Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente > Naturaleza

Λ

Manglares: Los bosques salados, en peligro de desaparecer

La intensiva cría del camarón o langostino es su mayor amenaza

  Un manglar es un conjunto de árboles caracterizado por su habilidad para sobrevivir y desarrollarse en terrenos costeros inundados o inundables, zonas con agua de altos niveles de salinidad. Debido a la importante biodiversidad que alberga, constituye un ecosistema irreemplazable y único. Las raíces aéreas de sus árboles -principalmente mangles, de ahí el nombre- surgen de las aguas saladas en las costas, estuarios y deltas, formando un armazón que alberga a multitud de especies animales (aves, peces, moluscos y crustáceos), muchas de ellas importantes para la alimentación humana. Los manglares conforman zonas de apareamiento y cría de muchas de estas especies, además de ser refugio para peces en desarrollo, y otras formas de vida marina. Además, protegen a estas costas de la erosión, y han proporcionado durante siglos multitud de recursos a las poblaciones locales. Durante el pleamar las copas de los manglares apenan asoman del agua, mientras que en la bajamar son visibles sus raíces respiratorias, que captan el oxígeno atmosférico y lo transmiten a las raíces enterradas. Esta adaptación les permite sobrevivir en un suelo sin oxígeno y con altas concentraciones salinas. Actualmente la intensiva cría del camarón o langostino representa el mayor peligro de desaparición de estos singulares ecosistemas.

¿En qué regiones se encuentran los manglares?

Por la biodiversidad que alberga, el manglar es un ecosistema único e irremplazable

Los manglares se encuentran en las regiones tropicales y subtropicales del mundo, generalmente en zonas costeras, y pueden hallarse en contacto directo con el mar, junto a las riberas y desembocaduras de los ríos, o bordeando lagunas costeras. El desarrollo óptimo de estos bosques salados se da alrededor del ecuador en África, Indonesia, Nueva Guinea y Filipinas. En Latinoamérica, los manglares más exuberantes se encuentran en Ecuador, en la costa norte de Esmeraldas.

Fauna de los manglares

La fauna de los manglares incluye ejemplares de hábitats marinos y terrestres, aunque la presencia de la mayoría de las especies depende de las mareas y las fases de los ciclos vitales. Tanto la fauna autóctona como las aves migratorias son abundantes y diversas. Numerosas áreas de los manglares se han tornado en santuarios importantes para el mantenimiento de algunas especies amenazadas de extinción, como el ibis escarlata (ave), el manatí (mamífero que vive bajo el agua) o el caimán de la costa, así como de varias especies de tortugas marinas. Asimismo, en las localidades donde las aguas son transparentes las raíces albergan invertebrados marinos como esponjas, moluscos, crustáceos y algas. Entre las especies más comunes en estas comunidades cabe destacar la ostra de mangle, uno de los productos fundamentales en la economía de los habitantes costeros, el cangrejo de mangle, los langostinos y los camarones. Pero, sin duda alguna, sus habitantes más singulares son los "saltarines del fango", peces capaces de vivir en el mar y en tierra cuyas musculosas aletas delanteras les permiten moverse en tierra firme. Incluso hay una especie que puede trepar a los árboles para huir de la marea alta.

La importancia de los manglares

  • Se consideran los ecosistemas naturales de mayor productividad debido a su alta producción de materia orgánica.
  • Actúan como criaderos de especies de peces y de mariscos.
  • Sirven de habitáculo para una gran variedad de aves y otros organismos marinos.
  • Protegen la costa contra la erosión, las marejadas, tormentas y huracanes.
  • Funcionan como pulmones del medioambiente, ya que producen oxígeno y usan el bióxido de carbono del aire.
  • Se utilizan para practicar deportes acuáticos y actividades turísticas.
  • Son muy valiosos para la educación e investigación científica.

Principales amenazas

Los manglares están desapareciendo a una velocidad vertiginosa por el uso abusivo de sus recursos. La organización ecologista Greenpeace estima que en 1980 había 17 millones de hectáreas de manglar en las costas tropicales del mundo, de los que, según la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación), la mitad ya se han perdido. Las causas de su destrucción son múltiples (extracciones para empresas madereras o papeleras, construcción de infraestructuras...), pero en estos momentos la mayor amenaza para estos ecosistemas la constituye la instalación de la industria camaronera, que cría en estas zonas los langostinos tropicales que se exportan a países desarrollados. La tala de extensas áreas de manglar para instalar piscinas de cría de langostinos es el principal problema que genera esta industria, cuya actividad ha motivado la desaparición de más de un millón de hectáreas de manglar. De ellas, unas 765.000 hectáreas en los últimos años. Con la destrucción de estas zonas, los ecosistemas marinos pierden su equilibrio y disminuye la cantidad y diversidad de peces, ya que sus áreas de cría y alevinaje son destruidas.

Pero, según Greenpeace, ese no es el único problema: para la cría intensiva de langostino tropical se emplean enormes cantidades de productos químicos (alimento, fertilizantes, plaguicidas, antibióticos...) que dan lugar a un caldo tóxico que contamina los recursos hídricos locales, produciendo incluso su eutrofización e hipernitrificación.

Sin los manglares y otros ecosistemas costeros, las áreas de la costa se vuelven inestables: las comunidades costeras quedan expuestas a devastadores frentes tormentosos que han producido la pérdida de muchas vidas humanas en países como Bangladesh y la India.

Tipos de manglares

  • Manglares de borde:Situados a lo largo de litorales ligeramente inclinados de tierra firme e islas grandes, se desarrollan mejor en islas que impiden el lavado excesivo de las costas producido por las mareas altas.
  • Manglares de cuenca: Surgen en depresiones topográficas con poco flujo y reflujo de agua, frecuentemente tierra adentro y expuestos a aguas menos salinas por períodos más largos del año en comparación con los bosques costeros.
  • Manglares ribereños: Se ubican en llanos de inundación de agua dulce proveniente de ríos. Durante los períodos de abundante lluvia eso ríos se inundan. Este tipo de manglares están sujetos a mareas y sometidos a un lavado regular.
  • Manglares de inundación: Son típicos de llanos de mareas e islas completamente inundados. En estos bosques se pueden encontrar todas las especies, pero por lo general su altura no supera los 5 metros.
  • Manglares enanos: Nacen en terrenos con muchas limitaciones para el crecimiento y desarrollo, por lo que rara vez sobrepasan 1,5 metros de altura. Forman una comunidad escasa y dispersa en forma de matorrales. Se localizan en ambientes con carbonatos y en zonas áridas.

Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto