Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud > Investigación médica

^

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Cirugía estética: aspectos legales: La información sobre inconvenientes y riesgos, fundamental

Si va a someterse a una operación de cirugía estética, emplee el tiempo necesario en elegir quién le operará

Antes de operarse...

  No deje que sus ilusiones le cieguen y analice bien todas las posibilidades. Consulte con su entorno (familia, amigos íntimos).

No se opere para gustar a alguien. Es posible que las personas de su entorno respondan positivamente a la intervención, pero la cirugía plástica está pensada para producir cambios en usted, no en los demás.

No oculte datos clínicos o sanitarios por irrelevantes que a usted le parezcan.

No se deje llevar por una publicidad, pues no siempre es tan veraz como debiera. Sepa que desde el punto de vista legal, forma parte del contrato y su contenido es exigible por el usuario como contenido contractual.

Una operación de cirugía plástica implica a profesionales altamente cualificados. No confíe en ofertas estrella ni en precios bajos. Se trata de una intervención que requiere la máxima seguridad.

No se someta a una intervención en peluquerías o centros de belleza.

Valore como algo positivo que traten de disuadirle de la idea de someterse a un tratamiento o una operación. Esto es especialmente aplicable a las liposucciones, apropiadas para personas con peso normal o ligero sobrepeso aunque con acumulación de grasas en el abdomen, caderas... Para pacientes con sobrepeso u obesidad existen otros tratamientos más indicados y que no tienen nada que ver con la liposucción.

Emplee el tiempo necesario en elegir quién le operará. Infórmese de la experiencia del cirujano y de si está colegiado. Pida referencias a las asociaciones profesionales, a su médico de cabecera y a otros doctores.

Pida segundas, terceras y hasta cuartas opiniones. El médico debe asesorarle, no venderle una operación. Desconfíe de quien le prometa imposibles.

Aspectos legales muy a tener en cuenta

Compruebe que la clínica a la que acude está legalizada y dispone de la autorización Administrativa correspondiente, adecuada a la actividad que se realice. Es imprescindible en el caso de la cirugía y habrá de estar en lugar bien visible. Acuda con un testigo que pueda declarar en caso de que la operación sea un fracaso.

Los artículos 4 y 5 de la Ley 41/2002, de 14 de noviembre, establecen que, siempre que así lo desee usted o las personas a las que haya autorizado, tiene derecho a ser plenamente informado de los inconvenientes y riesgos de la intervención, los efectos colaterales, las implicaciones familiares y laborales (días de baja, reposo, etc.), y sobre todo, de las complicaciones habituales o posibles tanto durante la operación, como en el postoperatorio. Tras algunas intervenciones, como la colocación de implantes mamarios, pueden surgir complicaciones incluso meses después.

Solicite por escrito los resultados que se obtendrán con la operación. Exija que toda la información que le proporcionen sea clara, específica, detallada, comprensible y por escrito. Pida fotografías del antes y del después.

Exija un adecuado control clínico y una monitorización de sus constantes vitales durante la intervención.

Pida el presupuesto por escrito, desglosado y especificando los materiales que se van a utilizar. Solicite factura y copias de los documentos que firme, incluido el consentimiento de la operación. El pago final no debe superar lo presupuestado. No pague nunca con cheque al portador. Sepa que no debe abonar el IVA si la intervención tiene por objeto tratar una enfermedad o sus secuelas. Si se somete a una técnica netamente estética, deberá pagar un IVA reducido del 7%.

Si durante el tratamiento se ha implantado en su organismo algún material (prótesis, rellenos, etc.), exija una Ficha de Registro (en modelo oficial), que especifique todas sus características: marca y modelo, composición, tamaño o volumen, lugar de la implantación, etc.

Cómo reclamar

 

Cuando entienda que ha existido una asistencia irregular, no dude en solicitar las pertinentes explicaciones. A ser posible, pídalas por escrito.

Recopile todos los datos que demuestren que ha existido negligencia médica.

En caso de fallecimiento o de lesiones graves se puede recurrir a la vía penal (es más rápida y económica) que puede llevar a la inhabilitación y/o prisión para el médico, además de ver resarcido el daño mediante la correspondiente indemnización monetaria. Puede ejercitarse cualquiera que haya sido el centro donde recibió asistencia sanitaria (pública o privada). También puede dirigirse contra la clínica, en este caso por vía civil, en nombre de su representante legal, y contra los profesionales.

Para casos no tan graves, y en el supuesto de haber recibido asistencia sanitaria en un Centro dependiente de un Organismo Público, puede solicitar la correspondiente indemnización monetaria en vía administrativa. En esta vía, única y exclusivamente se puede obtener una compensación económica: no se ejercita acción penal alguna contra el médico responsable. Esta opción se inicia mediante la interposición de una reclamación contra la Administración Sanitaria, denominada Reclamación por Responsabilidad Patrimonial de la Administración Publica. En el supuesto de no obtener contestación en el plazo de 6 meses, debe considerarse que la Reclamación ha sido desestimada. En ese caso habrá otro plazo de 6 meses para acudir a los tribunales e iniciar un procedimiento contencioso-administrativo, finalizando mediante sentencia. La reclamación por responsabilidad patrimonial de la administración se plantea en vía administrativa, no en vía civil. La jurisdicción civil no es competente.

Si la asistencia sanitaria ha sido prestada en un Centro privado, puede solicitar la correspondiente indemnización en reclamación de los daños y perjuicios sufridos ante los Tribunales civiles. Esta opción se inicia mediante la interposición de una demanda contra el centro y/o el médico responsable de la supuesta negligencia médica, dependiendo de los casos, finalizando mediante sentencia.

Antes de interponer una denuncia debe asegurarse de qué medico es el responsable directo del hecho antes de denunciar al equipo médico. Para ello es fundamental el informe pericial y la valoración previa que de las pruebas haga el abogado. El abogado valorará a quien demandar: al cirujano, al anestesista, al equipo encargado del postoperatorio, etc.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto