Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal:


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Servicios y hogar

Λ

Puertas blindadas, acorazadas o de seguridad: Para todas las necesidades y bolsillos

  Cada dos minutos se produce un robo en España. Más de 258.000 viviendas fueron robadas en 2002 en nuestro país, según un informe de la Unión Española de Entidades Aseguradoras. La alarma ciudadana que estos robos han provocado entre la población ha impulsado a las familias a invertir en medidas de seguridad. Y para ello comienzan por cambiar la puerta exterior de su vivienda por una más segura. Los expertos aseguran que las puertas más demandadas para hacer frente a los intrusos son tres: las de seguridad, las blindadas y las acorazadas. Cada una tiene características y precios diferentes. La más sencilla y barata es la puerta de seguridad. El elemento que diferencia una puerta blindada y una acorazada es la plancha de acero que se coloca entre la madera a modo de relleno. En una puerta acorazada la cantidad de acero es mayor que la que contiene una blindada, por lo que el precio final de la puerta también será más elevado.

Puertas blindadas

  Son las más utilizadas como puerta principal de acceso a oficinas y comercios, aunque su colocación en domicilios particulares va en aumento. Su precio, cerca de 400 euros la más sencilla, ocupa un lugar intermedio entre los tres modelos. Las hojas de que se compone- placas que sirven para abrir y cerrar las puertas- pueden estar fabricadas con madera, aleaciones y metal. Están recubiertas con una chapa de acero de dos milímetros de grosos en las dos caras que conforman la puerta.

Principales características:

  • Cerradura: normalmente poseen un cilindro que impide su extracción a través de ganzúas o taladros, soportando un peso de hasta 500 kilogramos, aunque dependerá del modelo elegido y del tamaño de la puerta. Los expertos aconsejan instalar una cerradura con doble escudo de seguridad.
  • Llaves: suelen ser computadas, es decir, fabricadas a medida para una puerta concreta. Resulta muy difícil hacer copias de las llaves. Por ello, una vez instalada la puerta, se hace entrega de cinco llaves para que el dueño de la vivienda las reparta como desee. Es recomendable dejar un juego fuera del domicilio, bajo la responsabilidad de una persona de confianza. De lo contrario, ante el olvido o pérdida de la llave, quienes han realizado la instalación de la puerta tardarán una media de entre cuatro y cinco horas para abrirla. Y sólo se puede abrir si se rompen la cerradura y parte de la placa de acero.
  • Perfiles: planchas de acero del interior de la puerta. Evitan el empleo de palancas para forzar su apertura.
  • Mirilla o visor panorámico de 180 grados
  • Materiales incombustibles: fabricadas con materiales que impiden el paso del fuego, humo, gases y calor. También es un buen aislante acústico.
  • Bloqueo por los cuatro costados: una vez que se acciona la llave, la puerta queda bloqueada por cuatro lados. Esto significa que las barras de acero previamente colocadas se mueven al unísono. Una barra lo hace hacia el marco del techo, la segunda hacia abajo, la tercera va hacia el lado de las bisagras y la cuarta se mueve del lado de la cerradura. En el mercado también hay puertas blindadas que no tienen la particularidad de bloquearse por los cuatro lados. A diferencia de estas, tienen varillas roscadas con un capuchón de plomo en la punta. No obstante, los expertos recomiendan la primera opción.

Inconveniente
A pesar de constar de barras de acero, la madera de su interior permite que alguien pueda entrar introduciendo palancas entre los huecos compuestos por madera.

Puertas acorazadas

  Actualmente, y ante el auge y el abaratamiento de las puertas blindadas, las acorazadas se utilizan casi de manera exclusiva para cámaras que contienen objetos de gran valor como muebles antiguos, obras de arte etc. Asimismo, se utilizan como sistema de protección en museos y palacios de congresos donde se celebran eventos especiales. Las puertas acorazadas, menos vulnerables que las blindadas, están formadas por tubos de acero y hormigones especiales, así como de diversas aleaciones y los llamados rigidizadores, elementos que se insertan en la superficie de la puerta para mantener la solidez de las chapas de acero colocadas en los planos interior y exterior. Sobre las chapas de acero se colocan los tableros con la madera que se desee. El más barato es el sapelli; el nogal, roble y pino son los más caros. Su principal cualidad es su alta resistencia a cualquier ataque.

Principales características:

  • Mecanismos de cierre. Se encastran en la estructura del marco. La cerradura que se suele instalar en este tipo de puertas se considera como una de las más seguras del mercado. Su éxito radica en que los pestillos suelen ser oblongos o redondeados y rectangulares. Una vez que se cierra la puerta, la cerradura se activa en la parte frontal, inferior, superior y lateral.
  • Cerradura. Otra alternativa es la instalación de una cerradura de combinación. Son aquellas que sirven para bloquear la caja y pueden ser mecánicas, retardadas, electrónicas, digitales, etc. Estas son las más comunes:
    • Cerradura de combinación de discos. Su ventaja es que permite numerosas combinaciones
    • Cerradura electrónica. Permite una conexión en un momento dado y su desconexión inmediata, además de su programación de bloqueo y retardo mediante un código.
  • Bisagras: dotadas de refuerzos que impiden la acción de sierras o palancas.
  • Cerco y anclajes: son de hierro macizo y como el interior de la puerta está formado completamente por acero no hay puntos vulnerables.

Inconveniente
El precio: cuestan una media de 1.200 euros.

Puertas de seguridad

Es la más utilizada en viviendas particulares. Su instalación no se limita a la puerta exterior de una vivienda, también se usa en espacios y recintos interiores.

Principales características:

  • No tienen por qué estar formadas por placas de acero.
  • Precio: el coste es mucho menor que una puerta blindada o acorazada. La más sencilla, siempre dependiendo de la madera o material utilizado, oscila en torno a los 300 euros.
  • Esta materia base, ya sea madera, metal o PVC, se refuerza con perfiles horizontales y verticales resistentes al fuego y gas.
  • Cerradura: dispone de bombillos de seguridad que impiden su extracción utilizando ganzúas.

Inconveniente
Es menos segura que las otras dos. No todas presentan perfiles que evitan la utilización de palancas para forzar su apertura.


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto