Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal:


Estás en la siguiente localización: Portada > Vivienda > Comunidades de vecinos, seguros y legislación

Λ

Si deseas que resolvamos tu caso en la revista EROSKI CONSUMER ponte en contacto con nosotros. Sólo serán respondidas y publicadas las consultas que desde la revista EROSKI CONSUMER consideremos más interesantes.

El aire acondicionado instalado en el balcón del vecino, fuente de calor y ruido

Vivimos en un bloque de pisos y tenemos un balcón contiguo a los vecinos, separado por un una lámina de hierro de 1,75 metros de altura. Hace poco nuestros vecinos han instalado un aparato de aire acondicionado, colgado del techo del balcón y rozando la separación de nuestros balcones. En la finca se permite colocar dichos aparatos, siempre y cuando no salgan de la parte de la fachada que corresponde al balcón. Los balcones miden 1,90 metros de ancho cada uno, lo que permite colocar los aparatos más distanciados de los vecinos. Dicho aire acondicionado nos provoca ruido, calor (emite el calor hacia nuestro lado) e impacto visual. Desde el comedor el aparato es visible y, además, tapa el sol. Hemos ido a hablar con nuestros vecinos para exponerles nuestras molestias (principalmente las acústicas), pero nos han recibido de forma totalmente agresiva e incomunicativa.

  Las inmisiones por exceso de ruidos, olores, humos, calor, etc. pueden generar en las personas molestias, traducidas en daños a la salud física y psíquica. Cuando tales inmisiones van más allá del límite de lo tolerable, se consideran contrarias al uso normal de las cosas. En este caso lo mejor es recurrir a un abogado o previamente requerir a los vecinos el cese de las inmisiones por carta certificada, informando también de que en otro caso y si así se estima, se acudirá a los tribunales.

En este último caso, en la demanda se puede ejercer una acción negatoria de dos maneras diferentes: la primera consiste en una acción dirigida a eliminar las emisiones molestas, y la segunda puede ir más lejos, hasta el cese de la propia actividad que origina la perturbación. En cuanto a la fundamentación jurídica, se viene construyendo una doctrina que se apoya en el artículo 1908.2 del Código Civil (señala la obligación de responder por los daños causados por humos excesivos), en el artículo 590 (prohíbe construir cerca de una pared medianera cloacas, hornos, chimeneas, etc.) y en el artículo 1902 del mismo cuerpo legal sobre responsabilidad extracontractual (establece la obligación de reparar el daño causado). Se precisará un informe pericial que determine la entidad de los daños, el nivel de ruidos y su incidencia.

No obstante, antes de acudir a los tribunales también se podría solicitar por escrito al presidente de la comunidad de propietarios que introduzca este asunto en el orden del día de la próxima Junta de Propietarios o incluso la demanda podría presentarse por el presidente, con autorización de la Junta de Propietarios.


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto