Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal:


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Finanzas

^

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Deducciones y reducciones, cómo pagar menos en el IRPF: Aprovechar al máximo las reducciones y las deducciones, la baza del contribuyente

No hay fórmulas mágicas pero sí apartados fiscales que ayudan y que conviene conocer

¿Como se hace la declaración de la renta?

  Por ser el esquema que más se aplica, se ha elegido primeramente el modelo del IRPF de las autonomías sin regímenes tributarios específicos.

1. Datos del contribuyente: Declaración individual. Rendimientos netos: 4 millones de pesetas. Aportación a un plan de pensiones: 120.000 pesetas anuales.

2. Rendimientos netos - Mínimo personal = Base Imponible A los rendimientos netos o ganancias totales del contribuyente, se le resta el Mínimo Personal (ver la explicación del Glosario para saber qué significa este concepto).

4.000.000 pesetas (Rendimientos netos o la cantidad total por la que se tiene que declarar)
- 550.000 pesetas Mínimo personal en declaración individual
3.450.000 pesetas Base Imponible

3. Base Imponible - Reducciones = Base Liquidable

A la Base Imponible se le restan las Reducciones que correspondan. En este caso, la aportación al Plan de Pensiones.

3.450.000 pesetas Base Imponible
- 120.000 pesetas Reducción por la aportación al Plan de Pensiones
3.330.000 pesetas Base Liquidable

4. Base Liquidable. Se le aplica un porcentaje tipo de gravamen

A la Base Liquidable se le aplica un gravamen o porcentaje. Hay un cuadro que determina Hacienda y que indica cuál es el gravamen a aplicar en cada caso. Cuanto mayor sea la Base Liquidable, mayor será ese porcentaje. La cifra que se obtiene tras realizar esta operación se denomina Cuota íntegra, de la que habrá que descontar luego las deducciones que procedan y las retenciones que nos hayan practicado durante el año en nuestra nómina, para obtener el resultado definitivo.

5. Cuota íntegra - Deducciones = Cuota líquida

6. Cuota líquida - Retenciones = Cuota diferencial o resultado de la declaración

IRPF vizcaíno

Entre los modelos tributarios específicos se ha elegido el modelo vizcaíno, muy similar al de Álava y Guipúzcoa, ya que es el que se aplica a un mayor número de contribuyentes dentro de la CAV.

1. Datos del contribuyente

Padre de familia. Casado. Su esposa no trabaja. 2 hijos menores de edad. Rendimientos netos: 4 millones de pesetas. Aportación anual de 150.000 pesetas al Plan de Pensiones. Hipoteca de 120.000 pesetas al mes.

2. Base Imponible - Reducciones = Base Liquidable

A los rendimientos netos, que se denominan Base Imponible, se le restan las Reducciones que le correspondan a este contribuyente.

4.000.000 pesetas Base Imponible
- 550.000 pesetas Reducción por declaración conjunta
- 150.000 pesetas Reducción por la aportación al Plan de Pensiones
3.300.000 pesetas Base liquidable

3. Base Liquidable. Se le aplica un gravamen o porcentaje

A la Base Liquidable se le aplica un gravamen o porcentaje. Hay un cuadro que determina La Diputación Foral de Bizkaia, que indica cuál es el gravamen a aplicar en cada caso. Cuanto mayor sea la Base Liquidable, mayor será ese porcentaje.

La cifra que se obtiene tras realizar esta operación se denomina Cuota íntegra, de la que habrá que descontar luego las deducciones que procedan y las retenciones que nos hayan practicado durante el año en nuestra nómina, para obtener el resultado definitivo.

4. Cuota Íntegra - Deducciones = Cuota Líquida

5. Cuota líquida - Retenciones = Cuota diferencial o resultado de la declaración

Glosario

  • Rendimientos netos: Todas las ganancias procedentes del trabajo y de actividades económicas.
  • Base Imponible:La cantidad que queda cuando a los rendimientos netos o ganancias totales se le resta el Mínimo Personal o el Familiar, el que corresponda.
  • Mínimo Personal: Se aplica en las declaraciones individuales. Es una cantidad igual para todos los contribuyentes que el Gobierno ha fijado en 550.000 pesetas, cifra que engloba las necesidades vitales mínimas del contribuyente. Sustituye de alguna manera al concepto de las desgravaciones, que han desaparecido. Antes de que se aplicara el Mínimo Personal, el gasto farmacéutico, el de gafas o lentes de contacto y otros más desgravaban. Desde el pasado año se ha fijado una cantidad fija -550.000 pesetas- que cubre todos esos gastos. El Mínimo Personal se puede incrementar si el contribuyente es mayor de 65 años o padece alguna minusvalía.
  • Mínimo Familiar: El mismo concepto que el Mínimo Personal, pero para declaraciones conjuntas. Se ha establecido en 1.150.000 pesetas. La custodia de ascendientes mayores de 65 años, con rentas bajas y la custodia de descendientes menores de 25 años aumenta el Mínimo Familiar. En caso de minusvalía tanto de ascendientes como de descendientes, también aparecen otras cantidades que se suman al Mínimo Familiar.
  • Reducciones: Se restan a la Base Imponible. Se dividen en tres bloques:
    • aportaciones a Planes de Pensiones y a Mutualidades de Previsión.
    • aportaciones, en favor de minusválidos, a Planes de Pensiones y a Mutualidades de Previsión Social en favor de minusválidos.
    • pagos de Pensiones Compensatorias y Anualidades por Alimentos.

Hay que tratar de aplicar todas la reducciones que correspondan al contribuyente, ya que así disminuirá la cantidad por la que pagar.

  • Base Liquidable: La cantidad resultante de restar a la Base Imponible las Reducciones. Según a cuánto ascienda la Base Liquidable, se habrá de aplicar a esa cantidad el porcentaje que le corresponda, que se indica en unas tablas elaboradas por Hacienda. Interesa que la Base Liquidable sea lo menor posible, porque cuanto mayor sea, más alto será el gravamen o porcentaje. De ahí la importancia de sacar el máximo rendimiento de las Reducciones.
  • Cuota: Una vez hallada la Base Liquidable, esa cifra se multiplica por el porcentaje que le corresponda. El resultado que de esa operación es la Cuota o cantidad final que se deberá pagar, excepto si el contribuyente puede beneficiarse de alguna Deducción.
  • Deducciones: Se le restan a la Cuota. Deduce comprar una vivienda, abrir una cuenta ahorro vivienda, rehabilitar la vivienda habitual, alquilar una vivienda, algunos donativos... También hay deducciones en algunas autonomías.

Las reducciones y deducciones varían ligeramente en el IRPF de la Comunidad Autónoma Vasca:

  • Reducciones:
    • por aportaciones a Planes de Pensiones
    • por aportaciones a Entidades de Previsión Social Voluntaria
    • por abono de Pensiones Compensatorias
    • por abono de Anualidades por alimentos
    • por tributación conjunta
  • Deducciones:
    • Deducciones familiares
    • Por discapacidad
    • Por vivienda habitual
    • Por el fomento de actividades económicas
    • Por donativos
    • Por doble imposición
    • Otras deducciones

Reducciones

Las Reducciones que se aplica en le IRPF de la mayoría de las comunidades autónomas se dividen en tres bloques:

1. Planes de Pensiones y de Mutualidades: Hay un límite para las cantidades que pueden reducirse por aportaciones a planes de mutualidades y planes de pensiones, que será uno de los dos siguientes (el más bajo de los dos):

* El 25% de la suma de los rendimientos netos procedentes del trabajo y actividades económicas.

Ejemplo: si una persona gana 1.000.000 de pesetas por su trabajo o actividad económica, la cantidad máxima que podría reducir es 250.000 pesetas.

* El segundo límite es una cantidad establecida en 1.200.000 pesetas anuales, más 100.000 pesetas adicionales por cada año de edad del contribuyente que exceda de 52 años, con un límite total de 2.500.000 de pesetas, siempre que no exceda del 40% de los rendimientos referidos anteriormente.

EDAD LÍMITE
52 1.200.000
53 1.300.000
54 1.400.000
55 1.500.000
56 1.600.000
57 1.700.000
58 1.800.000
59 1.900.000
60 2.000.000
61 2.100.000
62 2.200.000
63 2.300.000
64 2.400.000
65 en adelante 2.500.000

¿Cómo aprovechar al máximo esta reducción?

Ejemplo práctico:

Un contribuyente gana 3 millones de pesetas netas al año y aporta a su plan de pensión 120.000 pesetas anuales (10.000 pesetas mensuales). Puede restar esa cantidad íntegra porque no supera el límite del 25% de sus, que es este caso ascendería a 750.000 pesetas.

Si quiere aprovechar al máximo las posibilidades de esta reducción, debe efectuar la siguiente división: 750.000 pesetas/12 mensualidades = 62.500 pesetas. Esa es la cantidad que podrá aportar al mes a su plan de pensiones para alcanzar la reducción máxima.

2. Aportaciones a Planes de Pensiones y a Mutualidades de Previsión Social en favor de minusválidos con un grado igual o superior al 65%, o de grado inferior, si ha sido declarado de forma judicial. Estas aportaciones las puede realizar tanto el propio minusválido como las personas que tengan una relación directa de parentesco, siempre que los beneficiarios sean los propios minusválidos.

Limitaciones:

  • 2.200.000 pesetas anuales para aportaciones realizadas por las personas minusválidas partícipes.
  • 1.200.000 pesetas anuales para aportaciones anuales máximas realizadas a favor de personas con minusvalía, ligadas por vínculo de parentesco.
  • Y se establece un límite de 2.200.000 pesetas anuales si se cuentan las aportaciones realizadas por la persona minusválida y los parientes.

También hay una reducción para las aportaciones a Planes de Pensiones y Mutualidades de Previsión Social a favor del cónyuge, siempre que éste obtenga rendimientos netos del trabajo y de actividades económicas inferiores a 1.200.000 pesetas. Las aportaciones a estos planes de pensiones tienen un límite máximo de 300.000 pesetas.

¿Cómo aprovechar al máximo esta reducción?

Esta vez las limitaciones no dependen de un porcentaje, con lo que sólo se sacará el máximo provecho de esta reducción aportando los topes mencionados.

3. Las pensiones compensatorias y anualidades por alimentos. Se trata de las pensiones que uno de los cónyuges paga a otro en caso de divorcio para eliminar el empeoramiento económico que esta nueva situación puede provocar y de los pagos que se realizan a favor de los hijos cuando se ha producido un divorcio. En ambos casos, se reducen íntegramente las cantidades abonadas.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto