Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud > Investigación médica

^

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Visitados y estudiados 137 establecimientos de óptica de 13 ciudades: Higiene y asesoría, puntos a mejorar en las ópticas

Conviene preguntar mucho, pedir presupuesto en varias ópticas y pensárselo bien antes de comprar

El proceso, paso a paso

  Cuando se visita uno de estos establecimientos, el óptico sigue un procedimiento que comienza con un examen visual para detectar si ha variado la graduación o si permanece estable desde la última visita, en el caso de que anteriormente hubiéramos acudido a alguno. La graduación se puede efectuar mediante máquinas automáticas, semiautomáticas o las tradicionales gafas de prueba en las que se van insertando lentes hasta que el cliente ve de forma nítida y clara. Lo recomendable es que se utilice más de un método para determinar la graduación, ya que ello permite una mayor precisión. Pero sólo el 40% de las ópticas recurrió a más de un sistema (el más común fue la máquina semiautomática). Y en el 9% se negaron a realizar la graduación si no se garantizaba la compra; esto ocurrió en todas las estudiadas en Madrid y en una de Barcelona y Pamplona. Tras determinar la graduación, comienza el proceso de compra, durante el cual el usuario tendrá que elegir entre una gran variedad de monturas, cristales o lentillas. Para acertar, es casi imprescindible el asesoramiento del óptico, ya que hay información sobre nuevos materiales, ventajas y desventajas de los diversos tipos de cristales, monturas y lentillas... que conviene conocer, especialmente si es la primera vez que se acude a una óptica o se efectúa una compra. Después, se anotan, junto a la graduación del cliente y el producto adquirido, los datos personales del usuario, cuya gestión está sujeta a la Ley de Protección de Datos.

La prueba de adaptación de lentillas mensuales busca confirmar que el cliente se siente cómodo con ellas, que se adaptan correctamente a sus ojos y que las tolera, de ahí la importancia de que se realice esta prueba antes de realizar la compra, especialmente cuando del cliente tiene una elevada graduación. En el 44% de las ópticas se sugirió realizar esta prueba, y en el 36% accedieron a realizarla cuando se solicitó expresamente. En casi una de cada diez dijeron que no la podían realizar en ese momento, mientras que en el 11% comunicaron que no efectuarían la prueba si no había garantía de compra. Las ópticas donde se registraron más negativas de este cariz fueron las de Madrid (el 90% se negaron). La misma situación se dio en dos ópticas de Valencia y Bilbao, y en una de Castellón y Pamplona.

Gama y precios de las monturas

Hay tres tipos de montura para gafas: de pasta, de metal y las conocidas como "al aire". Las más novedosas y caras son estas últimas; son más discretas y -según gustos- más estéticas, pesan menos y resultan más flexibles que las demás. Es importante que se ofrezcan a los usuarios los diferentes tipos de monturas, para que puedan valorar cuál se adapta mejor a sus facciones y a sus expectativas de uso y de gasto. Las más comúnmente ofrecidas por los optometristas fueron las de metal (tan sólo un 2% no las propuso), mientras que las de pasta no fueron ofrecidas en el 12% de los casos y las "al aire", en el 26%.

El precio de las monturas varía mucho, dependiendo del modelo, la marca y la temporada. Los técnicos de CONSUMER comprobaron que la diferencia entre la más barata y la más cara fue de 93 euros en las monturas de pasta, de 129 euros en las de metal, y de 271euros en las monturas "al aire".

Tras solicitar en todas las ópticas las monturas de pasta más baratas, se comprobó que en Burgos las hay por sólo 14 euros, mientras que en las visitadas en Valencia, Vitoria y San Sebastián no se podían comprar por menos de 40 euros. Efectuada la misma gestión con las de metal, se vieron en Cádiz y Burgos por 13 euros o menos, mientras que en las visitadas en Barcelona, Vitoria y Madrid, no podían conseguirse por menos de 40 euros. Y las monturas "al aire" podían comprarse por 32 euros e incluso menos en Pamplona y A Coruña, mientras que en las ópticas visitadas en Barcelona y San Sebastián no las había por menos de 90 euros. Queda patente la enorme diversidad de precios, y la conveniencia tanto de reflexionar sobre las diversas alternativas de montura como de visitar varias ópticas antes de decidir cuál comprar.

Las lentes de las gafas

Mayor relevancia que conocer la oferta de monturas tiene conocer los tipos de cristales que podemos utilizar, ya que esta cuestión trasciende lo meramente estético. Hay dos tipos de lentes, orgánicas y minerales. Las primeras ofrecen mayor resistencia a la rotura y menor peso, pero se rayan fácilmente y son más caras que las minerales. El cristal orgánico endurecido reduce el problema de rayado aunque no lo soluciona del todo. También los hay antirreflejantes -que incluyen el endurecido-, recomendables para conducir, ver la tele o permanecer delante del ordenador. Las lentes minerales no se rayan tan fácilmente y son un poco más baratas, pero son más frágiles y pesan más. Hay dos tipos: blancas y antirreflejantes.

Obvio resulta que, para elegir mejor, al usuario le conviene encontrarse con una gama amplia y variada de lentes. Pero el 42% de las ópticas no ofrecieron cristales orgánicos blancos, en el 51% no mostraron los orgánicos endurecidos, y en el 8% no se enseñaron los antirreflejantes.
El antirreflejante es, técnicamente, un cristal mejor, pero también el más caro: el precio medio de la pareja alcanza los 108 euros mientras que los endurecidos cuestan 82 euros de media y los blancos sólo 50 euros.
En los cristales minerales, los blancos no fueron ofrecidos en la mitad de las ópticas y los antirreflejantes, en el 44%. La media de precio de los blancos fue de 34 euros y la de los antirreflejantes, de 66 euros.

Lentillas: hay que elegir bien

Las lentillas más comunes son las mensuales, las normales convencionales (duran entre año y año y medio) y las rígidas (casi en desuso), cuyo periodo de uso es de dos o más años, según el trato que reciban. Las diarias aportan mayor comodidad pero salen más caras.

En el 8% de las ópticas no ofrecieron lentillas mensuales, mientras que las normales convencionales no fueron propuestas en el 47%. Las rígidas, por último, no fueron sugeridas en ocho de cada diez ópticas. Respecto a los precios, el coste medio de las mensuales fue de 60 euros, mientras que en las normales convencionales la media fue de 140 euros. Por último, las ya poco comercializadas lentillas rígidas costaban de media 110 euros.

La higiente estricta y un modo pausado en su realización, esenciales en la prueba de adaptación de las lentillas

Tanto en lentes como en lentillas, los precios aumentan conforme lo hace la graduación (a más dioptrías, mayor precio). No procede comparar precios máximos y mínimos de las ciudades porque en cada una fue un técnico de CONSUMER (con una graduación concreta, distinta de las de los demás) quien efectuó la prueba, pero sí tiene sentido comparar los precios de cada ciudad, al tratarse de la misma graduación. Las diferencias, son enormes: en Castellón, por un par de cristales orgánicos blancos pidieron desde 28 hasta casi 300 euros, y en Cádiz desde 25 hasta 150 euros, mientras que en otras ciudades (Madrid -en todas, 70 euros-, Málaga - los mejores precios: en ninguna óptica costaban más de 16 euros- y Valencia), los precios eran similares. Con las lentillas ocurrió algo parecido. Veamos un ejemplo: las lentillas mensuales costaban en Madrid desde 14 hasta 222 euros y en Valencia desde 36 hasta 178 euros, mientras que en Málaga y Burgos la diferencia máxima para este producto era de 8 y 3 euros, respectivamente. Lo que queda claro con estos ejemplos es que en la mayoría de las ciudades los precios de lentes y lentillas (al igual que ocurría en las monturas) varían mucho de una óptica a otra, por lo que conviene visitar varias y comparar sus precios antes de comprar, ya que el ahorro puede ser muy importante.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto