Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud > Prevención y hábitos de vida

^

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Productos contra la obesidad y la calvicie: Muchas farmacias venden productos milagro y apenas informan

El 96% de ellas despachan productos anti-obesidad y anti-calvicie sin solicitar el diagnóstico médico previo.

Productos para potenciar el crecimiento para niños: las farmacias, mucho mejor

  La inmensa mayoría de las farmacias visitadas respondieron de forma satisfactoria cuando el técnico de CONSUMER solicitó, sin especificar marca ni tipo, un producto para fomentar el crecimiento corporal de un niño con una talla inferior a la normal y/o inapetente, ya que indicaron la conveniencia de acudir previamente al pediatra, o informaron de que la única vía para lograr ese propósito es la administración de hormonas de crecimiento avisando, eso sí, que es el pediatra quien deberá valorar esta posibilidad tras el diagnóstico que realice al niño.

Tan sólo el 3% de las farmacias visitadas (todas ellas, dos en concreto, en A Coruña) ofrecieron sin reparos y sin sugerir la visita al pediatra, un producto. En ambos casos, se trataba de jarabes para abrir el apetito, uno para niños y el otro indicado para la anorexia, y también en los dos casos, no se comunicó al cliente las características del jarabe, sólo se afirmó que "es el que menos contraindicaciones tiene". Un dato menos positivo es que el 28% de las farmacias visitadas, a pesar de mencionar la visita al pediatra como mejor opción, propusieron que "mientras tanto" se podría administrar al niño vitaminas (polivitamínicos), alimentos complementarios y/o estimulantes del apetito. Esto ocurrió en Valencia y Murcia (100% de las farmacias visitadas), Almería (75%), Zaragoza (50%), Bilbao (20%) y Madrid (17%). En el resto, salvo A Coruña, la respuesta fue la más adecuada.

Si en los productos para combatir la obesidad y la calvicie, la iniciativa del farmacéutico de exponer al cliente los efectos secundarios o contraindicaciones del producto que se ofrece como solución parece muy conveniente, en los productos para potenciar el crecimiento o el apetito del niño, esta actitud se antoja imprescindible. Pues bien, una farmacia de Almería, otra de Murcia, Madrid, Bilbao y A Coruña, además de tres de Valencia y otras tres de Zaragoza (en total, 11 farmacias, el 55% de las que ofrecieron estos productos) no comentaron siquiera las posibles reacciones alérgicas de los productos que ofrecían para resolver el problema. De todos modos, y a tenor de los datos registrados, la situación detectada en las farmacias respecto de la venta de productos relacionados con el crecimiento infantil es notablemente mejor que la vinculada a artículos o métodos anti-obesidad y anti-calvicie.

Problemas de crecimiento infantil: la visita al pediatra, imprescindible

Una alimentación equilibrada, saludable y variada aporta habitualmente los requerimientos fisiológicos de vitaminas de los niños. Las vitaminas son de dos tipos: hidrosolubles (B y C), solubles en agua y presentes en las partes acuosas de los alimentos, y liposolubles (A, D, E y K), insolubles en agua, se encuentran en las partes grasas de los alimentos. La prescripción de vitaminas debe restringirse a estados carenciales específicos del niño. La administración indiscriminada de suplementos vitamínicos puede producir acumulación tóxica de vitaminas liposolubles. Y el consumo de grandes dosis de vitaminas hidrosolubles puede ocasionar efectos adversos. El mercado ofrece diversos polivitamínicos y asociaciones de vitaminas de variada composición. Muchos de los síntomas para cuyo tratamiento se emplean (alteraciones del apetito, trastornos funcionales, etc) pueden tener su origen en enfermedades potencialmente graves para las que es preciso el diagnóstico de un médico especialista. En cualquier caso, si se opta por emplearlos, es preciso tener en cuenta - además del riesgo de toxicidad por acúmulo de vitaminas liposolubles- la frecuente presencia de hormonas y estimulantes del sistema nervioso central en estos preparados vitamínicos.

Los pediatras prefieren reservar la administración de estos componentes vitamínicos y estimulantes del apetito a los niños con un estado carencial producido por una mala absorción o por una enfermedad concomitante; por otra parte, recordemos que una dieta equilibrada, saludable y variada aporta las vitaminas y los oligoelementos necesarios para el desarrollo normal del niño.

Los medicamentos que ofrecieron las farmacias pueden clasificarse así:

  • Estimulantes del apetito:
    Son asociaciones de ciproheptamina y otros. Efectos secundarios: sequedad de boca, retención urinaria, dilatación con visión borrosa, trastornos gastrointestinales y somnolencia. También: taquicardia, astenia, temblor, nerviosismo etc...
  • Polivitamínicos con minerales:
    Contienen vitaminas y minerales. Efectos secundarios: molestias gastrointestinales e hipersensibilidad a los componentes.
  • Polivitamínicos sin minerales:
    Contienen vitaminas esenciales varias. El efecto secundario principal es la hipersensibilidad, estando contraindicados en personas con insuficiencia hepática o renal grave y alergia a componentes.
  • Alimento complementario:
    Es un complemento proteico, vitamínico y mineral.
  • Hormona humana del crecimiento:

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto