Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal:


Estás en la siguiente localización: Portada > Tecnología > Imagen y sonido

Λ

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Cámaras digitales fotográficas: Memoria y alta resolución, claves

Por precio y prestaciones, estas cámaras se han convertido en una opción interesante para la mayoría de los usuarios

  Se han analizado ocho cámaras de fotos digitales de gama media-baja de uso doméstico con precios muy dispares: desde los 404 euros de Canon PowerShot A40 y Nikon E2500, a los 812 euros de Canon PowerShot S30. La mejor relación calidad-precio corresponde a Olympus C300 (487 euros): ofrece la mayor calidad en fotografías normales y de detalle, la memoria más amplia y una de las mejores pantallas de visualización.

Las cámaras digitales están ganando progresivamente cuota de mercado frente a las analógicas (las tradicionales). Este nuevo tipo de cámaras fotográficas ha alcanzado ya la calidad de las analógicas, al menos en imágenes de pequeño formato (15x10cm.). Su mayor virtud reside en que no utilizan carretes ni revelado, sino que las tomas, almacenadas en una memoria digital, se pueden ver y cribar al instante en una pequeña pantalla incorporada. Posteriormente, las tomas que interesan se transvasan al ordenador para verlas, tratarlas, enviarlas o imprimirlas.

Uno de los criterios de calidad en una cámara digital es el número de píxeles activos. Cada píxel es un punto de captación de color; por tanto, cuanto mayor sea este número, mayor será la resolución de la imagen: a más píxeles en una misma superficie la nitidez será mayor. Pentax Optio 330 (3,24 millones de píxeles), Canon Power Shot S30 y Sony DSC-P71 (ambos con 3,2 millones de pixels) fueron las tres muestras mejor valoradas en este aspecto. Por contra, Minolta Dimage X ofreció el menor número de píxeles útiles, con sólo 1,96 millones.

Las pantallas de cristal líquido donde se ven las imágenes nada más ser tomadas, son de tres tamaños. Las de Nikon, Sony, Minolta y Canon A40 alcanzan las 1,5 pulgadas, las dos de Pentax cuentan con 1,6 pulgadas y Canon S30 y la Olympus son las más grandes con 1,8 pulgadas.

Pruebas de uso

Un fotógrafo profesional realizó fotografías normales y de detalle (macro) a diferentes objetos bajo las mismas condiciones. Así, se midieron parámetros como contraste, reproducción del color, nitidez, luminosidad, efecto viñeta, ruidos e imperfecciones. Olympus obtuvo las puntuaciones más altas en ambos casos (4 ptos. sobre 5 en normal y 4,8 en detalle). El segundo puesto fue para Canon S30, la más cara (3,8 ptos. en normal y 3,3 en detalle). Nikon E-2500, Minolta Dimage X y Pentax Optio 330 obtuvieron las peores puntuaciones en imágenes convencionales (3,1 ptos.) y Sony DSC-P71 en modo macro (2,5 ptos.).

La memoria (criterio esencial de calidad) de una cámara era tres y cuatro veces superior a la de las demás

CONSUMER sometió a las cámaras digitales a una evaluación subjetiva de tres usuarios habituales de estos productos. Cada uno valoró, mediante una escala del uno al cinco, distintos aspectos relacionados con el programa que maneja la cámara (claridad, utilidad de los menús...), así como el manual, puesta en marcha, ergonomía y distintas pruebas funcionales.

Todas las cámaras fueron bien valoradas, ya que, incluso la que obtuvo un resultado más discreto (Sony) alcanzó 3,4 puntos sobre 5. Minolta (4 puntos), la mejor, obtuvo las puntuaciones más altas en puesta en marcha, claridad y utilidad de los menús, aspecto exterior, prestaciones de la pantalla, ergonomía (dimensiones, peso y facilidad de transporte), toma de fotografías, facilidad de inserción de la tarjeta de memoria, así como en el tiempo de espera entre el encendido y la realización de fotografías.

La memoria, fundamental

La cantidad y tipo memoria es otro factor crítico en una cámara digital. El alto precio de cada tarjeta obliga a tener un número muy reducido de ellas, por lo que el hecho de que una cámara ofrezca de serie una gran cantidad de memoria y de un formato lo más extendido posible deviene fundamental. En cuanto al formato de la memoria, Nikon, las dos Canon y las dos Pentax utilizan Compactflash, el más extendido.

La cámara que más capacidad de memoria ofrece es Olympus, al ser la única que incluye dos tarjetas de memoria (16 y 32 megabytes). Sony DSC-P71, Canon Power Shot S30, Pentax Optio 230 y Optio 330 ofrecen 16 MB, mientras que las tres restantes sólo incorporan tarjetas de 8 MB (Nikon, Minolta y Canon Power Shot A40).

Un usuario no necesita sacar siempre las fotos con la mayor calidad posible. En aras de una mayor autonomía (una menor calidad o resolución implica que más fotografías entren en la misma tarjeta de memoria), el usuario debe poder escoger entre diferentes resoluciones para adecuar la calidad final a las necesidades reales. De nada sirve una calidad excelsa si el objetivo es publicar la instantánea en una web. El número de grados de calidad es variable: cinco en Olympus, cuatro en Minolta y Pentax Optio 230, tres en Nikon, Canon S30 y A40 y Pentax Optio 330 y, por último, sólo dos en Sony.

Peso y dimensiones

Minolta fue notablememente más ligera que el resto, con sólo 134 gramos. Las más pesadas fueron las dos Canon, S30 (264 gr.) y A40 (262 gr.). En cuanto a tamaño, la cámara más pequeña fue Minolta, (84,5x72x20 mm.), mientras que la más voluminosa fue Olympus C-300 (117,5x66x49,5 mm.).

Todos los modelos presentaron zoom óptico y digital. Canon Power Shot S30 es la que mejores valores obtuvo en ambos sistemas. El zoom óptico funciona como lo haría en una cámara convencional, pero el zoom digital conviene no usarlo, ya que acerca los objetos a costa de que pierdan calidad de imagen. Canon S30 y Pentax Optio 230 incorporan los dos mejores sistemas de flash.

En cuanto al tipo de alimentación, todas las cámaras incluyen baterías recargables, salvo Olympus que ofrece dos juegos de pilas (recargables y no recargables) y Pentax Optio 230 y Canon A40, que sólo ofrecen un juego de pilas convencionales. Los modelos de Nikon, Sony, Minolta, Canon S30, Olympus y Pentax Optio 330 presentaron, además, cargador de pilas. Ninguna de las cámaras incorporó adaptador de corriente alterna, un accesorio muy útil cuando se transfieren las imágenes al ordenador.

Para evaluar el consumo de energía se realizaron fotografías con flash y mínima calidad de imagen con las mismas baterías o pilas que incluían las cámaras. La de mayor autonomía fue Pentax Optio 230 (205 minutos y 391 fotografías), por su parte, Minolta fue la cámara en la que menos aguantaron las baterías (65 minutos y 126 fotografías).

Ordenador y la TV

Las ocho cámaras se unen al ordenador doméstico para la descarga de imágenes mediante el puerto USB, uno de los más veloces del mercado, que permite, además, conectarse sin necesidad de apagar previamente el ordenador. Nikon no ofrece la conexión con la TV y el vídeo, por lo que las instantáneas no se pueden ver directamente en una pantalla de televisión.

Excepto una, estas cámaras permiten ver las tomas en el televisor

Todas cuentan con grabación de vídeo, disparador automático, regulación de la cámara en función de las condiciones de luz, anti "ojos rojos" y adaptación a las condiciones de luz nocturnas. Las cámaras con más prestaciones fueron Sony DSC-P71 y las dos de Canon.

Las ocho cámaras demostraron ser correctas en garantía, información y protección al consumidor. Nikon cuenta con el manual mejor valorado, ya que incorpora, incluso, un vídeo explicativo. También todas superaron las pruebas de seguridad.

Para comprobar que los ocho equipos resisten los golpes de durante un uso normal, se dejó caer la cámara desde una altura de un metro en tres posiciones distintas sobre una superficie de madera de roble. Todas las cámaras siguieron funcionando tras la prueba, pero la pestaña de la tapa de la batería de Olympus C-300 y Pentax Optio 230 se rompió, y Pentax Optio 330 sufrió una pequeña marca en la pantalla de visualización.

¿Por qué una cámara digital?

Una cámara digital, a diferencia de una tradicional no utiliza carrete, sino una memoria en la que almacena las imágenes que no necesita revelado. Nada más hacer la fotografía se puede comprobar cómo ha quedado en una pequeña pantalla incorporada a la propia cámara, por lo que sólo se guardan las que el fotógrafo escoge.

A la hora de decantarse por una cámara analógica (tradicional) o digital lo fundamental es definir el uso que se le va a dar, ya que, hoy en día, la calidad de ambas para un uso doméstico es similar. Si se desea una copia en papel de todas las fotografías, las de carrete resultan, a la larga, más económicas y sencillas. Además, las analógicas son la única opción si el usuario carece de ordenador.

Una digital, en cambio, conviene si se desean retocar las instantáneas directamente en el ordenador, o si es suficiente con ver las fotos en pantalla (la del PC o de la televisión). En todo caso, el usuario siempre podrá pasar a papel las imágenes digitales: el precio unitario será mayor que en un revelado convencional, pero puede que resulte rentable para los que desechan muchas tomas, ya que, con una digital, sólo se imprimen las fotografías que han quedado bien. Las tiendas de revelado ofrecen ofertas para el "revelado" de las fotografías digitales que interesa sopesar teniendo en cuenta el alto precio del papel fotográfico y de la tinta de impresora doméstica.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto