Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud > Prevención y hábitos de vida

^

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Productos contra la obesidad y la calvicie: Muchas farmacias venden productos milagro y apenas informan

El 96% de ellas despachan productos anti-obesidad y anti-calvicie sin solicitar el diagnóstico médico previo.

Cómo hacer frente a la obesidad

  El 90% de los casos de sobrepeso y obesidad se deben a unos inadecuados hábitos de alimentación y al sedentarismo. Por tanto, si deseamos adelgazar, la inmensa mayoría de los mortales sólo lo conseguiremos mediante una dieta baja en calorías y con la práctica regular de ejercicio físico. Además, es recomendable ponernos en manos de un especialista que estudie nuestro caso y nos indique los pasos a seguir. No obstante, hay quien obvia lo anteriormente expuesto y recurre a productos milagro y otros métodos que ofrecen una falsa eficiencia y rapidez y que pueden comprometer seriamente su salud, además de realizar un gasto inútil, sin obtener los resultados esperados.

El mercado ofrece unos 600 preparados (cápsulas, hierbas, barritas...) de los que sólo dos pueden presumir de resultados científicamente probados: Orlistat y Sibutramina, y en todo caso, presentan contraindicaciones y deben ser tomados bajo control médico.

Los productos anti-obesidad que han ofrecido las farmacias visitadas pueden clasificarse de este modo:

  • Diuréticos y laxantes: pastillas o infusiones a base de diente de león, té verde, abedul, alcachofa, ciruela... plantas conocidas por sus propiedades diuréticas y digestivas. Pueden resolver problemas digestivos, de retención de líquidos o estreñimiento, pero no eliminan kilos de materia grasa sino líquidos, por lo que la bajada de peso es engañosa e incluso peligrosa, y los kilos vuelven a recuperarse en poco tiempo.
  • Disminución de la absorción de grasas: estos productos pretenden impedir o disminuir la absorción de grasas en el organismo, concretamente en el intestino. El único fármaco con efectos probados es Xenical, que se emplea bajo estricta prescripción médica en el tratamiento de personas con problemas de obesidad grave. No debe ser usado para eliminar "esos kilitos de más" que tanto nos desagradan, especialmente en verano, ya que sus efectos secundarios son importantes.
  • Inhibidores del apetito: algunos productos intentan moderar el apetito a base de fibras que se hinchan en el estómago y generan sensación de saciedad. Suelen tomarse entre 10 y 30 minutos antes de las comidas. No se aconsejan en personas con el intestino delicado y tampoco debemos consumir grandes cantidades de fibra si no estamos acostumbrados a ello.
  • Aumentar el gasto energético: para perder peso hay dos medios, ambos eficaces y complementarios: ingerir menos calorías y quemar más calorías. Algunos productos milagro aseguran acelerar la actividad metabólica consiguiendo quemar ingentes cantidades de calorías, y todo ello sin movernos del sofá. Sin embargo, no hay estudios científicos que avalen esta supuesta acción de "quemar calorías".

Calvicie, ¿hay solución?

 Puede tener dos causas: una genética, y otra relacionada con situaciones de estrés o depresión, o debida a estados carenciales de algún mineral o vitamina. Por ello, antes de tratar este problema, deviene fundamental dar con su causa.

La alopecia congénita puede ser tratada -con resultados científicamente probados- con dos tipos de producto. El primero lo conforman los que contienen Minoxidil, y al parecer son efectivos en uno de cada tres casos. Pueden provocar efectos secundarios como alergias o dependencia, y su acción se centra solamente en la zona de la coronilla o mitad posterior de la cabeza, y al dejar de utilizarlo, el pelo que se ha conseguido mantener con este producto se caerá en un corto plazo de tiempo. El otro tipo de productos son los que contienen Finasteride, que consiguen frenar la caída del cabello en el 70% de los casos. También se han observado efectos secundarios, entre otros disminución de la libido. Cuando el usuario supera los 40 años, su consumo es menos aconsejable, y a los seis meses de interrumpir el consumo de esa medicación se pierde de golpe todo el cabello que se hubiera caído si no hubiera sido tratado con ese producto.

La alopecia por patologías concretas requiere un diagnóstico, ya que el ciclo de crecimiento y caída del cabello suele normalizarse cuando se resuelve el problema que lo ocasiona. Para combatir este tipo de calvicie, el mercado ofrece complejos vitamínicos, aminoácidos y oligoelementos que ayudarán sólo si la causa del problema es la deficiencia de estos elementos (de hecho, la carencia de vitaminas, por ejemplo, es poco probable en nuestra sociedad).

Y, por último, quedan ciertos champús y lociones que, si bien no resultan perjudiciales, no aportan una eficacia demostrada: combaten la caspa y la grasa y ayudan a mantener sano y limpio el cuero cabelludo, pero no pueden frenar ni corrigen la caída del cabello. De todos modos, e independientemente de la eficacia de los diversos productos, ninguno debe ser administrado sin diagnóstico previo del especialista.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto