Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal:


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Servicios y hogar

Λ

Ahorrar en el hogar: Claves: racionalizar el gasto, planificar el consumo y contratar tarifas económicas

Tras los excesos en gastos que caracterizan la Navidad y las rebajas, la economía familiar quieta resentida, si no exhausta. Y es entonces cuándo, instados por la urgencia y con el lapis en la mano, nos vemos obligados a reducir los gastos.

  No hay fórmulas mágicas para gastar menos, pero nos será más fácil si reducimos el consumo de energía y contratamos tarifas económicas telefónicas, eléctricas o de gas. También podemos ahorrar si obtenemos el máximo rendimiento a nuestro consumo de agua, gas y electricidad, adaptando los hogares: acumuladores, uso de bombillas de bajo consumo, termostatos, burletes para puertas y ventanas... Otra fuente de gastos susceptible de intervención es la cesta de la compra: si pensamos mejor la lista y adquirimos sólo lo que necesitamos y buscando el mejor precio, podremos ahorrar un dinero.

Recibos de luz y gas

  • Contrate la potencia y tarifa que más se ajusten a sus necesidades. Estudie la tarifa nocturna y evalúe si le resulta rentable.
  • Use la luz artificial sólo cuando realmente la necesite. No deje luces encendidas en habitaciones en las que no haya nadie.
  • Sustituya las bombillas convencionales por otras halógenas de bajo voltaje o por lámparas fluorescentes compactas. Proporcionan el mismo nivel de iluminación, duran 8 veces más y ahorran hasta un 80% de energía.
  • Compruebe el consumo de los electrodomésticos en su etiqueta energética. Los niveles A y B son los más eficientes.
  • Sopese la opción de sustituir los radiadores eléctricos por acumuladores de calor para contratar la tarifa nocturna. Podría ahorrar un 50% en calefacción.
  • Reduzca las fugas de calor, y proteja su casa contra el frío aislándola con doble acristalamiento y burletes (tira en las hojas de puertas y ventanas para aumentar el aislamiento térmico). Puede ahorrar entre un 20% y un 40% en calefacción.
  • Procure que la temperatura de la calefacción se mantenga alrededor de 20 oC, nivel ideal para una vivienda. Cada grado adicional supone un 5% más de consumo de energía.
  • Ajuste el termostato del frigorífico según la temperatura ambiente. Los alimentos necesitan 3oC -5oC; cada grado que baje esta temperatura supone aumentar el 5% en gasto eléctrico.

Ahorrar en el agua

  • Aproveche al máximo la capacidad de la lavadora y del lavavajillas. Reducirá el consumo de agua, detergente y energía. Y alargará la vida de los aparatos.
  • Controle el consumo de agua. Un grifo abierto gasta 5 litros de agua por minuto. Repare las fugas de agua. Un grifo que gotea supone 60 litros de agua al día.
  • Sustituya el baño por la ducha. Consumirá la cuarta parte de agua y de la energía que requiere calentarla.

Factura telefónica

  • Analice el destino y la hora de sus llamadas más habituales y compare las tarifas de los distintos operadores para ver que compañía le resulta más económica.
  • Realice preferentemente sus llamadas durante el horario "reducido". Ahorrará hasta el 50%.
  • Pida información a su compañía sobre bonos y planes de descuento. Según el operador y el tipo de llamada, puede ahorrar hasta un 45%.
  • Si tiene móvil, haga sólo las llamadas imprescindibles con él y deje el resto para cuando llegue a casa. Las tarifas de la telefonía fija son más baratas.

La cesta de la compra

  • Antes de salir de casa, elabore un lista de lo que necesita, con cantidades exactas y cíñase a ella. Compare los precios que para un mismo producto ofrece cada marca.
  • Una compra grande al mes, o cada 15 días. Controlará mejor lo que gasta y se enfrentará menos veces a la tentación de la "compra por impulso".
  • Reduzca el uso de la tarjeta de crédito y pague en metálico. Casi siempre se gasta menos.
  • Aproveche ofertas de productos no-perecederos (conservas, limpieza, higiene...) para llenar la despensa.
  • Adquiera marcas blancas de distribuidor. Según el producto, podrá ahorrar hasta un 25%.
  • A final de mes ,haga un cuadro con los gastos de luz, agua, teléfono, etc., y póngase de acuerdo con su familia para intentar reducirlos.
  • Lleve sus cuentas al día. Apunte cada noche lo que ha gastado durante el día. Será consciente de los gastos innecesarios que ha realizado, y tendrá un estímulo para no reincidir.

Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto