Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal:


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Familia

Λ

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Ayudas directas por hijos: Escasas y distintas según las comunidades autónomas

España está a la cola en prestación social familiar en Europa

Por comunidades autónomas

En nuestro país, las ayudas a la familia se perciben de dos maneras: a través de una ayuda directa y de deducciones fiscales. Las ayudas directas consisten en un pago (fraccionado o único) que abona la Administración a la unidad familiar, mientras que las deducciones fiscales son ventajas que los cabeza de familia contabilizan a la hora de hacer la declaración de la renta.

Sólo diez Comunidades autónomas tienen previstas ayudas directas y de éstas, sólo cinco las ofrecen sin tener en cuenta el nivel de renta de la familia. En Andalucía, Cantabria, Castilla y León, Cataluña, Galicia y Navarra hay ayudas diferenciadas por hijos y ayudas adicionales para los partos múltiples. Sin embargo, este concepto no queda claro ya que en Canarias, Aragón y Murcia sólo se interpreta parto múltiple a partir de trillizos. En cualquier caso, quienes más facilidades tienen para estas ayudas directas son los residentes en Navarra y Castilla y León. En Navarra, pueden solicitarse ayudas directas de 330 euros al mes a partir del segundo hijo a percibir durante un año. Si la familia se incrementa, esa misma cuantía se percibirá durante tres años. En el caso de tener un tercer hijo, la Comunidad Foral realiza un pago único de 1.985 euros. Y partos múltiples, las ayudas oscilan entre los 72 euros al mes durante un año hasta los 60 euros al mes y por niño durante 10 años para los casos de quintillizos o más. Por su parte, Castilla y León paga desde 601 euros a las familias con ingresos inferiores a los 21.035 euros anuales en un pago único, hasta 1.803 euros por el nacimiento del tercer hijo, siempre que la unidad familiar no supere los 36.060 euros de renta anual.

Tratamiento en el IRPF

Son 11 las Autonomías que tienen deducciones, y las aplican por conceptos muy diversos. Baleares es la única que no establece deducciones en el IRPF por estudios fuera de la comunidad autónoma, a pesar de su carácter insular y del encarecimiento del transporte para jóvenes que cursan estudios no incorporados a su distrito universitario. La deducción que las familias pueden reflejar en su declaración de la renta por hijos a su cargo oscila mucho: desde los 36 euros por el primer hijo de Canarias, hasta los 1.502 euros de Navarra. En la Comunidad Valenciana es necesario esperar al nacimiento del tercer hijo para acceder a una deducción de 150 euros. En este apartado de las deducciones, también las familias numerosas tienen un capítulo especial, pero no por ello más cuantioso. Sólo en Canarias, Castilla y León y Galicia se contemplan deducciones para este grupo de familias que oscilan entre los 120 euros de Galicia y los 210 de Castilla y León. En Galicia, una familia con empleada que se encargue del cuidado de los niños puede deducirse 180 euros al año.

Teniendo en cuenta tanto prestaciones como deducciones, y la mayor importancia relativa de las primeras, Navarra, Castilla y León, Cataluña y País Vasco pueden considerarse las comunidades más generosas con las familias.

Según datos del Instituto de Política Familiar, que recientemente ha celebrado unas jornadas en Valencia, un matrimonio con un hijo que gane (entre los dos) 9.000 euros al año sólo recibirá alguna ayuda en Castilla León (un pago único de 600 euros) y en Cataluña, una ayuda anual durante tres años de 481 euros. Con la llegada del segundo hijo las ayudas las pueden percibir los matrimonios que residan en País Vasco, Navarra, Cataluña y Castilla León.

Sin embargo, las administraciones anuncian cambios. La Junta de Castilla-La Mancha ha anunciado que concederá una ayuda de 900 euros a los padres que pidan una excedencia para el cuidado de sus hijos; el Gobierno de Cantabria ha aprobado una paga mensual de 100 euros para las madres de niños menores de 3 años; el de Castilla y León ha anunciado nuevas deducciones fiscales y subvenciones para las familias, así como ayudas para excedencias; la Generalitat Valenciana ha aprobado el anteproyecto de ley de Acompañamiento de los presupuestos para 2003, con deducciones de 150 euros por nacimiento o adopción del segundo hijo.

A la cola de Europa

España sigue a la cola de la UE en ayudas familiares por hijos. Los 100 euros mensuales que el Gobierno paga desde enero a las madres trabajadoras con hijos menores de tres años no sacan a nuestro país de los últimos puestos en prestaciones por maternidad. En Francia, las mujeres reciben 158 euros mensuales desde el cuarto mes de embarazo hasta que el niño cumple tres años, y tanto si son asalariadas como si son amas de casa. Además, si tienen dos hijos a su cargo, cobran 110 euros al mes hasta que tengan 20 años, y 250 euros si tienen tres hijos. La protección a la familia incluye también una ayuda de 487 euros mensuales si el padre o la madre dejan su trabajo, y si el niño acude a la guardería la ayuda puede ascender hasta 1.524 euros trimestrales. Volviendo a nuestro país, y según el Instituto de Política Familiar, la ayuda de 100 euros sólo llega al 6% de las familias españolas, ya que únicamente se benefician de la misma las mujeres que trabajan más de 15 días al mes en jornada completa o más de 20 días al mes en media jornada. Las mujeres que trabajan para ellas mismas y las que están en paro no la pueden solicitar.

Ayudas muy dispares

En general, las ayudas a la familia se reservan a los primeros años de vida de los niños y a los partos múltiples, y además dependen del nivel de renta, cuando en el resto de los países europeos las ayudas se conceden por hijo nacido y no dependen de los ingresos de sus progenitores.

En Alemania, la familia recibe una ayuda económica por hijo. Los padres alemanes reciben del Estado 132 euros mensuales por el primer y el segundo hijo, 150 euros por el tercero y casi 180 euros a partir del cuarto. Estas ayudas se reciben independientemente de los ingresos y se prolongan hasta que el hijo cumple 18 años, aunque en algunos casos se extiendan hasta los 27 años. El subsidio familiar por educación se eleva a un máximo de 300 euros al mes por hijo siempre que los ingresos de los padres no superen los 59.000 euros de ingresos al año. El Gobierno italiano ha aumentado las deducciones fiscales por hijo hasta igualarlas a las del cónyuge, 542 euros al año. También han simplificado las leyes de adopción y promovido las guarderías. El permiso paterno, en caso de responsabilidad exclusiva, se extiende a tres meses y las madres solteras reciben ayudas. Los países nórdicos son el paraíso fiscal para las familias, con ayudas para el primero, segundo y tercer hijo que oscilan entre 10.200 y 48.000 euros, en función del número de hijos. También contemplan ayudas extraordinarias a los padres que se quedan cuidando a sus hijos.

Empresa Familiarmente Responsable

Uno de los principales problemas que se plantean hoy en día las parejas a la hora de ser padres es la dificultad para compaginar horarios y tareas laborales con las necesidades de los hijos. Según el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), las dificultades para conciliar trabajo y vida familiar son el tercer motivo esgrimido para no tener hijos. España es el país con el índice de natalidad más bajo del mundo, 1'2 hijos por mujer frente al 2'1 necesario para la reposición generacional. En 2001 se creó un Plan Integral de Apoyo a la Familia que a día de hoy sigue sin desarrollarse. La Federación Nacional de Familias Numerosas ha creado, junto a otras entidades, un Certificado de Empresa Familiarmente Responsable que identificará y premiará a las empresas que redacten y desarrollen una política que permitan armonizar los intereses familiares y laborales. La colaboración que se solicita es: mayor flexibilidad horaria y espacial de las empresas, seguros de vida, planes de jubilación, seguros médicos para cónyuges e hijos, y guardería en la empresa.

La falta de inversión en la familia se debe según Mª Carmen Mateu, directora de las Jornadas sobre Familia, a la falta de una auténtica política familiar. En su opinión, la política familiar es la "que permite a la familia afrontar el día a día, ayudar a los padres a tener los hijos que deseen, integrar de manera verdaderamente humana y constructiva sus distintos ámbitos de desarrollo laboral, familiar y personal; ayudar a superar las crisis familiares, reconocer el derecho de los padres a educar a sus hijos, promover la participación activa de padres y asociaciones, y tener en cuenta, con medidas específicas a las familias con determinadas necesidades".

TABLA COMPARATIVA

test p2

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto