Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal:


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Servicios y hogar

Λ

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Toallitas húmedas para bebé: Las más baratas son una buena elección

Salvo en la prueba de uso, todas han obtenido resultados similares y satisfactorios

  Se han analizado siete recambios de toallitas gruesas para bebé, con precios muy dispares: desde los tres céntimos de euro por unidad de Tragoncete a los siete céntimos de Mustela y Klorane. La mejor relación calidad-precio es Tragoncete, por ser la toallita más barata, por alcanzar una valoración intermedia en la prueba de uso y por ofrecer resultados similares a las otras toallitas en el resto de pruebas realizadas. Dodot Dermoactive, que cuesta un céntimo de euro más por unidad, es otra opción interesante al ser la mejor valorada en la prueba de uso.

Las toallitas húmedas impregnadas con loción son cada vez más habituales en la limpieza de los bebés, como sustitutivas del agua y el jabón a la hora de cambiar el pañal, de limpiarle la cara tras la comida o para asear sus manos. Sin embargo, su uso ha trascendido del puramente infantil para convertirse en una opción válida para la cotidianeidad de los adultos, que las utilizan, por ejemplo, en la guantera del coche a modo de útil de limpieza de manos y cara.

Están compuestas por un soporte (la toallita en sí) y la loción que lo impregna. Para elaborar ese paño todas las muestras analizadas utilizan un material del tipo "tejido no tejido", que se obtiene de la compactación de fibras mediante diferentes sistemas (agua, calor...) sin necesidad de cosido.

Las toallitas se elaboran mediante agua y calor, sin materiales químicos que actúen de liga, y sin cosido alguno

Seis toallitas son del tipo hidroligadura o spunlace, que se obtiene del enmarañamiento hidráulico de una fibra viscosa y otra sintética. Este trenzado se consigue mediante un chorro de agua filtrada y desmineralizada a alta presión, con velocidades que alcanzan los 360 kilómetros por hora. Las toallitas Huggies son las únicas que no utilizan la hidroligadura, sino que forman el tejido uniendo con calor fibras sintéticas y de celulosa en lo que se conoce como airlaid. Este tejido es menos suave que la hidroligadura utilizada en las otras seis muestras.

Estos dos sistemas de elaboración del tejido permiten que en ninguna de las toallitas sean necesarias sustancias químicas que actúen como agentes de liga para la unión de las fibras, lo que redunda en un producto de mejor calidad.

pH adecuado

Una piel sana -de bebé o de adulto- tiene un pH de 5,5 (esto es, ligeramente ácido), por lo que la loción que impregna estas toallitas será mejor cuanto más se acerque a este valor. En un adulto este dato es importante, pero cuando se habla de un producto que se aplica directamente sobre la piel de un bebé cuyo sistema inmunológico no está totalmente desarrollado, el pH se vuelve fundamental, ya que un valor demasiado básico o ácido podría ocasionar la aparición de intolerancias cutáneas. Las siete muestras demostraron valores de pH semejantes y correctos: entre 5,2 y 5,7.

Por otra parte, el extracto seco no es en sí mismo un parámetro de calidad, pero indica cuánto hay de materias orgánicas y minerales en la loción y cuánto es simplemente agua. Klorane (6,6%) y Johnson's (6,4%) fueron las toallitas que más extracto seco contenían, y Tragoncete (0,5%) las que menos.

A tenor de los resultados de los diferentes tests realizados, se puede asegurar que estas siete toallitas para bebés son productos sanos y seguros y que han obtenido resultados similares y satisfactorios en el conjunto de parámetros analizados, excepto en la prueba de uso en la que sí hubo diferencias significativas.

CONSUMER sometió a las siete muestras a una prueba de uso por parte de ochenta consumidores habituales que los usaron sobre ochenta niños, la mitad niños y la mitad niñas. Cada tipo de toallitas fue probado, al menos, por treinta usuarios. En la valoración global Dodot Dermoactive (7,7 puntos sobre 9) y Mustela (7,6 puntos sobre 9) obtuvieron las puntuaciones más altas, seguidos por Johnson's con 7,2 puntos. La nota más baja, aunque satisfactoria, correspondió a Klorane, (6,2 puntos) seguido de Huggies (6,5 puntos). Tragoncete (6,7 puntos) y Nenuco (6,6 puntos) alcanzaron valoraciones medias.

Punto por punto

En el análisis bacteriológico al que se sometieron las siete muestras, que estudió el estado higiénico-sanitario de las toallitas, no se detectaron las bacterias más susceptibles de aparecer en estos productos: mesófilos, levaduras y mohos. Bien, por tanto. El número de toallitas por envase varió desde las 64 unidades de Huggies hasta las 80 unidades de Tragoncete y Klorane. Dodot, Johnson's y Nenuco ofrecieron 72 toallitas y Mustela, el segundo con menos, 70 unidades.

Para extraer las toallitas se observaron diferentes sistemas, que se diferencian fundamentalmente en la forma en la que son plegadas. Los pañitos de Dodot, Klorane y Johnson's están plisados dentro del estuche de forma entrelazada, por lo que resultan más sencillos de sacar: al extraer una toallita sale también el comienzo de la siguiente. Tragoncete, Nenuco, Mustela y Huggies optaron por un plegado más incómodo, en Z, en el que los pañitos salen de uno en uno.

La importancia de la blancura

Una toallita de color blanco aporta sensación de pureza y limpieza y es un elemento que los consumidores valoran muy positivamente. El test de fluorescencia demostró que no utilizan blanqueantes (como el azurante óptico) o fibras recicladas, pero en todas las muestras el nivel de blancura fue muy satisfactorio.

En cuanto a las dimensiones de las toallitas, las de Dodot (20,6 x 17,7cm) fueron las más grandes y las de Nenuco las más pequeñas. Los paños de Huggies (juzgados por el 40% de los consumidores como demasiado espesos) fueron mucho más gruesos que el resto, con 854 mm (micras, o millonésima parte de un metro) mientras que los más finos fueron los de Klorane, con 363 mm. Dodot fueron los segundos más gruesos, aunque muy lejos de los primeros, con 474 mm de espesor. Tragoncete, Johnson's, Nenuco y Mustela rondaron los 400 mm.

La cantidad de líquido de las toallitas se conoce mediante su tasa de impregnación. Mustela, con este valor más elevado (297%) ofreció la mayor cantidad de loción en cada toallita. En segundo y tercer lugar se situaron Huggies y Dodot, con una tasa de impregnación del 287% y 283% respectivamente. La cantidad más escasa de líquido por toallita la ofreció Johnson's, con la menor tasa de impregnación (249%), seguida de Klorane (258%). Tragoncete (277%) y Nenuco (278%) se situaron en proporciones intermedias.

En cuanto a la resistencia máxima de las toallitas, se realizaron dos pruebas: una aplicando fuerza en el sentido longitudinal y otra en el transversal. Las diferencias no fueron muy significativas, pero se pueden distinguir tres grupos: las toallitas de mayor resistencia, Tragoncete, Johnson´s y Mustela; las de resistencia media, Dodot, Klorane y Nenuco; y Huggies, las que menos fuerza soportan.

Irritación ocular

  Una de las pruebas de ensayo más importantes para estos productos es la evaluación del potencial irritante de las lociones que impregnan cada toallita. Para medirlo, se realiza el test HET CAM, que indica el grado de irritación que causa cada muestra en contacto con los ojos (la tolerancia ocular), y no necesita hacer pruebas sobre animales. Este test se realiza sobre una membrana de huevo de gallina, previamente incubada durante 10 días. Esta membrana tiene la particularidad de ser vascularizada (tiene riego sanguíneo) y sus características son similares a las del ojo humano. Se aplica la loción sobre la membrana y se deja actuar durante 20 segundos, para, posteriormente, lavarla y observar durante 5 minutos la eventual aparición de fenómenos de irritación (hemorragias, hiperemias, coagulación, etc.).

Esta prueba se realizó sobre cuatro huevos por cada modelo de toallita a estudiar, para evitar desviaciones coyunturales. En las toallitas para bebé analizadas, todas son bien toleradas, excepto Huggies que sólo alcanza el aceptable.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto