Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación > Aprender a comer bien

Λ

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Menús del día: 143 de 12 ciudades distintas, estudiados: La calidad nutritiva de casi la mitad de los menús del día es deficiente

Casi la mitad de los menús del día que cientos de miles de personas ingieren cotidianamente en los restaurantes de nuestro país adolecen de una deficiente calidad nutritiva, si bien la atención que se presta al cliente es en general satisfactoria, a pesar de que se hayan detectado algunos incumplimientos de la normativa vigente.

  Esta es la doble y principal conclusión que se extrae de la investigación realizada por CONSUMER, que ha enviado a sus técnicos (que actuaron en todo momento como clientes y sin identificarse como colaboradores de esta revista) a 143 restaurantes que sirven menús del día que costaban entre 1.000 y 2.000 pesetas y estaban ubicados en una zona céntrica de 12 ciudades: Vitoria, Bilbao, San Sebastián, Castellón, Valencia, Santander, Madrid, Barcelona, Pamplona, Alicante, Málaga y Burgos. Tras la toma de datos, expertos en nutrición evaluaron (siempre con criterios exigentes de dieta equilibrada y saludable) la composición de cada menú, valorando las diversas opciones que ofrecían y su mérito nutricional. El coste medio de los 143 menús del día estudiados fue de 1.273 pesetas.

En calidad del servicio (se analizaron 64 variables en cada restaurante, agrupadas en 7 apartados), sólo la variedad de los platos-o número de alternativas distintas para el primer y segundo plato, para la bebida y para el postre- requiere mejora a nivel general, si bien obtuvo una calificación media aceptable. De todos modos, y a pesar de este favorable panorama global, el cumplimiento de la normativa vigente no es general: uno de cada diez restaurantes (tres de ellos, en Barcelona) no tenía las hojas de reclamaciones a disposición de los clientes. La exhibición visible del precio del menú es también obligatoria, pero en un 15% de los restaurantes visitados (varios de ellos en Burgos y Santander) no se cumplía este requisito. Por último, el grado de limpieza en el comedor se definió como "regular" en un 13% de los restaurantes (preferentemente en Pamplona, Burgos y Santander). Y en un local de Barcelona, la higiene se calificó incluso de insuficiente. Volviendo a los datos globales de atención al cliente, destacaron positivamente el estado y equipamiento de los aseos de los restaurantes y la rapidez en el servicio de las comidas y bebidas, apartados ambos con más de 8,5 puntos de media. Y en uno de cada cuatro (el mayor número de casos, en Burgos y Valencia) los platos que conformaban el menú no estaban expuestos al público.

El aspecto nutritivo no se cuida lo suficiente.

En lo que afecta a la calidad nutritiva de los menús del día, y a pesar de que la oferta de platos es variada, las conclusiones distan mucho de ser satisfactorias: el 43% de estos menús no aprobaron el examen de los especialistas en alimentación e incluso el 30% fueron considerados malos o muy malos. Sólo el 29% se calificaron de buenos o excelentes desde esta perspectiva de dieta saludable. Los menús que suspendieron no alcanzaban el equilibrio nutricional, fundamentalmente porque no ofrecían verdura o ensalada, legumbre y pescado, opciones imprescindibles en un menú que se atenga al concepto de dieta saludable y equilibrada. También es criticable que demasiados platos fueran precocinados (san jacobos, croquetas, calamares...) y que no se incluyera fruta del tiempo como postre.

Se constató que las ensaladas, cuando figuran en estos menús del día, se ofrecen como primer plato, lo que da pie a que el comensal evite elegir tan saludable opción por temor a quedarse con hambre. Sería interesante, en opinión de los dietistas, que los restaurantes las ofertaran como entrante o como guarnición del segundo plato. El arroz, la pasta y la patata, por otra parte, son habituales en la mayoría de los menús, pero se les añade en exceso alimentos de origen animal (carne, huevo, embutidos, pescado, marisco), lo que puede suponer un aporte desmesurado de proteínas y grasas en la alimentación cotidiana.

Otra situación muy mejorable es que la oferta de carnes es muy superior a la de pescados cuando, al menos, debería equipararse. Mientras la carne se incluía en los segundos platos en una proporción que supera el 50% de los menús estudiados, el pescado no alcanzaba el 30%. Dentro del resto de defectos anotados, destaca la escasa variedad de fruta fresca para el postre, que además se incluye en proporción menor que los dulces. Por último, el único pan que incluyen la práctica totalidad de los restaurantes es el blanco y no ofrecen al cliente la posibilidad de elegir pan integral, con mayor contenido de fibra, muy beneficiosa para la salud.

Quienes comen fuera de casa con frecuencia, señalan los especialistas en nutrición, deben poder elegir unos platos que se ajusten no sólo a sus preferencias gustativas sino también a sus necesidades nutritivas, de ahí que la responsabilidad sea doble: la del consumidor, que ha de elegir teniendo en cuenta también los criterios que definen una dieta saludable y equilibrada y la de los restaurantes, que deberían incluir este criterio de calidad nutritiva cuando confeccionan sus menús del día. En lo que se refiere a la calidad organoléptica, los resultados fueron aceptables para una comida económica como esta, si bien el 9% de los menús del día que degustaron los técnicos de CONSUMER resultaron poco sabrosos y el 8% se sirvieron inadecuadamente fríos. Un 3% adolecían de una mala presentación y en un 6% la textura de los alimentos se estimó incorrecta.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto