Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal:


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Finanzas

Λ

Si deseas que resolvamos tu caso en la revista EROSKI CONSUMER ponte en contacto con nosotros. Sólo serán respondidas y publicadas las consultas que desde la revista EROSKI CONSUMER consideremos más interesantes.

Los vecinos quieren cambiar la calefacción central de gasóleo por otra de gas ciudad

La comunidad de propietarios a la que pertenezco dispone de calefacción central de gasóleo para todas las viviendas. Algunos vecinos han planteado el cambio de la calefacción de gasóleo por otra de gas ciudad, de dos maneras posibles: la primera, manteniendo la misma calefacción central y cambiando la caldera de gasóleo por una caldera de gas ciudad; la segunda, instalando calefacción individual por caldera de gas ciudad. En los dos casos se cambiaría el tipo de combustible. Mis preguntas son: ¿Es necesaria la mayoría por unanimidad para ambos casos? De no ser así, ¿qué porcentaje de votos tanto de propietarios como de cuotas de participación se requiere para aprobar los supuestos? ¿En qué situación quedaría un propietario que se opusiera a cualquiera de las opciones?

  A pesar de las interpretaciones que pueden hacerse de la Ley de Propiedad Horizontal, no es necesaria la unanimidad para aprobar cualquiera de estas dos modificaciones. Respecto a la primera opción (adaptar la infraestructura existente para adecuarla a otro combustible), bastaría el acuerdo de la mayoría simple de propietarios y cuotas. Al ser el servicio de calefacción central un elemento común que pertenece en copropiedad a todos los titulares del inmueble, su modificación por sustitución del tipo de combustible y de caldera es un acto de administración por lo que no es necesaria la unanimidad. Respecto a la segunda opción (suprimir el servicio colectivo de calefacción para sustituirlo por otro de calefacción individual), bastaría el acuerdo de las tres quintas partes de los propietarios que representen tres quintas partes de las cuotas.

Además, el acuerdo obliga también a los que hubiesen votado en contra, por lo que habrán de contribuir económicamente a pesar de su disidencia. Se aplica el artículo 17-1 de la Ley de Propiedad Horizontal, según el cual "el establecimiento o supresión de los servicios de ascensor, portería, conserjería, vigilancia u otros servicios comunes de interés general, incluso cuando supongan la modificación del titulo constitutivo o de los estatutos, requerirá el voto favorable de las tres quintas partes del total de los propietarios que, a su vez, representen las tres quintas partes de las cuotas de participación". De todos modos, si no se alcanzase la mayoría de tres quintas partes, hay jurisprudencia que considera suficiente la mayoría simple. Así, la sentencia de 7 de diciembre de 1994 de la Audiencia provincial de Madrid declaraba que la sustitución de la caldera central por calderas individuales puede llevarse a cabo con acuerdo adoptado por mayoría de los propietarios.


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto