Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal:


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Servicios y hogar

Λ

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Insecticidas en aerosol y en difusor eléctrico líquido: El más barato es el que más dura

Los aerosoles acaban con los mosquitos más rápido que los difusores eléctricos, pero debemos ausentarnos unos minutos de la habitación en que se han empleado

  Se han analizado cuatro aerosoles que combaten moscas y mosquitos y cuatro difusores eléctricos sólo efectivos contra mosquitos. El difusor más barato es Raid, que sale a 1,3 céntimos de euro cada hora de uso, y el más caro Kill Paff, a 2,3 céntimos la hora de uso. La mejor relación calidad-precio es Bloom. Los aerosoles salen en torno a 3,4 euros/litro, salvo Vete que cuesta 1,44 euros/litro. Vete es la mejor relación calidad-precio en aerosol: a su bajo coste añade larga duración y efectividad, aunque requiera más tiempo que el resto para matar los insectos.

Los insecticidas son preparaciones formuladas para la exterminación de insectos o arácnidos molestos o dañinos, como moscas, mosquitos, cucarachas, arañas, pulgas o termitas. Están compuestos por sustancias que combaten selectivamente ciertas especies, por lo que para conseguir la mayor eficacia es necesario elegir un insecticida específico para la especie a eliminar; en este estudio, son moscas y mosquitos.

Hay cuatro grupos de insecticidas: los organoclorados (como DDT, lindane y endosulfan) actúan inhibiendo la transmisión nerviosa de los insectos. Muchos de ellos están prohibidos por su enorme persistencia (sobrepasan los 50 años de vida); además, los insectos se acostumbran a estas sustancias y se transforman genéticamente tras varias generaciones.

Los organofosforados (diazinon y malation), actúan también sobre el sistema nervioso. Los carbamatos se limitan a la agricultura y no tienen aplicación en el ámbito doméstico.

Crisantemos

Los ocho insecticidas analizados utilizan piretroydes, sustancias artificiales que emulan las segregaciones de la flor de los crisantemos. Su función es paralizar los músculos de los insectos y su sistema nervioso central, consiguiendo su caída y muerte. La ventaja de estos compuestos sintéticos sobre los naturales son claras: los "originales" no son estables a la luz ni al aire y su acción es efímera.

Tanto los naturales como los sintéticos son prácticamente inocuos para los seres de sangre caliente, pero resultan muy agresivos con los peces, por lo que no se deben utilizar los insecticidas cerca de ellos.

El contenido de los aerosoles es de 750 mililitros en los cuatro casos, pero su peso varía notablemente: desde los 460 gramos de Bloom Cruz Verde hasta los 570 gramos de Raid. Los cuatro utilizan una mezcla de tetramina y D-fenotrin como sustancias activas. Los nombres que aparecen en el etiquetado de Bloom -neopynamin y sumitrin- son sinónimos de estas sustancias. La tetramina, de efecto muy rápido, se encarga del abatimiento (paraliza al insecto y le hace caer). El D-fenotrin, que tarda más en actuar, se encarga de matar al insecto. Raid (con un 0,29%) es el aerosol con mayor cantidad de tetrametrina, Bloom y Fogo (ambos, con un 0,23%) ofrecen algo menos y Vete (con 0,09%) es, con diferencia, el que menos tetramina contiene.

El D-fenotrin se encuentra en proporciones similares en todos los aerosoles insecticidas analizados.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto