Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Motor > Seguros, legislación y fiscalidad

Λ

Si deseas que resolvamos tu caso en la revista EROSKI CONSUMER ponte en contacto con nosotros. Sólo serán respondidas y publicadas las consultas que desde la revista EROSKI CONSUMER consideremos más interesantes.

Le sustrajeron el coche que dejó en marcha

Hace dos semanas estacioné mi coche en la puerta de la casa para descargar los cochecitos de los niños, pues pensaba proseguir el viaje. Lo dejé en marcha y alguien se introdujo en mi coche y se lo llevó. El coche está asegurado contra robo, pero al parecer como no hubo violencia se trata de un hurto. La compañía esgrime que no tengo ningún derecho a indemnización. ¿Qué puedo hacer?

 Para concluir si un hecho aparentemente constitutivo de hurto o una sustracción llevada a cabo sin emplear fuerza se corresponde con el riesgo de robo asegurado, hay que acudir a la Ley del Contrato de Seguro. Según ésta, se cubre "la sustracción ilegítima por parte de terceros de las cosas aseguradas", lo que incluiría tanto el robo como el hurto. El Tribunal Supremo ha puntualizado que lo importante es tener claro que el robo, en relación con el seguro, se identifica con la sustracción ilegítima. Se puede considerar, pues, que la sustracción del vehículo sin fuerza queda cubierta por el seguro de robo, dada la redacción de la ley y la interpretación de los Tribunales. No obstante, hay que leer detenidamente las condiciones de la póliza por si estuviera expresamente excluido el riesgo de hurto. Aunque así fuera, cabe recordar que las cláusulas de los contratos de seguro pueden ser nulas por considerarse lesivas para los consumidores. En cuanto a la reclamación, y una vez cumplido el trámite de notificar el siniestro, el artículo 18 de la Ley del Contrato de Seguro dice que el asegurador está obligado a satisfacer la indemnización al término de las investigaciones y peritaciones necesarias para establecer la existencia del siniestro y, en su caso, el importe de los daños que resulten del mismo. Por ultimo, las compañías aseguradoras no están obligadas a reparar los efectos del siniestro cuando éste se haya producido por negligencia grave del asegurado. La cuestión de si dejar el vehículo con las llaves puestas en las circunstancias descritas supone o no negligencia grave (podría entenderse que no lo es, al menos no grave) sería una cuestión a determinar por un juez, caso de que lo alegara la Compañía.


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto