y adoptan formas más atractivas: los hay plateados con forma de estuches de pintalabios, de colorido brillante, transparentes o diseñados para que luzcan bien en el cuello, como cualquier colgante. Esta moda llega hasta los niños -hay 'Disney Flash Memory', con motivos de Mickey Mouse y otros personajes, y patitos con memoria que se iluminan al enchufarse al PC (www.dynamism.com/iduck)- o la cocina, con USB sushi drives (www.dynamism.com/sushidisk) y memorias con forma de pastelitos (www.usbmincepies.co.uk).

  • 'Gadgetmanía'
    www.gizmodo.com
    Este 'weblog de gadgets' da buena cuenta de las últimas novedades tecnológicas, desde lo más útil a lo más estrambótico. En español, SoloGadgets.como xataka (www.xataka.com) son muy buenas alternativas.
  • De un vistazo
    www.usbflashdrive.org
    La página de la asociación de empresas 'USB Flash Drive Alliance' ofrece información para convencer al consumidor de las ventajas de la memoria USB.
  • De tiendas
    www.flash-memory-store.com
    Por prestaciones, tamaño o marca, todo tipo de memorias flash para comprar online. De entre las tiendas españolas, Fullhardware (www.fullhardware.com) es una buena opción por la cantidad de productos que ofrece.

Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto