Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud > Prevención y hábitos de vida

Λ

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Cirugía estética: Peligros y ventajas del bisturí

A pesar de que las técnicas son cada vez menos agresivas, la cirugía estética entraña riesgos que conviene calibrar antes de entrar al quirófano

  El culto al cuerpo se ha convertido en uno de los negocios más rentables de los últimos tiempos. Sólo en España factura 100.000 millones de pesetas, más de 600 millones de euros. Del mismo modo que se acude a un dentista para un arreglo de boca, hoy cualquier persona puede aumentarse el pecho, quitarse arrugas, cambiar de nariz, eliminar la flacidez y la grasa, tensar el abdomen, pegarse unas orejas de soplillo o conferir volumen a sus pómulos o boca. Los precios de la mayoría de estas intervenciones oscilan entre 150.000 (901 E) y un millón de pesetas (6.010 E). Las formas de pago dejaron de ser un problema hace tiempo, ya que se pueden abonar en plazos.

En un inicio, la medicina plástica desempeñaba una función reparadora frente a las fatalidades de la vida. En los años sesenta, Estados Unidos abanderó la revolución de la medicina plástica atendiendo a imperativos estéticos. Y, a pesar de que el culto a la juventud eterna a golpe de talonario y operación quirúrgica no arribó a España hasta la década de los ochenta, hoy ya nos igualamos a Italia en número de intervenciones y sólo Estados Unidos y Brasil nos superan.

Cerca de 5.000 médicos ejercen la cirugía plástica en España sin titulación apropiada y sin haber realizado prácticas

Las nuevas técnicas de la cirugía estética, más seguras y menos agresivas que antaño, y sus secuelas cada vez menos visibles, han contribuido a que se fuera desterrando el miedo que suscitaban las intervenciones de este tipo. Pero, de todos modos, someterse a una operación de cirugía estética es un asunto muy serio. A los riesgos inherentes a cualquier operación, hay que sumar el proceso de preparación y, en ocasiones, un postoperatorio plagado de problemas. Aún así, el número de estas intervenciones no para de crecer. Según la Sociedad Española de Medicina y Cirugía Estética, desde 1992 hasta hoy, el número de esta operaciones ha crecido en un 150%. Y en ese aumento, los varones han tenido mucho que ver: se operan el doble que hace dos años, mientras que entre las mujeres ese crecimiento ha sido menos espectacular, tan sólo un 14% más que hace dos años han pasado por el quirófano para mejorar su físico.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto