Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud > Prevención y hábitos de vida

Λ

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Fumar en espacios públicos: después de casi cinco años, otro informe de CONSUMER: Los lugares públicos "libres de tabaco" siguen sin respetarse

Fumaban los usuarios, de media, en el 46% de los espacios en los que estaba prohibido, y lo hacía algún empleado en el 24% de los lugares visitados

  Una de las medidas legales más emblemáticas en la protección del derecho a la salud del no fumador es la prohibición, que rige en nuestro país desde 1988, de fumar en lugares públicos como centros educativos, hospitales, aeropuertos, estaciones de tren y bus, edificios de la Administración, gasolineras, bibliotecas, museos, medios de transporte... CONSUMER publicó en junio de 1998 un informe que desvelaba un amplio incumplimiento de la norma. Hoy, casi cinco años después, un nuevo estudio de esta revista demuestra que todo sigue igual, si no peor.

Los datos difícilmente pueden ser más elocuentes: si en 1998 fumaba al menos algún usuario en el 44% de los lugares en que estaba prohibido, hoy se consume tabaco en el 46% de estos espacios teóricamente libres de humo nicotínico. Y si entonces sólo en el 3% de estos ámbitos protegidos se brindaba a los fumadores la posibilidad de fumar en un sala específica para ellos -con lo que se favorece que el no fumador no se vea obligado a respirar aire contaminado- hoy la proporción sigue en un más que exiguo 4%. El informe destaca que se fuma en todas las Universidades y en casi la mitad de los Institutos de Enseñanza Media.

Se fuma en todos los aeropuertos, universidades y estaciones de bus

El respeto al derecho del no fumador, la concienciación social sobre los daños que causa el tabaco en los fumadores pasivos y el rigor de la Administración para hacer cumplir esta norma, siguen brillando por su ausencia en nuestro país. Los datos difícilmente pueden ser más elocuentes: si en 1998 fumaba al menos algún usuario en el 44% de los lugares en que estaba prohibido, hoy se consume tabaco en el 46% de estos espacios teóricamente libres de humo nicotínico. Y si entonces sólo en el 3% de estos ámbitos protegidos se brindaba a los fumadores la posibilidad de fumar en un sala específica para ellos -con lo que se favorece que el no fumador no se vea obligado a respirar aire contaminado- hoy la proporción sigue en un más que exiguo 4%. Y si hace cuatro años y medio la actuación de los empleados al ser interpelados por los técnicos de esta revista cuando veían que la gente fumaba donde está prohibido hacerlo podía considerarse incorrecta en un 82%, en la actualidad la proporción alcanza el 95%. El único dato esperanzador de este informe es que si en el anterior estudio el 33% estos espacios libres de tabaco fumaban los empleados (al menos, alguno de ellos) hoy la proporción se queda en el 24%.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto