Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal:


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Sociedad y consumo

Λ

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Juguetes para niños mayores de 3 años: Etiquetado y garantía, principales problemas

El juego es un elemento básico en la vida de los niños, ya que es su forma de comprender y asimilar su entorno y de desarrollar y afirmar su identidad.

Por tanto, es crucial que los juguetes que se compren (en Navidad y también fuera de estas fechas festivas) se elijan acertadamente, o lo que es lo mismo, teniendo en cuenta las características generales del juguete y la edad y carácter del niño al que se destina.

  Deviene esencial también que sean seguros y no causen accidentes a sus usuarios. La seguridad de los juguetes est?regulada por una norma que establece sus características físicas, mecánicas y químicas as?como la información y marcado que deben incorporar. Sin embargo, y como señala la legislación, "las exigencias de la norma en cuanto a seguridad no liberan a los padres de su responsabilidad de vigilar al niño durante el juego". También se advierte de que muchos accidentes ocurren cuando los juguetes son manipulados por niños a los que no corresponde utilizarlos o cuando se les da un uso diferente al previsto. Y se recuerda que algunos son peligrosos "per se", como un patinete o un costurero.

Se han analizado 20 juguetes destinados a niños de más de 3 años (por debajo de esta edad, las exigencias en seguridad son diferentes) y que costaban desde 1.495 hasta 5.975 pesetas. En cada uno se ha estudiado la información que proporciona (si cumple la norma europea sobre el marcado CE, si incorpora datos sobre el fabricante o importador, las cuestiones eléctricas, instrucciones de uso y posibles riesgos, garantía, repuestos y servicios técnicos, el etiquetado y si cumplen con las normas sobre marcado de seguridad), su seguridad eléctrica y mecánica y su aptitud a la función: calidad de diseño y acabado, el consumo energético -en el caso de los juguetes a pilas- y el ruido que generan.

Por último, expertos en ludotecas y psicopedagogía del juego han aplicado a cada juguete un método que desmenuza sus prestaciones lúdicas y anota los valores (solidaridad, comunicación, participación, respeto al medio ambiente...) y contravalores (sexismo, racismo, incitación a la violencia o al consumismo...) que trasmite el juguete, sus bondades (envase, atractivo para los niños ...) y sus aspectos negativos o mejorables, además de evaluarse la edad más adecuada para cada juguete. También se han clasificado las 20 muestras según el tipo de juego (imitación, ejercicio, construcción y reglas), y se ha valorado la aportación pedagógica de cada juguete a nivel motor, cognitivo, social y afectivo. La puntuación final refleja el compromiso entre las bondades y los aspectos negativos de cada juguete desde el punto de vista pedagógico y lúdico.

La información, lo peor

El aspecto más endeble de estos juguetes es la información que proporcionan. Sólo uno de los diez eléctricos, Pokémon Squirtle, ofrece una garantía conforme en todo a la norma. Y entre los que no van a pilas, únicamente la Barbie "Actriz" lo hace. Veamos las irregularidades detectadas: muchos informan sólo en inglés sobre los accesorios, mandos o indicaciones de diverso tipo. En otros falta información como las instrucciones de uso, indicaciones de tensión en las pilas y precauciones asociadas al uso de pilas. También se han detectado (en dos muestras) incoherencias en la edad recomendada para los usuarios. En realidad, en sólo cinco (Distingo con el Tacto, La Peque Granja, Conector-Juego y Relaciono con la Voz, La Foquita Divertida y Sesame Street) se indica de forma satisfactoria la edad recomendada para el usuario. Es frecuente que esta indicación (más de 3 años) se haga siguiendo criterios de seguridad y desatendiendo las razones pegagógicas y el interés que en el niño puede suscitar ese juguete. Lo común es que se mantenga el rango de edad abierto, sin limitarlo en cuanto a edad máxima o acotándolo de modo incorrecto. Lo conveniente es que el rango de edad quede cerrado (por ejemplo, "de 3 a 5 años"), para que el adulto sepa a qu?atenerse cuando elige el juguete y no compre para un niño de 7 años un peluche Pokémon (que debería indicar "de 3 a 5 años", y no sólo " más de 3 años"), muy simple para su edad ya que por encima de los 5 años, para que el juego simbólico resulte estimulante y atractivo para el niño ha de ser más complejo que el que promueve este peluche. Continuemos: algunos juguetes, como Barbie "Actriz", se ajustan mejor a usuarios de más de 5 años porque con 3 ?4 años, los niños juegan más a la imitación de acciones de su mundo cercano, del cual se aleja bastante el tema del cine-moda que propone esta muñeca.

En cuanto a seguridad, las no conformidades se refieren al marcado de cuestiones sobre seguridad eléctrica, la mayoría ya descritas antes. Sólo en un caso se descubri?un defecto de resistencia mecánica o de construcción. Se trata del juego de mesa motorizado Dino Hunt, cuya base de cartón no super?el ensayo de impacto, dejando accesibles partes móviles peligrosas. En cuanto a las pruebas de seguridad mecánica (características físicas, inflamabilidad y migración de determinados componentes) todos los juguetes resultaron conformes a norma.

Sirven para jugar

Entre los juguetes eléctricos sólo uno ha recibido valoración negativa en lo que a aptitud a la función afecta. Fue Dino Hunt y por el mismo motivo antes señalado, la fragilidad de su base de cartón. En cuanto al consumo energético, que incidir?en la duración de las pilas y el ritmo de recambio de éstas, fue normal salvo en Foquita Divertida y Conector Juego y Relaciono, cuyo consumo de pilas es elevado. La ambulancia City Force, el Teléfono funcional y el Pokémon Squirtle son los más ruidosos (110 decibelios), pero el estruendo se calific?de aceptable. La valoración global en este apartado de aptitud a la función fue buena, exceptuando Teletubbies Lite-ups, cuya nota fue de sólo "regular" por la simpleza de su diseño. Entre los no eléctricos, sólo en el peluche Pokémon se anot?un reproche: las tiritas textiles de su cabeza se despegan fácilmente.

El examen de los expertos en juguetes

En la prueba de las prestaciones psicopedagógicas y lúdicas de los juguetes, los resultados fueron mediocres: el 30% suspendieron. Los mejor valorados fueron La Peque Granja (9,5 puntos), Mi Pequeño Pony y La Fábrica Loca (8,5 puntos) y Foquita Divertida, Juego y Relaciono, y Distingo con el Tacto, los cuatro con 8 puntos. En el otro extremo, los que suspendieron fueron Alien Blaster (destructor extraterrestre que invita a conductas agresivas), Action Man (muñeco que adolece del mismo defecto), Teletubbies Lite-Ups (más decorativo que lúdico), Fun Time Telephone (pobre, y dirigido sólo a niñas), Pokémon Squirtle (más decorativo que lúdico) y el peluche Pokémon (puede reproducir sentimientos de agresividad, por la asociación con las imágenes de la serie de TV). Los cinco primeros se hicieron acreedores a una calificación de 0 puntos, mientras que el peluche Pokémon mereci?4 puntos. Los juguetes pueden clasificarse en distintos tipos. As? algunos son de imitación (ambulancia City Force, destructor Alien Blaster, Action Man, Barbie, La Hora de Comer/Kooshie Babies, peluche Pokémon, y Mi Pequeño Pony), ya que permiten a los niños adquirir temporalmente roles mediante los cuales reproducen acontecimientos vividos u observados, exteriorizando sensaciones, sentimientos e impresiones al respecto. A nivel cognitivo estos juegos fomentan la expresión verbal y la adquisición de vocabulario relacionado con la temática que el juguete propone. A nivel motor, aunque con excepciones, contribuyen a mejorar la motricidad y la coordinación. Pero no todos son igualmente aconsejables.

Alien Blaster y Action Man parecen invitar a conductas agresivas y pueden trasmitir contravalores como destructividad o belicismo. Algunos expertos, de todos modos, aseguran que tener un arma confiere a los niños una positiva sensación de poder y de afirmación del yo. En el Pokémon, recordar a un personaje de esta serie televisiva puede llevar al niño a reproducir acciones o sentimientos de carácter violento y agresivo. En la Barbie, su unidireccionalidad a las niñas se anot?como aspecto negativo. Otro gran grupo lo constituyen los juegos de reglas y asociación de ideas. Con ellos, los niños adquieren conocimientos de forma divertida. Con Teletubbies Imágenes Opuestas aprenden el concepto de "opuesto". En Distingo con el Tacto identifican las imágenes a través del tacto, y asocian imágenes a conceptos. En Peque Granja, relacionan sonidos con imágenes y aprenden a diferenciar aquellos. En La Foquita Divertida se favorece la repetición y la introducción de reglas sencillas. Por otra parte, Tente Imagine, La Fábrica Loca y Sésame Street son juegos de construcción y desarrollan a nivel motor la coordinación, la destreza y la precisión. Enseñan a diferenciar formas y colores, organizar el espacio, desarrollar la imaginación mediante la construcción y favorecen la expresión verbal y la adquisición de vocabulario a partir de la realización de una composición concreta, donde pueden funcionar como juego simbólico. Mr. Potato Head, Fun Time Telephone y Tele tubbies Lite-Ups son juegos de ejercicio, aunque también sean simbólicos o de manipulación.

A nivel motor, fomentan la presión, la coordinación ojo-mano y la destreza. También pueden favorecer la expresión verbal o la diferenciación de formas, colores y sonidos. Todos estos juguetes pueden servir a los niños para exteriorizar sentimientos y sensaciones que han adquirido a través de sus vivencias, importante para su desarrollo afectivo. Otro aspecto esencial en un juguete es el social: algunos proponen un juego individual (Action Man, Peluche Pokémon, Fun Time Telephone), mientras que otros pueden jugarse tanto individualmente como en compañía. Dino Hunt es colectivo y fomenta la competitividad, ya que gana el más rápido y preciso. En otros (Teletubbies Imágenes Opuestas, Distingo con el Tacto, Peque Granja, o Juego y Relaciono con la Voz) es importante el papel del adulto a la hora de compartir y dirigir el juego, por lo que contribuyen a mejorar las relaciones intergeneracionales. Ninguno de estos 20 juguetes transmite nítidamente valores sociales positivos, mientras que algunos (Alien Blaster, Action Man y Pokémon) pueden transmitir contravalores como violencia y agresividad.

El etiquetado, lo peor

Este es el punto en el que más fallan estos juguetes. Entre los eléctricos, sólo uno presenta su garantía conforme a norma: Pokémon Squirtle, que indica garantía por tres meses en el embalaje. Y entre los no eléctricos, sólo la Barbie. En otros sus mandos, accesorios o indicaciones del embalaje figuran sólo en inglés (Foquita Divertida, Alien Blaster, Peque Granja, Fun Time Telephone, Dino Hunt y Pokémon Squirtle),o faltan en castellano las indicaciones de los datos eléctricos (Fun Time Telephone) o las instrucciones sobre el buen uso de las pilas (Fun Time Telephone o Pokémon Squirtle). Alguna información relevante también se omite en algunos juguetes: en Alien Blaster, ambulancia City Force, Sésame Street y Tente Imagine faltan las instrucciones, y en Alien Blaster faltan las indicaciones de tensión en las pilas. En Dino Hunt, no se indica el modelo o referencia del juguete, habiendo espacio suficiente para ello. Sólo se señalan en el embalaje, por lo que debería incluir el aviso "No tirar". Otras anomalías son las relacionadas con la edad recomendada: en Conector Juego y Relaciono con la Voz la indicación es de 4 a 8 años en las instrucciones y de 3 a 6 años en el embalaje. Y los botes de plastilina de Fábrica Loca indican su uso para niños mayores de 2 años, mientras que el juego est?indicado para mayores de 3 años. Finalmente, Dino Hunt y Ambulancia City Force incorporan una bolsa de plástico que no incluye advertencia de peligro de asfixia. Aunque en estos tamaños de bolsa no es obligatorio (lo es a partir de los 360 mm de diámetro, y éstas no alcanzan los 280 mm), no estaría de más que la llevasen. Las irregularidades más importantes son las relacionadas con instrucciones para el buen uso del juguete, los datos eléctricos y las precauciones asociadas con el uso de las pilas. Estos casos representarían también disconformidad respecto a la norma de seguridad eléctrica.

Seguridad: problemas de marcado

En la mayoría de los casos, las faltas detectadas se refieren al marcado relacionado con temas de seguridad eléctrica. As? Alien Blaster no indica la tensión nominal de las pilas. En varios juguetes no se indican las precauciones a tomar respecto al buen uso de las pilas (Alien Blaster, Ambulancia City Force), o están sólo en el embalaje (Dino Hunt), o sólo en inglés (Fun time Telephone). Por otra parte, en tres eléctricos (Conector juego y Relaciono, Ambulancia City Force y Fun Time Telephone), el embalaje incorpora el símbolo de transformador para juguetes, aunque su funcionamiento sea a pilas. Sólo en el juego de mesa motorizado Dino Hunt se detect?un problema no asociado con la información o marcaje sino con un aspecto de resistencia mecánica o construcción: la base del juguete es de cartón y no super?el ensayo de impacto, dejando accesibles partes móviles peligrosas. En cuanto a las pruebas de seguridad mecánica (características físicas, inflamabilidad y migración de determinados componentes) todos resultaron conformes a la normativa. La duración de las pilas en los juguetes es un quebradero de cabeza para los padres, no sólo por la seguridad sino también por la duración de estas baterías. El consumo de la mayoría de estos juguetes es normal, con la excepción de la Foquita Divertida y del Conector Juego y Relaciono, cuyo consumo es más bien alto. En cuanto al nivel de ruido, la ambulancia City Force, el Teléfono funcional y el Pokémon Squirtle son los más ruidosos (110 decibelios), pero son valores aceptables. En aspecto exterior de los juguetes eléctricos sólo uno ha recibido una valoración negativa, Dino Hunt, por la fragilidad de su base de cartón que al romperse deja accesibles partes móviles peligrosas. En Teletubbies Lite-up la valoración fue "regular", mientras que en el resto fue buena. Entre los no eléctricos, sólo en el peluche Pokémon había algo que reprochar: las tiritas textiles de su cabeza se despegan fácilmente.

Precios desde menos de 2.000 hasta casi 6.000 pesetas

El coste medio de estos veinte juguetes se mueve en torno a las 3.000 pesetas, si bien cuestan desde 1.495 pesetas (Distingo con el Tacto) a 5.975 pesetas (Foquita Divertida, Conector Juego y Relaciono). Los eléctricos son más caros (3.373 pesetas de media frente a las 2.814 pesetas de los que no van a pilas). Entre los no eléctricos, el más económico fue Distingo con el Tacto (1.495 pesetas), y el más caro Barbie Actriz (4.600 pesetas). Entre los eléctricos, los más económicos son Peque Granja y Dino Hunt (1.695 pesetas), frente a las 5.975 pesetas de la Foquita Divertida y el Conector Juego y Relaciono. Señalar una mejor relación calidad-precio es difícil, porque el juguete debe adecuarse al carácter y personalidad del niño a quien va dirigido y éste también puede participar en la elección. Pero si se confrontan los criterios de información al consumidor, conformidad a normativa de seguridad y valoración pedagógica con el del precio de cada juguete, entre los no eléctricos la mejor relación calidad-precio son Distingo con el Tacto y Mi Pequeño Pony. Entre los eléctricos, destaca la Peque Granja.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto