Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud > Prevención y hábitos de vida

^

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Establecimientos de bronceado artificial: Solariums: incumplen la ley que los regula

Sólo el 8% de los centros visitados en todo el país aprueban el examen, basado en la normativa vigente

Irregularidades por todos lados

El 16% de los establecimientos permitieron a los técnicos de esta revista entrar a la cabina de bronceado sin protección para los ojos, a pesar de que la falta de una adecuada protección ocular puede causar importantes lesiones a los ojos del usuario. El comportamiento más correcto hubiera sido facilitar gafas o adhesivos al cliente de forma gratuita: lo hicieron el 74% de los centros visitados.

Otras prácticas incorrectas: en uno de cada cuatro centros visitados se permite al cliente utilizar cremas aceleradoras del bronceado y en casi la mitad no se informa (ni oralmente ni por escrito) de la conveniencia de no tomar el sol y someterse a una sesión de bronceado artificial en el mismo día.
Y la información expuesta al público es escasa y deficiente: gran parte de los establecimientos incumple la normativa vigente. Así, un 58% no tiene expuesto el obligatorio cartel que prohíbe a los menores de 18 años someterse a una sesión de bronceado.

Casi en la mitad de los establecimientos no se vio el cartel (también obligatorio) que hace referencia a los fototipos de piel existentes y los tiempos máximos de exposición recomendados para cada uno de ellos. Además, uno de cada tres carece del obligatorio cartel explicativo de los riesgos que supone la exposición a rayos UVA (envejecimiento prematuro de la piel, daños en los ojos, tumores cutáneos).

Por otra parte, los igualmente obligatorios carteles informativos sobre las precauciones que el usuario debe adoptar antes de someterse a una sesión de rayos ultravioletas (no hacerlo en caso de embarazo y tampoco si se tiene muchos lunares o pecas o si nos estamos medicando), no se vieron en uno de cada seis centros de bronceado. Además, en el 80% de los establecimientos no se preguntó al nuevo cliente si tenía antecedentes familiares de cáncer de piel, que desaconsejaría la exposición a rayos UVA.

La ley establece que deben transcurrir al menos 48 horas entre las dos primeras exposiciones a las máquinas de bronceado. Sin embargo, un 16% de los establecimientos permiten a los clientes tomar dos sesiones seguidas de solarium. Los técnicos de CONSUMER acudieron a los establecimientos comunicando a los empleados que era la primera vez que iban a tomar sesiones de bronceado y que les gustaría tomar dos sesiones seguidas.

Profesionales sin la titulación legalmente exigida

También en la titulación de los empleados de estos locales se detectaron graves carencias. La legislación les exige realizar un curso específico de formación. Pues bien, en un 58% de los establecimientos visitados se afirmó a los técnicos de esta revista (que actuaron en todo momento como clientes) que no se les había exigido ningún tipo de titulación o curso específico sobre aparatos de bronceado para acceder a ese puesto de trabajo.

Seis de cada diez centros no avisan que los menores tienen prohibido el uso de máquinas de rayos UVA

Por otra parte, el estado y mantenimiento de las máquinas de bronceado tampoco es correcto en todos los casos. Seis de cada diez cabinas no ofrecen claramente visibles sus instrucciones de uso y en un 72% no se ven los documentos de revisión y mantenimiento a las que los que los aparatos deben ser sometidos.

En las prestaciones de las cabinas de bronceado también se encontraron importantes deficiencias. Así, un 35% de las cabinas no cuentan con mandos para graduar la ventilación, y un 32% no ofrece un vestidor espacioso. En cuanto a la higiene, un 28% de las cabinas no disponen de papelera y en el 34% de los establecimientos no se facilitaron pañuelos o toallitas desmaquillantes (una recomendación básica es desmaquillarse antes de ir a la cabina de bronceado).

Y en un 59% de los casos no se facilitó al cliente un papel, plástico o esterilla desechable que impidiera el contacto del cuerpo del usuario con la superficie de la máquina bronceadora.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto