Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Motor > Seguros, legislación y fiscalidad

Λ

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Accidentes de tráfico y aseguradoras: Cuando dar parte se complica

La amplia casuística de siniestros y nuestro desconocimiento de las condiciones del seguro motivan que dar parte se convierta en una tarea difícil y problemática

  Al contrario de lo que pudiera parecer, contratar un seguro de automóvil -cometido que (si queremos hacerlo bien) requiere contactar con varias compañías aseguradoras y comparar sus coberturas, tarifas y condiciones- es la parte más sencilla de nuestra relación con las aseguradoras. El primer parte de accidente puede revelar al usuario si ha hecho o no un buen fichaje, ya que la aseguradora habrá de responder a las coberturas contratadas. Este primer parte se puede convertir en un momento de descubrimiento para el cliente, que se encuentra con límites a las indemnizaciones, y con condiciones para cobrar las coberturas o con excepciones insospechadas recogidas en esa letra tan negrita y pequeña como poco leída.

Considerando la alta siniestralidad de nuestro país (se superó en 2000 la media europea y supuso para las aseguradoras un desembolso de 6.000 millones de euros) y la amplia y variada casuística de accidentes, más vale tomarse media hora para leer las cláusulas de nuestra póliza. Sabremos así cómo actuar ante circunstancias poco frecuentes (qué ocurre si colisiona contra nosotros un vehículo sin seguro), a quién pedir responsabilidades si nos roban el coche y éste aparece con desperfectos o qué hacer si, en caso de que requiramos asistencia jurídica, dudamos del buen hacer de los abogados de nuestra compañía y preferimos contratar uno por nuestra cuenta. Consorcio de Compensación de Seguros. Este organismo estatal hace la función de asegurador directo de riesgos extraordinarios que, por su envergadura, serían inasumibles para las compañías de seguros (catástrofes naturales, actos de terrorismo, riesgos nucleares...) y de otras circunstancias (clientes que ninguna entidad de seguros acepta debido a su potencial siniestralidad, vehículos oficiales de estado...). También funciona como asegurador indirecto y se hace cargo subsidiariamente del seguro obligatorio (en casos como daños causados por vehículos desconocidos o de compañías en quiebra). El dinero para abonar las citadas eventualidades se obtiene de un fondo común desde el que el Consorcio abona las indemnizaciones pertinentes. Aunque no lo sepamos, parte de la prima de nuestro seguro alimenta ese fondo común.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto