Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Educación > Extraescolar

Λ

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Analizados 10 videojuegos y consultados expertos de diversas especialidades: Los padres también han de acercarse a los videojuegos

Los videojuegos, el entretenimiento infantil y juvenil por antonomasia en este final de siglo fruto de las innovaciones e implantación masiva de la tecnología informática y del auge de la televisión, van a ser, nadie lo duda, uno de los regalos más solicitados estas Navidades.

  Los videojuegos- todo juego electrónico interactivo, con independencia de su soporte (CD-ROM interno, cartucho, CD, juegos on line) y plataforma tecnológica (máquina portátil de bolsillo, máquina recreativa, ordenador, videoconsola que se conecta al televisor)- aumentan sin cesar su cuota de participación en el mercado. Y lo hacen en detrimento de los juguetes tradicionales: las ventas de los juguetes electrónicos, grupo del que forman parte principal videojuegos y videoconsolas, coparon el año pasado en España el 24% del importe total de la venta de juguetes, con una inequívoca tendencia al alza, iniciada hace dos años.

La incipiente popularidad de los videojuegos -desde su irrupción en el mercado, hace ya años, se han vendido en todo el mundo nada menos que mil consolas Game Boy cada hora - ha abierto un intenso debate social (padres, educadores y niños-jóvenes, fundamentalmente) acerca de la idoneidad de esta nueva forma de ocio. Padres y madres contemplan desconcertados la casi irresistible atracción que estos juegos (que apenas entienden) ejercen sobre sus vástagos. El desconocimiento que muestran muchos adultos hacia los videojuegos ha motivado, entre otras razones, que se haya creado una opinión pública bastante reacia a esta clase de juguetes. Se afirma que los videojuegos crean adicción o "enganchan" y hasta se asegura que pueden provocar ataques epilépticos. Pero algunos expertos subrayan las excelencias del uso de los videojuegos, e inciden en sus aspectos educativos, de superación y de adquisición de habilidades manuales. Incluso se habla de las posibilidades terapéuticas de estos juegos electrónicos en niños difíciles o que viven situaciones familiares o emocionales muy complejas.

CONSUMER ha estudiado este fenómeno para ofrecer una información útil, dirigida principalmente a los padres y madres que no saben qué actitud mantener respecto a los videojuegos. El objetivo de este informe es desmitificar estos juego, analizarlos y animar a los padres a que se acerquen a ellos sin prejuicios, para que así puedan asesorar y guiar mejor a sus hijos, además de, si procede, compartir un rato de ocio con ellos. Esta revista ha analizado, con el concurso de expertos en ludotecas y pedagogía del juego, con especialistas en juegos electrónicos y con catedráticos de universidad en el ámbito pedagógico, un total de 10 videojuegos, dos de cada soporte que ofrece hoy el mercado: cuatro videoconsolas (Nintendo 64, Game Boy, Dreamcast y PlayStation) y un ordenador personal.

Se seleccionaron dos videojuegos de cada uno de los cinco soportes citados, que fueron elegidos de entre los más vendidos y los más recomendados en publicaciones especializadas. Se buscó que entre ellos figuraran los diferentes tipos de juego: simulación, aventura, estrategia... Se creó a modo de prueba práctica, un laboratorio en el que a jóvenes jugadores de 10 a 25 años, se les ofrecía la oportunidad de divertirse con todos estos juegos a su disposición. Se decantaban por uno u otro libremente, según sus preferencias.

Las conclusiones del ensayo y las reflexiones posteriores de los especialistas indican que (además lo divertidos que resultan, su valor lúdico) el éxito de los videojuegos radica en la gran afinidad existente entre los valores, actitudes y comportamientos que promueven los videojuegos y los imperantes en nuestra sociedad. También la gran variedad de formatos, adaptados a diferentes posibilidades económicas y circunstancias y gustos personales del usuario, ha contribuido a que estos juegos electrónicos se hayan convertido en una de las actividades lúdicas más extendidas entre niños y jóvenes. Y aunque los videojuegos sufren el estigma de que favorecen el aislamiento, algunas investigaciones demuestran que constituyen una actividad con carácter marcadamente social.

Los posibles efectos positivos o negativos del uso de los videojuegos dependerán en buena parte de la postura adoptada por los padres, de su habilidad y acierto en la selección de los videojuegos y en definir el momento y la forma oportuna de que sus hijos los utilicen. En cuanto a su contenido, conviven en el mercado videojuegos inocuos con otros violentos, sexistas e incluso racistas. Es por ello que conviene que los padres se interesen por los videojuegos que agradan a sus hijos y les orienten a la hora de comprarlos (o les regalen los más adecuados), cara a que los niños y jóvenes se inclinen por los menos nocivos para su formación como adultos responsables y solidarios.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto