Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación > Aprender a comer bien

^

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Menús escolares: Sólo cuatro de cada diez centros ofrecen menús escolares nutritivos y equilibrados

Uno de cada cuatro suspende el examen de CONSUMER al cometer varios de los seis errores dietéticos que los especialistas consideran importantes

Cómo se hizo

  Para realizar este estudio CONSUMER contactó telefónicamente con casi 2.000 centros escolares distribuidos en 13 provincias españolas. De ellos, alrededor del 40% se comprometieron a responder por escrito un breve cuestionario y a enviar el menú de dos semanas. Sin embargo, de los 748 colegios que se comprometieron a contestar, sólo 201 lo hicieron. Los centros escolares que se negaron a colaborar desde un primer momento adujeron falta de tiempo, aunque algunos reconocieron que no les interesaba o que no facilitaban este tipo de informaciones. De los que finalmente accedieron a facilitar sus menús, 127 eran de titularidad pública, 63 privados concertados y 11 privados. Cada uno proporcionó dos menús semanales (primer plato, segundo plato y postre), de modo que en total se han analizado 402 menús.

Los menús se analizaron desde una doble vertiente: además del estudio estadístico de los datos solicitados en el cuestionario, se realizó un análisis nutricional de los menús, del que se ha encargado el equipo de nutricionistas que habitualmente colabora con CONSUMER. Para valorar estos menús, se trabajó con un sistema de ponderación detallado y riguroso. Se aplicó un sistema de penalizaciones que castiga a los menús que no incluyen al menos una vez a la semana verdura, legumbres y pescado, alimentos esenciales en la dieta. También se penalizó a los que sirven más de dos días a la semana precocinados o postres dulces y bollería. Y a los que no incluyen fruta fresca como postre al menos dos días a la semana.

Información a los padres: escasa y poco detallada

Una de las dificultades para valorar la calidad nutricional de los menús escolares es que no siempre reflejan toda la información necesaria. Los principales perjudicados por el poco detalle de los menús son los padres y madres, pues se ve dificultada su tarea de complementar los menús escolares con las comidas del día o del fin de semana en el hogar. Por ello, deben exigir al centro escolar un documento mensual o semanal en el que se plasme el menú escolar con información precisa que detalle cada día el alimento y su forma de preparación, las guarniciones si las hubiera y el tipo de postre. Dicha hoja debe incluir información sobre el tipo de alimento, su preparación culinaria, las guarniciones de los segundos platos y las salsas, así como el tipo concreto de postre.

Pues bien, tan sólo el 4% de los colegios estudiados suministran una información muy detallada acerca de los menús escolares, mientras que 6 de cada 10 lo hacen con suficiente detalle aunque con lagunas (referidas sobre todo al modo de elaboración). Sin embargo, el 32% de los centros escolares facilitan a los padres información incompleta y escasa, de forma que no conocen en detalle más de 2 platos semanales servidos a los comensales, y los progenitores se ven obligados a preguntar a sus hijos la forma en que estaban elaborados los platos. Finalmente, un 3% de los colegios facilita una información nada detallada, refiriéndose simplemente a los nombres genéricos de los platos que componen el menú (por ejemplo, verduras, pescado, arroz, paella, estofado de carne, etc, sin especificar nada más).

Independientemente de la calidad de la información proporcionada por el colegio, es responsabilidad de padres y madres realizar una visita al comedor para comprobar si lo que figura en las hojas informativas se corresponde con la realidad, para verificar las raciones y la presentación de los platos, y para evaluar el funcionamiento del servicio de comedor y la atención por parte de los monitores a cargo de los pequeños.

Especialmente negativa es la situación en los colegios estudiados en A Coruña, Barcelona, Málaga y Zaragoza: más de la mitad detallan poco o nada sus menús escolares. En el lado positivo destacan los de Álava: el 94% informa de forma suficientemente detallada la composición de los platos. También se ha valorado positivamente la información de los colegios de Cantabria y Guipúzcoa: un 88% incluye información detallada.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto