Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente > Medio ambiente urbano

^

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Zonas peatonales: estudiadas 57 de las principales calles peatonales de 13 ciudades: Más de la mitad suspenden

Las infracciones a las restricciones para vehículos son frecuentes, en señalización y la accesibilidad fallan la mayoría y el equipamiento es escaso en muchas calles

Señalización y accesibilidad

  En una de cada seis peatonales se pudo comprobar la inexistencia de señales que prohíben el acceso y la circulación a los vehículos. Y tan sólo el 35% de las calles contaban con señales específicas (figuras humanas sobre fondo azul) que informan de que se trata de una calle o zona peatonal. De estas señales una de cada seis se encontraban deterioradas o no cumplían con su función, al no poderse apreciar claramente la señal desde un vehículo.

También decepciona que sólo el 18% de las calles peatonales cuenten con paneles con un plano de esa zona de la ciudad o de los lugares cercanos de mayor interés (monumentos, museos, edificios públicos...). Pero más importante aún es que en más de la mitad de las calles peatonales se encontraron elementos que interrumpían el normal desplazamiento de los peatones (andamios de obras, coches o motos mal estacionados, carteles publicitarios de comercios, contenedores de obras, terrazas de establecimientos hosteleros demasiado amplias) o que, en algunos casos, comprometía su seguridad.

También se miró si había escaleras en estas zonas peatonales (las había en una de cada diez), y si cumplían los requisitos de accesibilidad para usuarios que se desplazan en silla de ruedas. Pues bien, en sólo el 4% de las zonas en las que se vieron escaleras, éstas se hallaban en mal estado (agujeros, baldosas rotas, escalones desnivelados...), no tenían barandilla o no contaban con rampa. Continuando con la seguridad, se observaron elementos de riesgo para la integridad física de los usuarios (vehículos circulando fuera del horario de carga y descarga a velocidad excesiva, baldosas rotas, suelos muy resbaladizos, baldosas o adoquines sueltos, agujeros en el pavimento, charcos de agua, irregularidades importantes en el firme...) en una de cada tres calles visitadas.

Horarios de carga y descarga

Difieren mucho, pero lo habitual es que sean amplios (no menos de tres horas al día, y en algunos casos 4, 5 ó más horas por la mañana, además de las vespertinas), lo que significa que la zona es realmente peatonal (es decir, sin coches, motos, furgonetas ni camiones) menos horas de lo deseable cada día. Se trata de un conflicto de intereses: por una parte, los peatones que prefieren -por comodidad y seguridad- zonas peatonales sin tráfico; por otra, los profesionales que necesitan cargar y descargar en comercios y otros establecimientos y edificios ubicados en esas calles preservadas del tráfico. La permisividad se ha considerado excesiva en Barcelona, Murcia, Almería y Alicante, porque además de un amplio horario de mañana para carga y descarga, se permite el acceso de estos vehículos profesionales también por la tarde, llegando en las cuatro ciudades citadas hasta las ocho de la tarde.

Los horarios de carga y descarga son demasiado amplios en muchas zonas

En Pamplona, el diseño de estos horarios se ha estimado "regular", porque aunque permiten cargar y descargar por la tarde sólo puede hacerse desde las 14 hasta las 16.30 horas, intervalo en el que el tránsito peatonal no adquiere la intensidad que alcanza una vez superadas las seis de la tarde. La mejor situación se ha visto en Málaga: el acceso de vehículos no está permitido y la carga y descarga debe hacerse mediante carros manuales. También puede considerarse buena la situación en Bilbao: en una de las zonas (Gran Vía) no se permite la carga y descarga y en las otras cuatro sólo están autorizadas desde las 8 hasta las 11 de la mañana. Por ultimo, son sólo aceptables (cuatro o más horas, siempre por la mañana) los horarios de carga y descarga en las zonas peatonales estudiadas de A Coruña, Oviedo, Vitoria, San Sebastián y Madrid (ciudad esta donde, en las calles "El Carmen" y "Preciados", el horario de carga y descarga es exclusivamente nocturno).

Infracciones a las restricciones del tráfico

  Si hay algo que distingue a una zona peatonal de cualquier otra de la ciudad es la casi inexistencia de vehículos circulando y estacionados. Pero una cosa es la teoría y otra la práctica: los técnicos de esta revista tuvieron ocasión de comprobarlo mientras observaban la cotidianeidad de estas 57 calles peatonales durante varias horas y cuando intentaron entrar en coche en estas zonas preservadas del tráfico para después, cuando lo conseguían, estacionarlo en ellas. El informe de CONSUMER revela que en una de cada tres calles peatonales había coches estacionados en franjas horarias no autorizadas para carga y descarga. Tan sólo en las zonas peatonales visitadas en A Coruña, Oviedo, Bilbao y Murcia no se vieron vehículos estacionados en horario no permitido. En esta prueba práctica, naturalmente, no se tuvo en cuenta a los vehículos autorizados: taxis, coches de policía, de obras o de limpieza, ambulancias y vehículos de minusválidos, entre otros.

En la totalidad de las calles estudiadas en Valencia existían vehículos estacionados, que se vieron en el 60% de las calles de Vitoria y Barcelona y en la mitad de las de Almería y San Sebastián. El número de vehículos aparcados que se anotaron en las calles peatonales fue muy variable, aunque destacan las calles "Getaria" de San Sebastián -17 coches estacionados- y "Monduber" en Valencia, en la que había 6 vehículos aparcados. En el resto de calles, el número de vehículos estacionados fue menor, aunque seguían entorpeciendo, en la mayoría de los casos, el libre tránsito peatonal. Finalmente, cabe señalar que ninguno de los vehículos mal estacionados en estas ciudades lucía multa alguna.

Con el fin de comprobar el control imperante, los técnicos de esta revista intentaron acceder -fuera del horario de carga y descarga, para que las conclusiones fueran más indiscutibles- a todas estas calles peatonales y, cuando pudieron, aparcaron su coche durante 15 minutos dentro de la calle peatonal. Los resultados de esta prueba práctica indican que en la mitad de los casos fue posible el acceso en coche, ya que no se encontró impedimento alguno (como pivotes, bolardos levadizos, jardineras o vallas), ni había presencia policial que lo impidiera. Las calles peatonales peor valoradas en esta prueba fueron las de Barcelona y Valencia, ya que en la inmensa mayoría de las analizadas se pudo acceder y aparcar sin ningún problema. En Oviedo, Bilbao y Vitoria se pudo acceder y estacionar en el 60% de las calles estudiadas. En Vitoria fue posible el estacionamiento en tres calles mientras que otras dos no fue posible acceder por la existencia de bolardos y pivotes. En San Sebastián, Almería y Alicante se pudo acceder y estacionar en la mitad de las calles peatonales en que se intentó. En A Coruña, Pamplona y Málaga fue posible el acceso tan sólo en una de las calles peatonales visitadas. Por último, las mejores: las únicas ciudades en las que no se pudo entrar con el coche en ninguna de las calles peatonales estudiadas fueron Madrid y Murcia. En esta última ciudad, el acceso fue impedido -en todas las calles estudiadas- por la policía municipal. Para terminar, cabe señalar que en 6 de cada 10 calles peatonales a las que no se pudo acceder con el vehículo la causa fue la presencia de la policía municipal, que impedía el acceso a las calles peatonales a los vehículos que no tuvieran autorización para ello.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto