Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud > Prevención y hábitos de vida

Λ

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Gafas de sol, 20 muestras analizadas

Protegen del sol, pero muchas omiten información obligatoria y otras sólo sirven para situaciones de poca intensidad de luz

  Las empresas de óptica compiten este verano con las propuestas de diseñadores de ropa, marcas de moda y boutiques y tiendas de complementos, que presentan su propia línea de gafas de sol.

En este contexto, algunos usuarios priman esta función estética y simbólica de las gafas de sol sobre su cometido práctico: la protección de nuestros ojos frente a la radiación luminosa. La legislación europea considera las gafas de sol como equipo de protección individual (EPI) y las somete a una normativa que establece exigencias de calidad que han de cumplir para incorporar la marca CE. Una gafa de sol debe proteger contra las radiaciones nocivas del sol sin que ello afecte a la apreciación de los colores y el contraste de la imagen por parte del usuario.

El criterio clave para acertar en la elección de unas gafas de sol es el uso al que se va a destinar. Y los factores que lo determinan son el filtro de protección y el color del cristal, relacionados con la intensidad luminosa y el tipo de radiación que llegará a los ojos del usuario. Otros elementos de decisión (dejando aparte los estéticos, subjetivos) son el diseño de la montura, que no ha de ser pequeña (por implicar lentes de tamaño pequeño) ni quedar alejada del rostro, ya que aumentaría la absorción de la radiación ultravioleta al añadirse la proveniente de los laterales. Pero hay otras cuestiones que definen la calidad de las gafas de sol, como la resistencia de la montura, su diseño o los materiales de la montura.

Las funciones básicas de estas gafas son amortiguar parcialmente la intensidad luminosa, proteger contra la radiación ultravioleta y disminuir el efecto de deslumbramiento. Estas variables son algunas de las estudiadas por CONSUMER en su análisis de 20 gafas de sol, adquiridas en tiendas de óptica y boutiques de ropa y complementos. La diferencia de precios entre las muestras fue enorme. Las más económicas eran los modelos de Base (1.500 pesetas), Springfield (2.490 pesetas), Jota (2.780 pesetas), Fosco y ZA Accesories (3.995 pesetas), las cinco adquiridas en tiendas de ropa y complementos. Las más caras: Oakley (27.700 pesetas), Gucci (24.500 pesetas) y Giorgio Armani (20.020 pesetas). El coste medio fue de unas 11.000 pesetas. Neklot, MS F Basic, West, SunGeart Sport, Massimo Dutti, Dirty Dog y Police cuestan menos que la media y los modelos de Persol, Carrera, Ray Ban, Diesel y Eassun se sitúan por encima de las 11.000 pesetas.

Se comparó la información técnica que proporcionan sus etiquetas al consumidor, la calidad de visión que ofrecen, la protección que consiguen frente a la radiación solar, el estado de las lentes y su resistencia ante la inflamabilidad, la radiación, las posibles caídas, golpes y rozaduras. La norma, como se ha adelantado, recoge una serie de niveles máximos o mínimos de obligado cumplimiento para que la gafa pueda incorporar el marcado CE, que todas las muestran llevan.

Conclusiones

Todas cumplen con los requisitos técnicos que establece la norma UE para gafas de sol, pero sólo el 15% de estas gafas incorporan garantía (no obligatoria) y en el 55% falta información obligatoria y de gran utilidad para el consumidor.

Únicamente Ray Ban, Persol, Dirty Dog, Oakley y Giorgio Armani eran correctas en información, aunque en Oakley y Armani hubo discrepancias entre el filtro declarado y el determinado en el laboratorio.

La norma establece cinco categorías de filtro según el porcentaje de luminosidad que trasmite la lente. Once de las veinte presentaban un filtro 3, una protección elevada, para situaciones de luminosidad fuerte, como el sol de la playa al mediodía. Hubo también lentes de categoría 1 (mínima protección, para días seminublados), 2 (sol suave) y 4 (máxima protección, para esquí, montaña, mar...), pero ninguna de la categoría 0 (interiores y cielo cubierto).

La trasmisión en el ultravioleta, tanto en el rango completo, como en los rayos UVA y UVB fue muy baja y acorde en todos los casos a las directrices legales. Oakley fue la que más amortigua la trasmisión de radiación visible (6%), al contrario que Fosco (71%). Diez superaron una trasmisión en el infrarrojo del 80%, de menor relevancia para nuestra visión en cuanto a su procedencia del sol. Base y Fosco proporcionaron la menor protección frente al deslumbramiento por luz solar azul y Springfield la mayor.

Lo importante es que todas las lentes analizadas cumplen con los requisitos a que obliga la norma. Si se quieren unas gafas de sol muy baratas y para luminosidad solar suave, la opción es Base (si disculpamos que no aporte información al consumidor), que cuesta 1.500 ptas. Si las deseamos para luminosidad media y con toda la información exigible, una buena alternativa es MS F Basic, a 5.400 ptas. Y para luz solar fuerte (aunque sin información), West (5.500 ptas). Todo ello, naturalmente, teniendo en cuenta sólo lo estudiado y dejando a un lado la calidad de la montura y las apreciaciones estéticas.

Por otro lado, la calidad de visión de las gafas de sol depende en parte de la fidelidad cromática o ausencia de distorsión en la percepción de colores. Era correcta en todas las muestras, y sólo Springfield se acerca, sin superarlo, al límite de atenuación visual para el color verde, que es importante para distinguir el color verde de los semáforos.

Además, las gafas de sol para usuarios sin problemas de visión han de ser ópticamente neutras, no han de estar graduadas. Jota presentó una ligera potencia óptica (+0,12), pero inferior a la admitida. Por otra parte, burbujas, estrías, rayas y otros defectos en la masa o en la superficie de la lente perjudican la calidad de visión. En el análisis sólo se detectaron rayas superficiales en una de dos las lentes de cinco gafas.

La norma establece también unos parámetros mínimos de resistencia mecánica y al impacto, así como a la inflamabilidad y a la radiación, que determinarán la durabilidad y envejecimiento de las gafas. Todas las muestras presentaron un comportamiento satisfactorio en este importante apartado. La mayoría de las lentes fueron de color verde, que se considera óptimo por su fidelidad cromática y su comportamiento en ambientes de gran luminosidad.

Por tanto, cabe concluir que las 20 gafas de sol estudiadas cumplen con su cometido y con las normas de calidad de que la legislación establece y que será el uso al que se piensen destinar, el precio y los aspectos no estudiados (materiales de la montura, calidad del diseño...) y otros más subjetivos (relacionados con aspectos estéticos y de moda) los que, en buena lógica, inclinarán la balanza en favor de una u otra.

Luz solar, radiaciones y gafas de sol

Del sol nos llegan tres tipos de radiaciones (el resto quedan absorbidas en su mayor parte por la atmósfera terrestre): rayos ultravioleta, espectro visible, y rayos infrarrojos. El espectro visible, o luz visible, o simplemente luz, corresponde a la pequeña parte de las radiaciones solares (380-780 namómetros) que son detectadas e interpretadas por nuestros ojos. Los distintos colores (rojo, naranja, amarillo, verde, azul, añil y violeta), corresponden cada uno a un tipo de radiación visible (de distinta longitud de onda), y la suma de todos ellos da lugar a la luz blanca. Todo objeto sobre la tierra absorbe parte de la radiación visible que le llega, y otra parte la refleja: esta parte reflejada determina su color, tal como lo percibimos.

Las radiaciones luminosas pueden producir efectos perjudiciales sobre nuestra piel y ojos. Así, las ultravioleta (UV) en su justa medida son beneficiosas para la salud, especialmente los UVA por sus efectos sobre la absorción de calcio o sus aplicaciones en estética. En cambio los UVB y UVC son perjudiciales, pudiendo provocar afecciones en la piel, queratitis, conjuntivitis o incluso cataratas. La capa de ozono de la estratosfera protege contra este tipo de radiación, pero en los últimos tiempos los científicos han observado una variación en el espesor de esta capa, señalando una disminución en dicho efecto protector.

En cuanto al visible, una intensidad luminosa excesiva disminuye la comodidad de la visión. La luz azul, de menor longitud de onda y por tanto mayor energía, puede provocar deslumbramientos si es muy intensa, disminuyendo la capacidad de distinguir colores y contrastes. En determinadas circunstancias, el deslumbramiento se acentúa por efectos multiplicadores de la luz por reflexión, como sucede en alta montaña, la nieve, el mar... Además, una radiación visible intensa generalmente va acompañada también de radiaciones ultravioleta e infrarroja, con sus consiguientes efectos negativos. El simple hecho de colorear una lente ya disminuye la intensidad luminosa. Sin embargo, una gafa de sol que, debido a su color, únicamente disminuya la intensidad luminosa visible sin proteger contra los UV, es más peligrosa que no llevar nada: la pupila, que se dilata y contrae como mecanismo de defensa contra una intensidad luminosa excesiva, se dilataría, engañada por la "protección" de la lente, dejando paso a una mayor cantidad de radiaciones UV.

Por su parte los infrarrojos (IR), pueden producir daños en la córnea y en la conjuntiva, por efecto térmico. También pueden dañar al cristalino, produciendo cataratas, o trastornos visuales en la retina. Sin embargo su incidencia sobre la visión es menor que en el caso de la radiación UV.

La elección de una gafa de sol debería venir determinada principalmente por el uso al que se va a destinar. Para ello existen varios factores básicos a considerar, tales como el tipo de filtro (Ver Tabla I), o el color del cristal, que afectan a la luminosidad y al tipo de radiación que nos va a llegar. Otros criterios de selección atañen al diseño de la montura, dejando aparte los puramente estéticos: ésta no ha de ser demasiado pequeña (por implicar lentes de tamaño pequeño), ni deben quedar alejadas del rostro, ya que esto permitiría una mayor absorción de radiación ultravioleta, proveniente de los laterales.

Criterios para escoger gafas de sol en función del uso deseado
Categoría de filtro Absorción luz visible (%) Descripción Aplicaciones Restricciones
0 0-20 Filtración muy suave. Lentes claras o muy ligeramente coloreadas Interiores. Cielo cubierto Ninguna
1 20-56 Filtración suave. Lentes ligeramente coloreadas Luminosidad solar ligera. No válidas para la conducción nocturna
2 57-81 Filtración intermedia. Lentes medianamente coloreadas Luminosidad solar media. No válidas para la conducción nocturna
3 82-91 Filtración considerable. Lentes oscuras Luminosidad solar fuerte. No válidas para la conducción nocturna
4 92-97 Filtración excepcional. Lentes muy oscuras Luminosidad solar muy fuerte. No válidas para la conducción

Información al consumidor, mal

La legislación establece que, para poder ser comercializadas, las gafas han de llevar el marcado CE, para lo cual han de cumplir unas exigencias. En las 20 muestras, todas llevan dicha marca. En cuanto a la garantía, sólo Oakley, Eassun y Dirty Dog) incorporan garantía, aunque no están obligadas a ello. Estas tres muestras garantizan su producto contra defectos de producción durante un año (aunque no contra el rayado), para lo cual indican ponerse en contacto con el distribuidor más cercano.

Más aún, la norma aplicable a gafas de sol señala esta información como necesaria: identificación del fabricante o suministrador, categoría de filtro, mención a la norma propiamente dicha y, en el caso de los filtros de categoría 4 o aquellos que pueden producir distorsión cromática, advertencia de no usar en carretera. Casi la mitad (Police, Gucci, Fosco, Jota, Eassun, Neklot, Diesel, West y SunGear) fueron adquiridas por CONSUMER careciendo prácticamente de información. Entre las 11 restantes, en la mayoría falta algún detalle importante. Sólo Ray Ban, Persol, Dirty Dog, Oakley y Giorgio Armani son correctas adecuadas en información al consumidor. En Giorgio Armani hay discrepancia entre la categoría de filtro que señala la gafa (1), y el etiquetado (3N). En ZA Accesories la gafa incorpora una pegatina que indica categoría 2, pero adjunta los símbolos que corresponden a la 4. En Springfield, la etiqueta de la funda rígida lleva la información "Color 6 3", pero uno no tiene la certeza de que ese 3 corresponda a la categoría de filtro. En Oakley, el folleto recoge las curvas de transmisión y categorías de filtro de diversos modelos, pero no se sabe con certeza si el estudiado Minute Black Polarized es el mismo modelo que el que en el folleto aparece como Black Iridium Polarized. En Persol, el folleto indica 3P como categoría de filtro, pero la lente no es de tipo Polarizado. En Base, falta la identificación del fabricante. Se trata pues de un aspecto, salvo excepciones, deficiente en muchas de las muestras.

Calidad de lente, bien

a) Calidad de visión

Transmisión de luz visible
La norma distingue 5 categorías de filtro, en función de la protección que proporcionan frente a la luz visible. Cuanta menos luz visible dejen pasar (menor trasmisión), mayor será la protección pero, según la norma, no se deben usar filtros de protección solar con una trasmisión inferior al 80% en la conducción nocturna de vehículos, y cuando ésta es inferior al 8%, incluso se contraindica la conducción diurna. Los filtros 1 y 2 están indicados para una protección solar ligera o media, mientras que los filtros 3 y 4 se recomiendan en casos de luminosidad solar fuerte o muy fuerte.

Entre las muestras estudiadas, el promedio de trasmisión fue de 25%, pero varió desde el 6% de Oakley hasta el 71% de Fosco. En cuanto a las categorías de filtro, 11 de ellas presentaron una transmisión correspondiente a un filtro 3 (filtración considerable, indicadas para una luminosidad solar fuerte). Fosco, Jota y Base tenían sólo un filtro de categoría 1 (filtración suave, luminosidad solar ligera), mientras que Oakley fue la única que, según nuestros resultados (valor medido en el plano de polarización en la zona central), demostró un filtro 4, de mínima trasmisión. MS F Basic, ZA Accesories, Diesel, Gucci y Giorgio Armani presentan una trasmisión correspondiente a un filtro 2. En esta última y en Oakley, la indicación de categoría de filtro que lleva en el etiquetado no coincide con la calculada por el laboratorio para este análisis comparativo: la primera indica una categoría de 3 en la etiqueta, y de 1 en una pegatina adherida a la gafa, siendo de 2 según nuestros resultados. En la segunda, la curva de transmisión del modelo Black Iridium Polarized indica una categoría de filtro 3, cuando en nuestros resultados es de 4. Sin embargo, al ser polarizada esta lente tiene características diferentes de transmisión.

Homogeneidad de transmisión en el visible Mediante este parámetro se comprueba que distintos puntos de la gafa permitan igual o similar trasmisión. La norma establece límites en la variabilidad, diferentes dependiendo del tipo de gafa, así como de la forma de medición de este parámetro. Si la gafa es de tipo degradada o progresiva (con una gradación o disminución de intensidad en su coloración según un eje vertical) el límite de variación se sitúa en el 20%, siendo del 10% en el resto. Según los resultados de CONSUMER, la variabilidad de la trasmisión fue menor al límite admitido en todos los casos.

Transmisión de luz solar azul Es importante por su capacidad de provocar deslumbramiento, dificultando así nuestra visión. Se detectó un promedio bastante bajo: 20%. Cabe destacar la mayor trasmisión de Base y Fosco, cercana al 70%. Especialmente protectoras frente a este fenómeno, con una trasmisión igual o inferior al 10%, son las gasfas estudiadas de MS F Basic, Dirty Dog, Neklot, Carrera, Police, Oakley, Eassun, Massimo Dutti y Springfield).

Color de la lente Los colores más comunes en las lentes de sol son el verde, gris, marrón y amarillo. Entre las muestras comparadas, el color más frecuente fue el verde (Police, Jota, Oakley, Ray Ban, Eassun, Massimo Dutti, Persol y Carrera), seguido del gris (Giorgio Armani, West, SunGear Sport, ZA Accesories, Neklot y Gucci). En menor proporción se encontraron el marrón (Springfield, MS F Basic, y Dirty Dog), y el lila (Fosco, Diesel y Base). El marrón se considera ideal para deportes al aire libre; el gris, para cuando se necesite una máxima fidelidad cromática; el verde permite una buena fidelidad cromática y es ideal en ambientes con gran intensidad luminosa. Y el amarillo aumenta el contraste y la profundidad de campo, por lo que se recomienda en conducción con luz escasa o niebla, así como en deportes de movimientos rápidos.

Cabe considerar también el tratamiento que se ha dado a la lente. Algunas de ellas han sufrido un degradado, es decir, el color no es uniforme a lo largo de la lente. Se las conoce también como lentes progresivas. Es el caso de Jota, Giorgio Armani, Diesel, Base y Gucci. Oakley, una gafa polarizada (y también espejada) debido a su composición y al tratamiento recibido, sólo permite el paso de luz en un plano. Una de las ventajas de este tratamiento es que elimina los reflejos horizontales que pueden llegarnos del agua, nieve, asfalto, etcétera, evitando el deslumbramiento. Estos tratamientos repercuten en las características de la gafa, por lo que sus exigencias de cara a la norma, en cuanto a límites y forma de realización de ensayos, también son diferentes. Las menciones N (normal), F (fotocromática), D (degradada) o P (Polarizada) que incorporan algunas muestras en sus etiquetas hacen referencia al tratamiento sufrido por la lente.

Fidelidad cromática La absorción o eliminación de ciertas longitudes de onda (como las correspondientes al color amarillo y el azul) puede aumentar el contraste, pero no puede ser excesiva ya que la apreciación de los colores se vería distorsionada. El coeficiente de atenuación visual relativa para los cuatro colores básicos (rojo, amarillo, azul y verde) es el parámetro matemático que informa de la fidelidad cromática de un filtro. Un valor bajo para algún color indicaría una posible distorsión cromática. Este punto es importante si se relaciona con la conducción, donde la percepción de colores es crítica (por ejemplo, al reconocer las luces en un semáforo). La norma establece que los coeficientes de atenuación visual relativa para el rojo y el amarillo deben ser superiores a 0,8, a 0,4 para el azul, y a 0,6 para el verde. Según nuestros resultados, el filtro de Springfield presenta un bajo coeficiente de atenuación visual relativa para el color verde (0,64). Roza el límite, aunque no lo supera. Si lo superara, se distinguiría el verde con mayor dificultad. El resto de muestras presentaron coeficientes de atenuación visual relativa correctos, en la mayoría de los casos en torno a la unidad para los cuatro colores mencionados.

Potencia óptica Las gafas de sol, a no ser que las deseemos graduadas, han de ser ópticamente neutras, sin potencia esférica ni prismática. La norma establece límites de tolerancia. Sólo Jota presentó una ligera potencia óptica (+0,12), valor está debajo del límite.

Defectos superficiales y de masa Burbujas, rayas, estrías, fisuras y otros defectos en la masa o superficie de la lente, apreciables a simple vista, pueden perjudicar la calidad de la visión con la gafa. Entre las veinte muestras, cinco (Police, Jota, Fosco, West y Dirty Dog) presentaron leves defectos superficiales en alguna de las dos lentes, tras su examen a simple vista bajo luz fluorescente. Las 15 restantes no presentaron ningún defecto. Estos defectos pueden no haberse originado no durante la fabricación de la lente sino durante su posterior almacenamiento y manipulación. En este sentido, es crítico que un producto como éste venga protegido por una funda, preferentemente rígida, lo que no siempre sucede. Tratándose de un producto tan delicado, especialmente en el caso de las lentes orgánicas (más susceptibles al rayado) algunos fabricantes incorporan un paño o gamuza (a veces en forma de funda), para evitar rayar la lente al limpiarla. Otras aconsejan no limpiar la lente en seco, debido a que el efecto abrasivo del polvo y la suciedad puede rayar la superficie de la lente. Jota y Base fueron adquiridas sin funda ni envase protector.

b) Protección ante el sol

La función primordial de una gafa de sol, como filtro solar que es, consiste en reducir la intensidad de luminosa visible y proteger contra la radiación ultravioleta. A pesar de que la radiación infrarroja también puede ser perjudicial su incidencia en cuanto a la procedencia del sol es mucho menor. También hemos señalado que la eliminación de la luz azul disminuye el deslumbramiento, mejorando la calidad de la visión.

La norma europea establece que la trasmisión máxima para la UVB debe ser como máximo el 10% de la trasmisión en visible. Además, para las categorías de filtro 0, 1 y 2, la transmisión máxima para el UVA debe equivaler a la del visible, mientras que en las categorías 3 y 4 será como máximo el 50%. Por otra parte, la FDA (Food and Drug Administration) de Estados Unidos recomienda una filtración del 99% para la UVA (trasmisión del 1%) y del 95% para la UVB (trasmisión del 5%). Sobre las muestras en que se ha analizado la trasmisión del rango UV en general, y la UVA y UVB en particular, la trasmisión UV promedio es muy baja (0,23%). La más alta fue la de Jota (0,8%), seguida de la de Giorgio Armani (0,5%), mientras que la mejor fue Eassun (0,06%), seguida de Oakley, Dirty Dog y SunGear Sport (0,08%). En cuanto a los valores de transmisión de UVA, Jota alcanzó un 1% de transmisión, mientras que en UVB los valores fueron más bajos, siendo la peor Fosco con un 0,4%. Es evidente, pues, que todas las muestras cumplen sobradamente las directrices de la normativa, así como las recomendaciones de la FDA.

En el infrarrojo (IR), la transmisión es muy superior a la del UV pero la incidencia de los infrarrojos del sol sobre nuestros ojos es mucho menor. De hecho, la norma no señala límite a cumplir, salvo en el caso de que la gafa en cuestión reivindique una absorción en ese rango, lo que no sucede entre las muestras analizadas. La trasmisión promedio en el IR fue el 66%. MS F Basic, Sun Gear Sport, Diesel, Gucci, Base, Police, Jota, Giorgio Armani, Fosco y Massimo Dutti superaron una trasmisión del 80%, y las mejores fueron Ray Ban, Dirty Dog y Persol, con inferiores al 30%.

La norma establece también la necesidad de medir la transmisión en los rangos de 315 a 350 nanometros (nm), que cae en el ultravioleta próximo al visible, y de 500 a 650 nm, importante para la conducción. En el primer rango, la trasmisión es baja en todas las muestras. Unicamente cabe señalar la ligeramente superior trasmisión del modelo estudiado de Giorgio Armani (0,91% frente a un promedio del 0,28%). En el rango de 500 a 650 nm, destaca la mayor trasmisión de Fosco, que supera el 70%, muy por encima de Base (56%) y Jota (50%), siendo el promedio den 24%. En ambos rangos, ninguna de las muestras superó los límites de la legislación.

c) Resistencia

Las lentes de las gafas han de mostrar una resistencia para asegurar una protección de los ojos contra los golpes, aunque ésta no es su finalidad, tal y como señalan algunos fabricantes en sus folletos. Asimismo, la norma establece exigencias en cuanto a la inflamabilidad de las lentes y su resistencia a la radiación. Esto repercute sobre nuestra seguridad, así como sobre la duración de la vida útil de las lentes y su comportamiento frente al envejecimiento. Las 20 muestras analizadas superaron los requisitos de la norma en cuanto a estos cuatro tipos de resistencia (mecánica, al impacto, inflamabilidad y a la radiación), sin constatarse ningún problema en ellas.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto