Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal:


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Servicios y hogar

Λ

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Colchones de muelles: Un mayor precio no equivale a más calidad

Los colchones más baratos son los mejor valorados, y los más caros son los que peores notas obtienen

Se han analizado ocho colchones de 135 centímetros de ancho (los que se conocen como de matrimonio) cuyos precios varían de forma notable, desde los 181 euros de Star Kapok a los 326 euros de Dormilón Zurbarán. La mejor relación calidad-precio es Star Kapok, ya que además de ser él más barato demostró uno de los mejores comportamientos en las pruebas.

  En la valoración global (en la que no se tuvo en cuenta la firmeza al no estar demostrado que un colchón más rígido sea más conveniente para la salud del usuario) se comprobó que los cuatro productos mejor valorados son también los cuatro más baratos.

Todos los colchones miden 190 cm. de largo (la medida estándar en la actualidad), salvo Comodón Dorsal Oro, que tiene diez centímetros menos (la largura de las camas unos años atrás, cuando la talla media de la población era menor). Este es un dato importante, ya que conviene que la longitud del colchón sea entre diez y veinte centímetros mayor que la del usuario.

Tamaño correcto. Tras medir la altura, longitud y anchura en tres puntos distintos de cada colchón, se comprobó que las ocho muestras cumplen con el tamaño que indica su etiquetado.

También se midieron los colchones tras las pruebas, y demostraron cumplir la norma al no mostrar variaciones superiores a las permitidas.

Para verificar si el relleno del colchón estaba bien distribuido, se colocó el colchón en posición horizontal sobre una superficie rígida y se desplazó cuatro veces sobre él un rodillo que ejercía una fuerza vertical de 1,5 kilos.

Este rodillo sirve para recoger gráficamente las deformaciones creadas por el relleno del colchón, que no pueden ser superiores a 10 mm. Eurocolchón (con variaciones superiores a 12 mm.) fue el único que suspendió este test, que se realizó dos veces, una antes y otra después del resto de pruebas.

Para medir la flexibilidad, se dispusieron los colchones durante un día sobre una superficie horizontal rígida expuesta a una carga uniformemente repartida de 400 Kg/m2. Dos horas después de retirar este peso, la altura media en todos los colchones no varió más del 7% que permite la norma.

Una vez realizados estos ensayos se comprobó que no hubieran sido dañados los componentes internos, para lo que se abrieron todos los colchones. En ninguno de ellos se apreció desplazamiento de los materiales de relleno o ruptura de los elementos metálicos internos.

Costuras resistentes

  La resistencia de las costuras se midió con dos muestras de la zona de la platabanda de cada colchón, que se sometieron a tracción hasta su rotura a una velocidad de 100 mm. por minuto. Comodón y Relax se rompieron antes de alcanzar los 130 Newtons que deben soportar.

En cuanto a la capacidad de ignición, se pusieron en contacto la zona acolchada y la cinta de cierre durante quince segundos con una llama de gas de 35 mm. En todos los casos se prendió la zona acolchada, pero sólo ardió la zona de cierre de Star, Dormilón y Relax. Esta prueba, sin embargo, no es suficiente para juzgar la capacidad de ignición del conjunto del colchón.

La firmeza de un colchón (o resistencia que ofrece contra la carga producida por el cuerpo humano) es uno de los aspectos más valorados por los consumidores, si bien no se puede asegurar científicamente que un colchón más firme sea mejor, por lo que este baremo no ha sido tenido en cuenta en la valoración final. Para medir su firmeza, se situó cada colchón sobre una superficie horizontal rígida y se colocó en el centro un peso macizo de 50 kilogramos y medir así la altura inicial del colchón y la altura con carga. Cuanto menor sea la diferencia de alturas, más firme será el colchón. Eurocolchón y Comodón fueron los más duros mientras que Flex y Relax demostraron ser los más blandos.

Características físicas

La independencia de lechos permite que los movimientos de un miembro de la pareja no influyan en la comodidad del otro. Dormilón, Comodón y Flex fueron los únicos colchones que no incorporan esta prestación.

Los colchones pueden presentar distintos tipos de refuerzos: lumbar (Eurocolchón, Pikolín y Laxy) para un correcto alineamiento de la espalda, perimetral (Dormilón y Laxy), que incrementa la firmeza en los bordes y evita su deformación, por ejemplo, al sentarnos en la cama para calzarnos; de platabanda (Star y Comodón), cuya función es fortalecer los laterales del colchón o en las esquinas (sólo Relax carece de él), que protege al producto y al usuario.

Otro elemento importante son las válvulas de aireación, que facilitan la ventilación de los componentes internos y, en algunos casos, evitan la entrada de suciedad. Los colchones analizados lucían dos tipos de válvulas: plásticas con protección (mejor valoradas) y otras que consistían sólo en un orificio metálico abierto.

Todas las muestras ofrecían válvulas de aireación aunque en cantidades dispares. Eurocolchón (504 válvulas), Comodón (364 válvulas) y Pikolín (224 válvulas) incluían las metálicas sin protección, mientras que Dormilón, Flex, Relax y Laxy (4 válvulas) y Star (2 válvulas) incorporaban las plásticas con protección.

Facilidad de transporte

Las asas facilitan el transporte y volteo del colchón. Star, Dormilón, Flex y Relax cuentan con este elemento. Es significativo que los que ofrecen mayor número de válvulas de aireación (Eurocolchón, Comodón y Pikolín) no presenten asas, sacrificando la comodidad en aras de una mayor ventilación.

El tapizado exterior de los colchones es de dos tejidos: en Laxy, Pikolin, Star, Dormilón, Comodón y Relax el tejido exterior es de piqué y en Eurocolchón y Flex, de damasco.

Todas las garantías entregadas fueron correctas, aunque de distinta duración: Comodón garantiza su producto frente a cualquier defecto de fabricación durante ocho años, mientras que el resto sólo ofrece garantía total durante un año, aunque la aumenten para algunos conceptos concretos. En cuanto al etiquetado, sólo Pikolín y Relax cumplen la norma, el resto falla en algún punto.

La necesidad de cada día

Dormir cada noche sobre un buen colchón es básico para descansar de forma adecuada. Teniendo en cuenta que una persona pasa de media una tercera parte de su vida encima del colchón, es conveniente que éste sea tan firme y cómodo como el usuario desee (éste es un criterio subjetivo, no científico), resulte durable, resistente y no se deforme con el uso diario.

¿Cuándo se debe cambiar de colchón? La vida de un colchón ronda los doce años. Esto no es óbice para que el consumidor lo cambie antes si detecta que:

  • Una deformación del colchón hace que sea difícil para el usuario no ir cayendo hacia el centro a lo largo de la noche
  • Amanece frecuentemente con dolores de espalda o cuello,
  • Los movimientos no especialmente bruscos de la pareja despiertan o interrumpen su sueño,
  • El colchón cruje o suena,
  • La tela exterior se vuelve pálida y gastada

En todo caso, para alargar la vida del colchón es aconsejable rotarlo cada tres meses (girarlo de arriba a abajo, y de la cabeza a los pies) ya que, si no, las espumas del acojinamiento tienden a comprimirse y apelmazarse a lo largo del tiempo.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto