Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal:


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Servicios y hogar

Λ

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Colgadores para WC, líquidos y en pastillas: Compensan los más caros: duran mucho más

Todos eliminan la cal, ninguno abrillanta, sólo algunos limpian bien y dos ni siquiera perfuman

  Se han analizado seis colgadores para WC, cuatro en forma de gel y dos en forma de pastilla, que cuestan desde los 0,2 céntimos de euros por cada uso de Pato Activo (en pastilla), hasta los 0,8 céntimos de WC Net (líquido). La conclusión más destacable es que, al ser la duración de las muestras tan distinta, el precio real de estos productos dista mucho del aparente: los dos colgadores aparentemente más caros (Harpic pastilla, 45,85 euros/kilo y Pato pastilla, 38,21 euros/kilo) son en realidad los más económicos (0,003 euros por uso y 0,002 euros por uso, respectivamente). De igual modo, dos de los más baratos (WC Net, 33,33 euros/litro y Harpic líquido, 32,12 euros/litro), son los más caros (0,008 euros por uso y 0,007 euros por uso, respectivamente). La mejor relación calidad-precio es Harpic en pastilla, por su calidad muy satisfactoria y por ser el segundo más barato. Ambipur líquido resulta otra buena opción: es también uno de los más baratos y ofrece una calidad satisfactoria.

Las pastillas no expelen menos aroma que los colgadores líquidos

Los colgadores de WC disminuyen la acumulación de suciedad, eliminan la cal, aportan un agradable aroma y, en algunos casos, desinfectan y colorean el agua de la taza. Su función es dosificar de forma automática una sustancia limpiadora cada vez que se tira de la cisterna. El ingrediente principal de su formulación son los tensioactivos (aniónicos), encargados de formar la espuma y de impedir que se formen las manchas y de que se acumule la cal. Para acabar con la cal ya acumulada se utilizan los fosfonatos y el citrato de sodio. La fórmula se completa con aromas y conservantes.

Formatos diversos

Los cuatro colgadores líquidos son verdes, y ofrecen 55 mililitros de producto, salvo Ambipur, que sólo da 50 mililitros. En cuanto a los dos sólidos, ambos son de 40 gramos y difieren en el color y forma: la pastilla de Pato es verde y Harpic incluye una pastilla blanca y un gel morado perfumado. Ambipur es el único que no dosifica el producto en función del número de descargas de cisterna, sino que ofrece un flujo constante de producto, por lo que su duración es independiente de la necesidad real.

En todas las pruebas que se han realizado se ha intentado reproducir el uso habitual que daría a un producto de esta naturaleza una familia de cuatro miembros: lo que supone 17 descargas diarias repartidas de forma aleatoria. Los inodoros utilizados también son de un modelo muy común. Para asegurar que los colgadores funcionaran de una forma óptima, se han colocado en su ubicación idónea: en el borde del inodoro, en la proximidad de la llegada del agua.

La cantidad y calidad de espuma están directamente relacionadas con la capacidad de limpieza de estos productos. Los colgadores de Harpic (líquido y pastilla) son los mejores en este apartado: su espuma es la más voluminosa, cubre todo el fondo del inodoro y es estable incluso cinco minutos después de su formación. Ambipur es el peor y no pasa del "correcto", por la poca estabilidad y volumen de su espuma.

Cuestión de aromas

Tan importante como la acción limpiadora de los colgadores, es su capacidad para eliminar o enmascarar el mal olor. Para medir este parámetro, se colocan los colgadores en inodoros encerrados en cabinas herméticas de 2 m3, a las que se accede a través de una puerta corredera que permite oler el interior. Tras un ciclo de 34 descargas durante dos días, veinte personas cualificadas puntuaron sólo la intensidad del olor, no su preferencia por una u otra fragancia. Pato líquido es el más oloroso (muy satisfactorio) seguido de ambos Harpic (satisfactorio). Los expertos no detectaron apenas olor en los cubículos donde se utilizaba WC Net líquido y Pato pastilla, por lo que ambas muestras suspendieron esta prueba.

El nivel de brillo conseguido y el poder anti-calcáreo se midieron realizando 200 descargas de cisterna en un inodoro que tenía en su interior tres azulejos de cerámica: uno a cada lado del colgador y otro en el fondo de la taza. Posteriormente, se compararon estos azulejos con otros situados en un inodoro que servía como referencia y que no tenía colgador. Ninguna muestra superó el test de brillo, ya que en todos los casos se perdió parte del brillo inicial. Ambipur, Harpic y WC Net líquidos y Pato pastilla fueron los que, sin pasar del 'correcto', dejaron los azulejos menos 'apagados'. Por el contrario, todos ofrecen un significativo efecto anti-cal si se comparan con los azulejos en los que no se vertió ningún producto. Los más eficaces son Harpic y Ambipur líquidos.

La importancia de la duración

Para medir la duración de cada producto se les sometió a una prueba de 17 descargas de cisterna diarias repartidas en intervalos irregulares (esto es, la media para una familia de cuatro miembros) hasta que se agote su contenido. El ensayo se repite, al menos, dos veces para evitar desviaciones puntuales en los resultados. Pato en pastillas es el que más dura, con 641 descargas (38 días), un dato muy superior a las 450 descargas que indica su etiquetado. Harpic en pastillas y Ambipur líquido son los siguientes con 554 descargas (33 días) y 535 descargas (32 días), respectivamente. Harpic líquido (252 descargas) y WC Net líquido (221 descargas) son, con mucho, los que menos duran. El caso de Harpic líquido es, incluso, más grave porque no sólo falla en esta prueba por su muy menor duración, sino que en su etiquetado afirma aguantar el doble de lo que realmente dura.

A la hora de definir la calidad global de cada muestra, no se tomaron en cuenta todos los elementos por igual, sino que se otorgó mayor importancia a la cantidad y persistencia de la espuma (30% de la nota final) y a la intensidad de olor del producto (otro 30% de la nota). También se consideró esencial la duración del producto (el 25% de la nota final), mientras que tanto la prueba de brillo (10% de la nota final) como el efecto anti-cal (otro 10%) tuvieron una presencia más discreta en la ponderación.

El contenido de un colgador duró la mitad de lo que indicaba su etiquetado

Los colgadores de mayor calidad según este baremo son Harpic pastilla y Pato líquido, ambos "muy bien". El punto débil en ambas muestras es el escaso poder abrillantador, pero ambas destacan por la espuma formada y por la duración de uso en el caso de Harpic y por la intensidad de la fragancia de Pato líquido. Pato pastilla y Harpic y Ambipur líquidos alcanzan el "bien", mientras que WC Net no pasa del "aceptable", por su apenas perceptible olor y ser el que menos dura de los seis colgadores.

Los seis colgadores para WC se han demostrado eficaces a la hora de evitar la sedimentación de cal. Este parámetro es especialmente importante en lugares donde el agua es demasiado dura (con mayor proporción de cal), ya que la cal es uno de los mayores enemigos de la grifería y de los diferentes aparatos que integran los cuartos de baño. No sólo es difícil eliminarla del todo y lograr que las superficies vuelvan a tener su aspecto original, sino que puede provocar obstrucciones con el consiguiente perjuicio económico.

Si la cal se ha depositado en el exterior de la grifería, se puede eliminar enrollando las áreas a limpiar durante toda una noche con papel higiénico o vendas empapadas en esencia de vinagre. Al día siguiente, bastará con aclarar con abundante agua. Si la cal ya ha provocado una obstrucción, se debe desmontar la instalación, colocar la zona calcificada a remojo con una mezcla de agua fuerte y agua normal que se debe dejar actuar durante dos o tres horas. Es muy importante enjuagar bien para evitar que quede ningún resto de agua fuerte. Si el problema de cal es grave, se puede optar por instalar un filtro en la entrada de agua de la vivienda que eliminará el problema de raíz.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto