Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud > Prevención y hábitos de vida

Λ

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Solariums: El abuso y una utilización incorrecta entraña riesgos serios

Lucir un cuerpo bronceado se ha convertido hoy en día casi en una obligación estética y en toda una carta de presentación ante los demás

 Lucir un cuerpo bronceado se ha convertido hoy en día casi en una obligación estética y en toda una carta de presentación ante los demás. Los cánones de belleza actuales imponen los tonos dorados en la piel en cualquier estación, y la única forma de mantener el moreno durante todo el año es recurrir a medios artificiales como el solarium.

Los amplios horarios de apertura de los centros de bronceado ¿algunos abren sus puertas incluso los domingos- y unos precios económicos -un bono de 12 sesiones cuesta unas 5.000 pesetas- han incrementado notablemente la demanda de este tipo de servicios, y hoy en día toda peluquería, salón de belleza o gimnasio que se precie ha incorporado lámparas de rayos UVA, prometiendo un bronceado rápido e inofensivo. Sin embargo, las radiaciones UVA artificiales no son tan inocentes como parecen si no se realiza un correcto uso de los solariums.

Además de manchas en la piel y cataratas precoces, el exceso de rayos UVA ¿recordemos que la piel tiene memoria- puede provocar efectos mucho más graves. Hay expertos dermatólogos que incluso relacionan los rayos UVA con el cáncer. No se trata de crear falsa alarma, pero deviene fundamental que el uso de rayos UVA se realice de manera responsable, sin abusar de ellos y en centros con personal cualificado.

Cómo actúan los rayos UVA

La acción de las camas solares es el resultado de una compleja tecnología que consiste, a grandes rasgos, en filtrar los rayos B, responsables tradicionalmente de la formación de distintos tipos de cáncer cutáneo, de manera que la piel sólo estaría expuesta a la radiación ultravioleta A, la cual, en teoría, provoca envejecimiento cutáneo pero no problemas de salud. Pero sólo en teoría, ya que los especialistas insisten en que los rayos UVA están directamente relacionados con las alteraciones del ADN celular, reacciones fotoalérgicas y fototóxicas, lesiones actínicas (precursoras de lesiones tumorales), el envejecimiento prematuro de la piel y la aparición de cataratas.

El doctor Carlos Guillem, presidente de la Academia Valenciana de Dermatología no ha dudado en declarar a CONSUMER que los rayos UVA son un peligro para piel. Este especialista, que desarrolla su labor en el Instituto Valenciano de Oncología (IVO), considera que el estar moreno supone más un inconveniente que una ventaja, "los rayos ultravioleta dañan nuestra piel porque la atraviesan afectando las células vivas de la piel, inflamándolas y produciendo la conocida quemadura solar. En un esfuerzo por evitar el futuro daño, la piel genera pigmentos (la melanina), dándole un aspecto bronceado. Pero el daño se acumula año tras año, bronceado tras bronceado. Los efectos más graves tienen a aparecer a largo plazo y por ello aún son muchos los españoles que no ven relación ninguna entre el binomio Rayos UVA-Cáncer".

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto