Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud > Prevención y hábitos de vida

Λ

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

SPAs: No curan, pero alivian y relajan

A diferencia de los balnearios, utilizan simple agua del grifo a la que le añaden algunas sales o aditivos

  El negocio de la salud y la belleza fue uno de los sectores de mayor crecimiento en 2002, propiciado por un naciente concepto del bienestar que ha favorecido la creación o ampliación de nuevos balnearios y SPAs. A finales de 2002 se contabilizaron en España algo más de 90 balnearios, 22 centros de talasoterapia, 24 de salud y belleza y unos 50 hoteles con SPA. Dentro de este contexto destacan por su rápida implantación y creciente popularidad los SPAs, también conocidos, para enfado de la Asociación Nacional de Estaciones Termales, como balnearios urbanos.

Pero, ¿cuáles son las diferencias entre un balneario y un centro SPA? La principal, el tipo de agua que utilizan en sus tratamientos. Mientras que las estaciones termales basan su oferta en aguas minero-medicinales declaradas de utilidad pública, los SPAs se sirven de simple agua del grifo a la que le añaden algunas sales o aditivos. A diferencia del agua de los balnearios, la de un SPA (cuyas iniciales significan salutem per aqua o salud a través el agua) no posee ningún tipo de propiedad curativa ni estética, aunque sí relajante. Si tuviéramos que citar alguna ventaja de los SPAs frente a las estaciones termales, habría que mencionar su ubicación, normalmente en núcleos urbanos, que permite que se haga uso de ellos de modo regular y continuo.

Un baño de bienestar

Los SPAs se ubican preferentemente en núcleos urbanos

Las bondades para el cuerpo de los SPAS se centran en los cambios de temperatura y en la acción del agua a presión sobre el cuerpo. Los contrastes de temperatura favorecen una mejor circulación sanguínea, mientras que el agua a presión provoca un micromasaje sedante que mejora el aparato muscular. Aliviar el estrés y tonificar el cuerpo son los principales objetivos de estos centros. A lo largo de un recorrido que puede oscilar entre una y dos horas, el cliente del SPA puede disfrutar de los baños en piscinas con hidromasaje a chorros, terma o baño turco de vapor, sauna, ducha escocesa a presión y la llamada ducha vichy o lanzadera, con surtidores de agua y aceites esenciales. Todo un circuito termal al que se suman también otros servicios como masajes para tratamientos corporales y fisioterapéuticos. Y es que pese a que no existe una normativa, cualquier SPA que se precie debe ofrecer, al menos, cuatro técnicas de tratamientos con agua.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto