Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal:


Estás en la siguiente localización: Portada > Vivienda > Compra de vivienda

Λ

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

La gestión de las inmobiliarias a examen: se visitaron 56 en 14 ciudades: Un servicio aceptable, pero plagado de deficiencias e irregularidades

El 98% de ellas aceptaron mediar en operaciones con dinero negro entre sus clientes; las que venden VPO lo hacen a precios de mercado libre, y más de la mitad no informan bien sobre la comisión que cobran

Las inmobiliarias ofrecen en nuestro país un aceptable servicio, pero su operativa cotidiana presenta graves irregularidades, relacionadas con el dinero negro y con las VPO, además de importantes deficiencias en la exigible transparencia informativa en cuestiones de interés para el cliente y en la cantidad, calidad y precisión de la información que se ofrece sobre las viviendas que pueden satisfacer las necesidades del usuario. Y todo ello, a pesar del elevado coste que las gestiones de las empresas inmobiliarias suponen para el usuario que formaliza con ellas una relación contractual: por vender un piso de 120.000 euros (unos 20 millones de pesetas) lo más frecuente es que cobren entre 3.600 y 6.000 euros (entre 600.000 y un millón de pesetas), más el 16% de IVA. O, dicho de otro modo, entre el 3% y el 5% del importe de la venta.

Esta es la conclusión global de la investigación realizada por CONSUMER, cuyos técnicos efectuaron (presentándose como clientes cualesquiera), el pasado mes de diciembre dos gestiones de información -una sobre compra y otra relativa a la venta- de vivienda en una única visita en cada una de las 56 inmobiliarias estudiadas en 14 ciudades: Madrid, Barcelona, Valencia, Alicante, Málaga, Bilbao, San Sebastián, Vitoria, Pamplona, Castellón, Murcia, Burgos, Logroño y Santander. Las variables estudiadas han surgido, fundamentalmente, de la asesoría de expertos en temas inmobiliarios y del Decreto 3248/1969 que describe las obligaciones de los APIs o agentes de propiedades inmobiliarias.

Las pocas VPO disponibles se vendían a precios similares a los de la vivienda libre

El 98% de las inmobiliarias aceptaron mediar en operaciones con "dinero negro" entre sus clientes, cuando comprar o vender evadiendo impuestos constituye delito fiscal. La mecánica es la siguiente: la escritura no se realiza por el montante total de la compraventa, y de esta manera el cliente evita pagar el IVA (7%) del dinero no escriturado, y también los gastos de notaría de ese dinero con su IVA del 16%. El principal beneficiario de esta práctica ilegal no es la inmobiliaria, sino el cliente que vende el piso. De las 56 inmobiliarias sólo una, de Castellón, se negó a aceptar operaciones con dinero opaco al fisco tanto en la compra como en la venta.

Otra realidad decepcionante es que las pocas (sólo el 12%) que ofrecen Viviendas de Protección Oficial (VPO) lo hacen en todos los casos a precios equiparables a los de las viviendas de mercado libre, cuando lo que apunta la normativa al respecto es que el precio de las VPO sea notablemente inferior al de las que no lo son. Así mismo, la Administración fija unos plazos de tiempo mínimos desde que se construyeron las VPO para que puedan pasar a ser vivienda con precio libre. Lógicamente, las inmobiliarias propusieron que la mayor parte del pago se realizara en dinero negro. Un ejemplo real y muy representativo: en una inmobiliaria se nos ofreció una VPO por 21.300.000 pesetas que debíamos escriturar en sólo 7 millones, el muy cuantioso resto habría de pagarse en dinero negro. Y esa vivienda protegida tenía sólo 13 años y, según la propia inmobiliaria, "no queda libre hasta que cumpla 30 años".

Además, casi seis de cada diez inmobiliarias visitadas no informaron (en esta primera visita; no se realizó otra) con suficiente transparencia bien sobre el importe de la comisión que cobran por su trabajo tanto en la venta como en la compra o bien sobre el IVA (16%) que esta comisión soporta y que debe pagar el cliente. Cabe destacar que todas las inmobiliarias visitadas en San Sebastián y Alicante informaron perfectamente sobre esta comisión.

Por otra parte, ninguna ofreció información de una mínima calidad sobre la coyuntura del mercado de la vivienda: si merecía o no la pena comprar o vender en ese preciso momento, y por qué (tipos de interés de los créditos hipotecarios, situación y expectativas del mercado inmobiliario...). Tanto para la compra como para la venta, los comerciales afirmaban que es un buen momento para las operaciones inmobiliarias o que "ni sí ni no" o que "es tan buen momento como cualquier otro". En ningún caso, los comerciales hicieron referencia al momento inmobiliario en términos de tendencias del mercado.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto