Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente > Naturaleza

Λ

Terremotos: Fenómenos devastadores e impredecibles

Cuando se habla de terremotos tendemos a pensar en fenómenos ajenos a nuestro entorno. De hecho, las grandes catástrofes sísmicas que saltan a los titulares de los informativos se producen en regiones alejadas de nosotros. Sin embargo, no hay que olvidar que la Península Ibérica se sitúa en el borde suroeste de la placa euroasiática en su colisión con la placa africana. El desplazamiento tectónico entre ambos continentes provoca la actividad sísmica en la cuenca mediterránea y es la causa de los grandes terremotos en zonas como Grecia o Turquía. En España se registran anualmente entre 1.200 y 1.400 terremotos, de los que unos 870 no llegan a la magnitud 4 de la escala Richter.

¿Cómo se producen?

 

Placas

La corteza de la Tierra está conformada por una docena de placas de unos 70 kilómetros de grosor. Estas placas tectónicas se están acomodando continuamente en un proceso que se produce desde hace millones de años y que ha ido dando la forma que hoy conocemos a la superficie de nuestro planeta. Consecuencia de ese fenómeno se han originado los continentes y los relieves geográficos, dentro de un proceso todavía inconcluso. En algunos casos estas placas chocan entre sí como grandes témpanos de tierra sobre un océano de magma, impidiendo su desplazamiento. Entonces una placa comienza a desplazarse sobre o bajo la otra, originando lentos cambios en la topografía. Pero si el movimiento es dificultado, comienza a acumularse una energía de tensión que en algún momento se liberará y una de las placas colisionará bruscamente contra la otra rompiéndola, liberándose entonces una cantidad de energía que origina el terremoto. Resumiendo mucho, un terremoto consiste en la liberación repentina, en forma de ondas que se propagan en todas direcciones, de la energía acumulada en la corteza terrestre.

Fallas

Son las zonas en que las placas ejercen esta fuerza entre ellas y es el lugar en que, con más probabilidad, se originen fenómenos sísmicos. Sólo el 10% de los terremotos ocurren alejados de los límites de estas placas.

Hipocentro o foco

Es el punto en la profundidad de la Tierra desde donde se libera la energía en un terremoto. Puede estar a muchos kilómetros hacia el interior de la tierra.

Epicentro

Es el punto de la superficie de la Tierra directamente sobre el hipocentro. Es, generalmente, la localización de la superficie terrestre donde la intensidad del terremoto es mayor.

¿Cómo se miden los terremotos?

 La medición se realiza a través de un instrumento llamado sismógrafo, que registra en un papel la vibración de la Tierra. Este aparato reconoce dos tipos de ondas: las superficiales, que viajan a través de la superficie terrestre y que producen la mayor vibración de ésta (y probablemente el mayor daño), y las centrales o corporales, que viajan a través de la Tierra desde su profundidad.

La Escala Richter

Representa la energía sísmica liberada en cada terremoto. Es una escala que crece en forma potencial o semilogarítmica, de manera que cada punto de aumento puede significar un incremento de energía diez o más veces mayor. Una magnitud 4 no es el doble de 2, sino que es cien veces mayor.

Efectos del terremoto

  • Menos de 3,5: generalmente no se siente, pero es registrado
  • 3,5 - 5,4: a menudo se siente, pero sólo causa daños menores
  • 5,5 - 6,0: crea daños ligeros a edificios
  • 6,1 - 6,9: puede ocasionar daños severos en áreas muy pobladas
  • 7,0 - 7,9 : terremoto mayor, causa graves daños
  • 8 ó mayor: gran terremoto, destrucción total en comunidades cercanas.

Intensidad en la Escala de Mercalli

Creada en 1902 por el sismólogo italiano Giusseppe Mercalli, no se basa en los registros sismográficos sino en el efecto o daño producido en las estructuras y en la sensación percibida por la gente. Oscila entre el grado I y el XII.

¿Pueden predecirse los terremotos?

Actualmente no existe ningún método capaz de predecir el tiempo, lugar y magnitud de un terremoto. Esta dificultad radica en el comportamiento no lineal y bastante caótico que tienen los movimientos sísmicos. Es más realista referirse al "riesgo" de terremotos, ya que no existe una certeza mayor que decir que en cierta zona hay una probabilidad estadística de que se registre un evento sísmico de magnitud variable desconocida.

¿Cómo actuar en caso de terremoto?

Durante el terremoto

  • Mantenga una actitud serena y constructiva, está en una situación de emergencia.
  • Si el terremoto no es fuerte, no hay motivo de preocupación, pasará pronto.
  • Si el terremoto es fuerte, es primordial que estar calmado. Procure que los demás también lo estén. Piense en las consecuencias de cualquier acción que realice. En el interior de un edificio
  • Nunca salga del edificio si encuentra un lugar seguro donde permanecer, las salidas y escaleras pueden estar congestionadas.
  • Resguárdese bajo estructuras que le protejan de objetos que puedan desprenderse como bajo una mesa, bajo el dintel de una puerta, en definitiva proteja su cabeza.
  • No use el ascensor, la electricidad puede interrumpirse y quedar atrapado.
  • Apague todo fuego, y sobre todo no encienda ningún tipo de llama (cerilla, mechero, vela, etc.).

En el exterior de un edificio

  • Manténgase alejado de edificios, paredes, postes eléctricos y otros objetos que puedan caer. Diríjase a lugares abiertos. No corra por las calles, provocará pánico.
  • Si se encuentra en un vehículo, pare en el lugar más seguro posible, no salga del mismo y aléjese de puentes, postes eléctricos y zonas de desprendimiento.

¿Cuáles son las zonas de riesgo sísmico?

  • Si una zona ha sufrido numerosos terremotos de gran intensidad en el pasado, lo más probable es que tal cosa ocurra de nuevo, aunque siempre no es así. En regiones declaradas de bajo riesgo han ocurrido terremotos de gran magnitud.
  • Existen estudios, basados en los datos de satélites, que nos pueden "mostrar" los puntos en que la corteza terrestre se está moviendo (aceleración) o está acumulando cierta "tensión".
  • La mayoría de los terremotos (81%) ocurren dentro del llamado "Cinturón de Fuego" (Océano Pacífico y sus márgenes, comenzando por Chile, ascendiendo hacia el norte por la costa sudamericana hasta llegar a Centroamérica, México, Costa Oeste de EE UU, Alaska, Japón, Filipinas, Nueva Guinea, Islas del Pacífico Sur hasta Nueva Zelanda).
  • Otro porcentaje importante (17%) tiene lugar en Los Alpides, que nacen en Java y se extiende hacia Sumatra, Himalaya, Mediterráneo y se pierde en el océano Atlántico. Turquía e Irán se encuentran en esta zona.
  • No existe ningún lugar que se pueda considerar completamente libre de temblores (aunque la Antártida registra pocos y de baja magnitud).

Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto