Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud > Prevención y hábitos de vida

^

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Seguridad en zonas de baño: Nunca es suficiente

Prudencia en las zonas de baño

  • Vigile siempre a los niños cuando se bañan. No delegue esa tarea en el socorrista.
  • Báñese en lugares vigilados por socorristas.
  • Respete las banderas. Recuerde que la roja prohíbe entrar en el agua.
  • Si no sabe nadar bien, no deje que el agua supere su cintura.
  • Extreme las precauciones en el uso de flotadores y colchonetas, ya que la resaca puede arrastrarle mar adentro.
  • No se zambulla en lugares de los que desconoce su profundidad. Podría chocar contra el fondo o con rocas.
  • Si se siente arrastrado por una corriente, nade de forma paralela a la playa. Escapará de su fuerza y podrá dirigirse hacia la orilla.
  • Salga del agua si siente escalofríos intensos, náuseas, alteraciones en la visión o zumbidos de oídos, así como enrojecimiento intenso de la piel, y abríguese bien.
  • En las piscinas sea muy precavido al lanzarse de cabeza o hacia atrás desde un trampolín o desde el bordillo, al menos si quiere evitar lesiones en la espalda y cervicales.

Piscinas: dermatosis y hongos

Uno de los problemas de bañarse en las piscinas es la exposición a las grandes concentraciones de cobre de sus aguas. El fuerte poder desengrasante del cloro favorece la aparición de xerosis o piel seca. La dermis se muestra agrietada, frágil y con pequeñas escamas, sobre todo en los labios, los brazos y las piernas.

También es frecuente la aparición de picor, a la vez que se elevan las posibilidades de sufrir infecciones por hongos o bacterias.

Calor y humedad son caldo de cultivo para las micosis (infecciones por hongos). Se contagian por contacto del cuerpo desnudo con el borde de la piscina, zona de duchas o toallas. Las micosis son contagiosas, contumaces y pueden convertirse en crónicas. Se manifiestan con unas manchas blanquecinas que aparecen en la superficie de la piel, constituyendo la pitiriasis versicolor. Otros tipos de hongos dan lugar al denominado pie de atleta, una de las infecciones micóticas más frecuentes, sumamente contagiosa. Este hongo provoca lesiones en forma de piel descamada o macerada, vesículas o áreas de color rosáceo situadas entre los dedos de los pies, y que se acompañan de picor intenso.

También en los pies puede aparecer el papiloma plantar, cuyo contagio se produce al pisar descalzos zonas próximas al agua, y que provoca la aparición de una verruga de forma plana en la planta del pie que provoca molestias al caminar.

Bañarse comporta otros riesgos: lesiones de médula, mordeduras y picaduras, hongos ...

Para evitar lesiones medulares en las zambullidas, comprobemos la profundidad del aguas y saltemos con los brazos extendidos hacia delante

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto