Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal:


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Servicios y hogar

Λ

Si deseas que resolvamos tu caso en la revista EROSKI CONSUMER ponte en contacto con nosotros. Sólo serán respondidas y publicadas las consultas que desde la revista EROSKI CONSUMER consideremos más interesantes.

La cancelación de la hipoteca en las escrituras corre por cuenta de la constructora

A principios de 1999 compré una vivienda con plaza de garaje y trastero a una constructora, que se comprometió a entregarla en el año 2001. Con nueve meses de retraso respecto a la fecha pactada me comunicaron el día y la hora para escriturar. Mi mayor sorpresa llega cuando, al leer las escrituras, compruebo que los gastos de cancelación de la hipoteca corren de mi cuenta, algo que no constaba en el contrato privado. Al comunicar mi intención de no abonar estos gastos, la constructora se niega a escriturar y entregarme la vivienda. ¿Podrían aconsejarme qué hacer?

  La cláusula por la que el promotor o vendedor traslada al comprador los gastos de cancelación de la hipoteca es abusiva, según la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios. Varias sentencias la han declarado nula y condenado al vendedor a devolver al comprador las cantidades previamente abonadas por este concepto, más daños y perjuicios.

En este caso convine presentar de nuevo la reclamación a la promotora, pero por escrito, mediante telegrama o buro fax certificado, o a través de una Oficina Municipal de Información al Consumidor o con la ayuda de un abogado. Se trata de que quede constancia fehaciente. Si no hay respuesta satisfactoria, hay dos vías de actuación, pasando ambas por los tribunales.

La primera consiste en requerir notarialmente a la promotora para que inscriba en el Registro de la Propiedad el contrato privado, en las condiciones que éste recoge -por tanto sin la citada cláusula-. También hay que comunicarle que, si en un determinado plazo no lo hace, se acudirá a los tribunales. Si finalmente no queda otro remedio que acudir a los tribunales, hay que solicitar la elevación a escritura pública y la entrega de la vivienda en las condiciones establecidas en el contrato privado, además de una indemnización por los daños y perjuicios ocasionados por la negativa de la promotora y el retraso en la entrega -incluyendo el tiempo transcurrido hasta la sentencia-. El inconveniente de esta opción es que no se puede disponer de la vivienda hasta que la sentencia sea firme, por lo que si la espera ocasiona perjuicios al comprador de la vivienda, podría optar por abonar los gastos de cancelación que le imponen y luego acudir a los tribunales para reclamarlos.

Si se opta por esta segunda vía -adelantar el dinero y reclamarlo posteriormente- hay que dejar constancia escrita en el Servicio de Atención al Cliente de la promotora de las reclamaciones telefónicas y de la intención de abonar el importe de la cancelación de la hipoteca, con cita expresa de los motivos que lo motivan: la imposición e intransigencia del promotor, la necesidad de la vivienda y los perjuicios que está ocasionando el retraso en la entrega, haciendo hincapié en la disconformidad con la cláusula.


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto