Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal:


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Sociedad y consumo

Λ

Si deseas que resolvamos tu caso en la revista EROSKI CONSUMER ponte en contacto con nosotros. Sólo serán respondidas y publicadas las consultas que desde la revista EROSKI CONSUMER consideremos más interesantes.

El vestido de novia lo estropearon en la tintorería

Llevé mi vestido de novia a limpiar a una tintorería. El vestido tiene una especie de tela de gasa muy fina y muy delicada, por lo que les advertí que tuviesen muchísimo cuidado. Tras varios retrasos en la fecha de entrega les dije que quería examinarlo para ver que todo estaba bien, y me encontré con que el vestido tiene varios agujeros. Ellos aseguran que lo han lavado a mano con mucho cuidado y que no le han hecho nada. Yo estoy convencida de que esos desperfectos no estaban antes, porque, además, lo examiné con la dependienta al entregarlo para su lavado. ¿Qué puedo hacer?

 El encargo de limpieza se asemeja a un contrato de arrendamiento de obra: la obligación del establecimiento es obtener el resultado perseguido, es decir, la limpieza de la prenda. La responsabilidad del establecimiento alcanza también a los daños causados a consecuencia de la prestación del servicio, como descoloridos, encogimiento de la prenda, roturas, etc. El Real Decreto 1453/1987 obliga a las tintorerías a expedir un resguardo con los datos del servicio tipo solicitado para cada prenda y con las observaciones que se considere necesario. Este resguardo se debe entregar al cliente cuando éste confía la prenda al establecimiento. Además, si existe posibilidad de deterioro se expresará claramente esta circunstancia, con declinación, en su caso, de responsabilidades por parte del prestador del servicio. En la consulta se dice que se revisó con la dependienta el vestido de novia en el momento de la entrega, encontrándose éste en perfecto estado. Lamentablemente este dato no se hizo constar en el resguardo. En este sentido, la tintorería es responsable del daño causado, pero se debe probar la relación causa-efecto. Habrá que enviar un buro fax certificado con acuse de recibo solicitando un acuerdo en un breve plazo. Además hay que rellenar una hoja de reclamaciones y ponerse en contacto con la Oficina Municipal de Información al Consumidor para que medien en el conflicto. Si, aun así, no se alcanza un acuerdo, se puede instar, a través de la OMIC, al establecimiento a someterse al Arbitraje de Consumo. Para probar la causa entre los daños y el servicio prestado recomendamos que se solicite un informe pericial que determine, además de la depreciación económica sufrida por el vestido, si los daños son imputables al proceso de limpieza. Si la tintorería no se somete al Arbitraje de Consumo, se puede acudir a un abogado con el informe pericial para valorar acciones judiciales.


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto