Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Viajes > Derechos y trámites burocráticos

Λ

Si deseas que resolvamos tu caso en la revista EROSKI CONSUMER ponte en contacto con nosotros. Sólo serán respondidas y publicadas las consultas que desde la revista EROSKI CONSUMER consideremos más interesantes.

Un dolor de oídos le impidió disfrutar de todas las actividades contratadas en un viaje

Fuimos de viaje de novios a Venezuela y durante el viaje de ida mi esposa sufrió fuertes dolores de oído que más tarde empeoraron. Los responsables de la empresa prestadora de servicios estuvieron al corriente de todo desde el principio. La doctora aconsejó el tratamiento y anulamos varias actividades acuáticas previstas. De vuelta a España notificamos al minorista lo ocurrido, entregamos la documentación de los facultativos y reclamamos el pago de las actividades no realizadas, entendemos que por fuerza mayor. El organizador tardó mes y medio en contestar, y su devolución no llega al 25 % del total del coste de las actividades no realizadas. ¿Debemos aceptar el dinero o seguir con reclamaciones?

 La responsabilidad de las agencias de viajes se extiende a los daños sufridos por el consumidor como consecuencia de la no ejecución o ejecución deficiente del contrato. Pero, según la Ley de Viajes Combinados, esta responsabilidad cesará cuando los defectos aludidos se deban a motivos de fuerza mayor, entendiendo por tales las circunstancias cuyas consecuencias no habrían podido evitarse a pesar de haber actuado con la diligencia debida. Se señala, en este caso, el carácter fortuito de la enfermedad de la esposa, que impidió disfrutar del viaje contratado una vez iniciado éste. Precisamente este carácter fortuito -el dolor de oído comenzó cuando el viaje ya había comenzado- liberaría de responsabilidad a la agencia de viajes.
Entendemos que en este caso no se produce un incumplimiento de las obligaciones de la agencia, sino un acontecimiento que la agencia, a pesar de haber puesto toda la diligencia necesaria, no podía prever ni superar. Como la agencia cumplió con sus obligaciones y asistió en las dificultades, consideramos que no hay responsabilidad por la que solicitar una indemnización. Sugerimos que se acepte la cantidad que se ofrece, pero previamente se habrán de comprobar los términos del seguro del viaje por si se tendría derecho a una indemnización mayor. Ahora bien, en caso de que, tras una detenida valoración, se considere que la agencia no prestó la debida asistencia, lo que contribuyó a retrasar la curación de la enfermedad o la mejoría necesaria para continuar el viaje combinado en las condiciones pactadas, se podría solicitar una indemnización por daño moral.


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto