Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud > Atención sanitaria

Λ

Si deseas que resolvamos tu caso en la revista EROSKI CONSUMER ponte en contacto con nosotros. Sólo serán respondidas y publicadas las consultas que desde la revista EROSKI CONSUMER consideremos más interesantes.

Un hospital debe denunciar la mordedura de un perro, aunque sea a su dueño

Acudí al servicio de urgencias de un hospital a causa de una mordedura de mi propio perro, que se produjo cuando intentaba apartarle de otro que se dirigía hacia él y que su amo llevaba suelto. Un mes después recibí una notificación del juzgado en la que se me citaba a fin de "Declaración y ofrecimiento de acciones", apercibiendo de que, en caso de no comparecer ni alegar causa que me lo impidiese, se me impondría una multa. ¿Es lícito que una entidad o una persona ajena presente una denuncia sin mi consentimiento?

  No sólo es lícito que una persona ajena denuncie unos hechos delictivos, sino que nuestro derecho, tradicionalmente, considera la denuncia como una obligación ciudadana en cooperación con la justicia. La denuncia presentada por quien no es el perjudicado ni su representante constituye un acto que puede dar lugar a la iniciación del proceso penal, pero sólo los delitos públicos son perseguibles sin la denuncia del concreto perjudicado, mientras que los delitos privados y semipúblicos son perseguibles a instancias del particular ofendido. Los delitos privados son los de calumnia e injurias, y delitos semipúblicos son los delitos de agresiones, acosos y abusos sexuales, descubrimiento y revelación de secretos, calumnias e injurias contra funcionarios, autoridades o agentes de la misma, abandono de familia, daños causados por imprudencia y delitos relativos a la propiedad intelectual e industrial y a los consumidores. Finalmente, los delitos públicos (que puede denunciar cualquier persona) son el resto de los tipificados en el Código Penal: la mordedura de un perro entre ellos.

Teniendo en cuenta lo anterior, el hospital ha cumplido con la obligación de poner en conocimiento del juez las lesiones que trataron, por si los hechos causantes de esas lesiones fuesen constitutivos de un delito del que la persona que fue tratada en el hospital pudiese ser la victima perjudicada. Por ello, el juzgado envía una citación para declarar por si la víctima quisiera emprender acciones legales, pero en este caso puede limitarse a declinar puesto que, lógicamente, no va a declarar contra sí misma.


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto