Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal:


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Sociedad y consumo

Λ

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Estaciones de autobús y de ferrocarril: Mejor las de tren que las de autobús

Las estaciones de autobús suspenden en limpieza y conservación, y en seguridad tanto unas como otras se quedan en un "aceptable"

  Millones de personas utilizan diariamente las estaciones de autobús y de tren de nuestro país. Estas Navidades se pondrán a prueba aspectos como la comodidad de las estaciones, la cantidad y la calidad de la información que ofrecen, el estado en que se encuentran o los servicios que proporcionan a los viajeros, por citar sólo algunos. Para conocer en qué grado las estaciones de autobús y de tren de nuestro país satisfacen las expectativas de sus usuarios, técnicos de CONSUMER visitaron a principios de noviembre 21 estaciones de ferrocarril y 19 de autobús en 17 ciudades: Madrid, Barcelona, Sevilla, Valencia, Bilbao, Málaga, Zaragoza, Cádiz, San Sebastián, Pamplona, Vitoria, Logroño, A Coruña, Murcia, Oviedo, Alicante y Castellón.

La primera conclusión es que las estaciones de autobús obtienen peor nota que las de tren: suspenden el 42% de las de autobús, mientras que sólo el 10% de las de tren suspenden el examen de CONSUMER .

Los principales aspectos a mejorar en las estaciones de autobús son la limpieza y conservación (papeleras en mal estado o llenas; carencia de recipientes para reciclaje de residuos, instalaciones sucias, rotas y mal cuidadas, aseos sucios?), apartado en el que suspenden; el equipamiento y los servicios que ofrecen (escasez de asientos, ausencia de zonas cerradas y cubiertas para esperar, falta de cafetería o de máquinas expendedoras) y la seguridad (se echan de menos cámaras de videovigilancia, planos de evacuación y de qué hacer en caso de incendio, y personal de seguridad). Las estaciones de tren tienen menos cosas que mejorar, lo deben hacer sobre todo en la seguridad, por idénticos motivos que las de autobús. Lo más positivo en ambos casos ha sido la información ofrecida a los usuarios. Otra conclusión destacable es que las estaciones de tren logran mejor nota que las de bus en todos los apartados excepto en el de seguridad, bloque que en ambos tipos de estación ha merecido un discreto "aceptable". En general las estaciones de tren ofrecen mejores prestaciones a los viajeros. En los precios que rigen (al margen de los viajes), hay diferencias significativas: un café con leche: cuesta 0,60 euros en la estación de tren de Valencia y casi tres veces más, 1,65 euros, en la de Barcelona-Norte. Las mejores estaciones de tren fueron la de Málaga y Sans (Barcelona), y las peores las de Vitoria y Logroño, ambas de Renfe. Y en las de bus, sobresalen las de Oviedo y Barcelona Norte, mientras que la peor fue la de Amara, en San Sebastián.

Información al viajero

Mientras que en todas las estaciones de ferrocarril se informaba al viajero sobre horarios, salidas y llegadas, etc., con gran profusión de carteles, paneles o monitores, esta situación no es tan modélica en las estaciones de bus. Así, un 21% de estas últimas carece de un panel central, independiente de la información facilitada por cada compañía, en el que se informe de los horarios de los autobuses. Se encontraron deficiencias en las estaciones de bus de Pamplona, Alicante y San Sebastián (no disponen de este cartel), mientras que en la de Bilbao el panel de información no funcionaba. Y en una de cada 10 estaciones de bus se anotó un evidente déficit de señalización sobre las dependencias y servicios de que dispone, lo que no ocurre en ninguna de la estaciones de tren. Esta ausencia de señalización se registró en las estaciones de bus Pamplona y San Sebastián, que carece de una estación propiamente dicha.

En cuanto a la megafonía, sólo el 10% de las estaciones de tren carece de ella (estaciones de Euskotren en Bilbao y San Sebastián), proporción que se eleva hasta el 21% en las de autobuses. No obstante, de nada sirve disponer de megafonía si ésta no se escucha bien en algunas zonas, como cafetería, andenes, dársenas, aseos... Así ocurría en una de cada cuatro estaciones de tren y autobús. A pesar de ello, si exceptuamos la estación de autobuses de San Sebastián, cuentan con otros sistemas (carteles, paneles...) para informar de los horarios en la mayoría de las zonas de la estación. Tan sólo se apreciaron deficiencias en las cafeterías de las estaciones de A Coruña y Sevilla. Las mejoras son necesarias también en lo que se refiere a los idiomas utilizados para informar al usuario: pocas estaciones utilizan los distintos del castellano y al específico de la comunidad autónoma (cuando lo tiene). En este apartado destacan las estaciones de bus de Málaga y Madrid-Sur, y las de ferrocarril de Málaga, Zaragoza y Sevilla.

Por otra parte, sólo el 43% de las estaciones de tren y el 32% de las de bus cuentan con planos de orientación. Además, el 71% de las estaciones de tren facilitan información turística sobre las ciudades en las que están ubicadas, generalmente mediante planos de la ciudad, sus museos y monumentos más relevantes, recorridos recomendados, etc. Esta información, que tanto se agradece al llegar a un destino que no se conoce, sólo se encuentra en la mitad de las estaciones de autobús.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto