Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud > Prevención y hábitos de vida

Λ

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Seguridad en zonas de baño: Nunca es suficiente

Se estima que más de un centenar de niños mueren cada año en España ahogados en playas, piscinas, ríos y embalses

  Cada año se producen en nuestro país medio centenar de lesiones medulares debido a zambullidas, cifra que supone el 6% del total de este tipo de lesiones. Se trata, en alrededor del 85% de los casos, de varones de 15 a 25 años que no adoptaron las debidas precauciones antes de sumergirse en el agua. El ahogamiento, por su parte, es una de las principales causas de muerte infantil. Entre 70 y 150 niños fallecen cada año en España ahogados en piscinas, playas, ríos y embalses. Y el 80% de esas muertes por ahogamiento se produce en la piscina de casa, según la Federación Española de Salvamento.

Estas cifras adquieren mayor vigencia en el periodo estival, más proclive a que la gente recurra a baños y chapuzones para calmar el calor, y se suman al elevado índice de rescates sin consecuencias graves que los socorristas efectúan en las playas, las picaduras de medusas o erizos de mar que han de atender, a los cortes de digestión y calambres musculares que ocurren en el agua y a las molestas dermatitis que el cloro de las piscinas puede provocar.

En las siguientes líneas CONSUMER aporta información práctica para evitar situaciones de peligro en las zonas de baño de nuestras costas y del interior, y para saber cómo actuar ante circunstancias menos graves pero fastidiosas, como un contagio de hongos en la piscina.

Ojo con las zambullidas. Las lesiones de columna son uno de los accidentes más peligrosos que pueden sufrirse en zonas acuáticas, por el peligro de pérdida de movilidad que acarrea. La causa más común de lesiones en la columna es la zambullida en una ola, tras tocar fondo con la espalda o la nuca, mientras que el 10% de los casos se debe a saltos desde trampolines, plataformas altas o miradores.

Además de la mayor o menor profundidad del agua, para prevenir estas lesiones es fundamental una buena técnica de inmersión en el agua. Hay dos reglas básicas: comprobar la profundidad del agua y realizar la primera inmersión de pie, y saltar siempre con los brazos extendidos hacia delante. Las velocidades alcanzadas en estas zambullidas no permiten, incluso en aguas claras, ver el fondo y a menudo no hay tiempo para reaccionar. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la mayoría de las lesiones ocurre en aguas poco profundas, de menos de metro y medio de profundidad.

Buceo: cuidado con la descompresión. Además de someterse a presiones más altas de las habituales, practicar submarinismo implica una reducción de la capacidad de los sentidos: bajo el agua se pierde visibilidad, los sonidos se perciben de forma diferente y el tacto varía. Por ello, se recomienda bucear en grupo o en parejas, ya que el buceador inexperto puede desorientarse. También es aconsejable contar con una buena preparación física, con el corazón y los pulmones en buen estado, puesto que la inmersión provoca cambios en el sistema cardiovascular. El mayor riesgo asociado al submarinismo es el relacionado con el proceso de descompensación o ascenso rápido, que puede causar vómitos, mareos, dolores en las articulaciones y hasta pérdida de la consciencia.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto