Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Edición impresa > Lo más práctico > Sentencias

Λ

Un caso similar puede merecer sentencia distinta. Esta página recoge sentencias de nuestros tribunales que, por su contenido, afectan a los consumidores y usuarios de todo tipo de productos y servicios. No olvide que ante hechos similares, las cuestiones de prueba, las circunstacias concretas de las partes implicadas e incluso el tribunal que sea competente en la causa puede determinar fallos distintos.

Declarada nula por razones de salud la cesión de la azotea a una antena de telefonía móvil

Una comunidad de propietarios de Erandio (Vizcaya) adoptó por mayoría de los asistentes a Junta y con dos votos disidentes la cesión de parte de la azotea del edificio para instalar de una antena emisora de telefonía móvil. Uno de los disidentes demandó a la comunidad de propietarios y solicitó se declarase nulo el acuerdo, al entender que modificaba el título constitutivo de unanimidad y por el perjuicio de las radiaciones electromagnéticas en la salud de su hija, afectada de un trastorno de déficit de atención con hiperactividad. El juez acogió la pretensión del demandante y declaró nulo el acuerdo, pero no por entender necesaria la unanimidad para su válida adopción. Sin embargo, sí que estimó que el propietario de una vivienda no está obligado a soportar en su interior las consecuencias del acuerdo comunitario, es decir, la inmisión, probada, de las ondas electromagnéticas en el interior de su casa. Según el Juzgado de 1ª Instancia de Bilbao, en sentencia del 9 de junio de 2001, la intromisión permanente de las radiaciones de telefonía móvil en una vivienda, emitidas por una fuente exterior en elementos privativos, debe estar, en tanto que es una servidumbre, amparada en causa legal o ser consentida por el copropietario. Si se probara su absoluta inocuidad (cosa que no se hizo), como no ocupan espacio y no se perciben por los sentidos, podría concebirse precisamente abusivo el negar el consentimiento por el titular de la vivienda sirviente.

Sin embargo, sí que estima que el propietario de una vivienda no está obligado a soportar en su interior las consecuencias del acuerdo comunitario, es decir, la inmisión, probada, de las ondas electromagnéticas en el interior de su casa. Expone el Juzgado de 1ª Instancia de Bilbao el 9 de junio de 2001 que no hay razón para discriminar jurídicamente una servidumbre comunitaria sobre elemento privativo de algo que pueda verse y tocarse, por ejemplo, una tubería, de otra que es también física, si bien no lo perciben los sentidos, como es el efecto térmico de las radiaciones. Piénsese, dice el juez, por ejemplo, en la llamada contaminación acústica, o en la muy tradicional emanación de malos olores.

Para el juez, la intromisión permanente de las radiaciones de telefonía móvil en una vivienda, emitidas por una fuente exterior en elementos privativos, debe estar, en tanto que es una servidumbre, amparada en causa legal, o ser consentida por el copropietario. Si se probara cabalmente su absoluta inocuidad (cosa que no se hizo), como no ocupan espacio y no se perciben por los sentidos, podría concebirse precisamente abusivo el negar el consentimiento por el titular de la vivienda sirviente.


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto