Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente > Medio ambiente urbano

Λ

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Aparcar en zonas céntricas: 12 ciudades comparadas: Enormes diferencias en el tiempo y el coste que supone aparcar

Casi la mitad de los conductores que circulan por el centro de las ciudades están intentando aparcar su vehículo lo más cerca posible del lugar al que piensan acudir. Pero en la mayoría de las ciudades, estacionar en el centro es una tarea difícil que en horas punta se puede convertir en casi imposible.

  Hoy, la saturación del tráfico debida al uso intensivo coche particular dificulta el funcionamiento eficaz de las ciudades, reduciendo su accesibilidad y causando daños al medio ambiente urbano y al bienestar psicológico de los propios conductores. El enorme incremento de los flujos de tráfico, que presionan sobre los espacios centrales de las ciudades, es, según los expertos, uno de los principales problemas de nuestras urbes. La gran cantidad de desplazamientos en horas punta desborda con frecuencia la capacidad de las infraestructuras viarias perjudicando tanto al transporte colectivo y a los conductores de vehículos particulares como a los peatones.

CONSUMER ha comparado, mediante una metodología propia y diseñada ex-profeso, el tiempo que tardan los automovilistas en localizar un lugar libre donde estacionar su vehículo en la vía pública (no en parkings) en el centro de Bilbao, Vitoria, San Sebastián, Pamplona, Logroño, Santander, Barcelona, Valencia, Castellón, Alicante, Málaga y Madrid. Además, ha recopilado datos (procedentes de ayuntamientos y empresas privadas de parkings) sobre otras cuestiones relacionadas con el hecho de aparcar el vehículo en estas 12 capitales: dotación de plazas de parking, tarifas de zonas azules y de parkings de pago, tasa por recuperar el coche retirado por la grúa debido a su mal estacionamiento, multas por aparcar en doble fila o en vado...

Las principales conclusiones del informe son: una, que aparcar en el centro de algunas ciudades cuesta mucho más tiempo, incluso cuatro veces más, que en otras; dos, que hacerlo en días laborables (de media, casi 9 minutos y medio por cada aparcamiento) sólo requiere un 10% más de tiempo que en fin de semana; tres, que el coste que supone aparcar el vehículo es muy distinto según la ciudad en que se efectúe el estacionamiento: las zonas azules (OTA, ORA y similares) y los parkings de pago cuestan en una ciudades hasta el doble, e incluso el triple, que en otras; y, cuatro, que la posibilidad de que los automovilistas que aparcan incorrectamente en la vía pública resulten multados o les sea retirado su vehículo por la grúa es muy superior (hasta diez veces mayor) en unas ciudades que en otras.

En Logroño y Vitoria aparcar no es lo mismo que en Madrid o Alicante

Ya en los datos más concretos, y según la prueba práctica realizada, aparcar (es una media correspondiente a todos los días de la semana, incluso festivos) en el centro de Logroño y Vitoria requiere sólo 3 minutos y medio y 5 minutos, respectivamente, mientras que en Madrid exige 13 minutos y medio y en Alicante (que se hallaba inmersa en obras de infraestructura que perjudican notablemente el tráfico) suponía 22 minutos. Estas cuatro ciudades son los valores extremos, positivos en Logroño y Vitoria y negativos en Madrid y Alicante, y debe subrayarse que las diferencias con las otras ocho capitales son importantes.

En Bilbao resulta también difícil aparcar pero sólo en días laborables (más de nueve minutos) mientras que en San Sebastián ocurre lo contrario: resulta relativamente sencillo en laborables (6 minutos) pero desmesuradamente complicado (más de 20 minutos) en festivos.

Barcelona, con una media global de casi 8 minutos por cada aparcamiento y bastante mejor los fines de semana que los laborables, queda en un término medio, pero muy satisfactorio para una urbe de su tamaño: Madrid y Valencia quedan mucho peor.

Las ciudades que más paciencia exigen al automovilista que necesita aparcar en días laborables son, de peor a mejor: Alicante (recordemos la influencia de las obras), Madrid, Valencia, Castellón y Bilbao. En todas ellas, estacionar en el centro de lunes a viernes requiere más de 9 minutos de media, mientras que en Logroño se invierte menos de cuatro minutos y en Vitoria 5 minutos y medio.

En fines de semana, la situación mejora algo, pero sigue siendo complicada la tarea de dejar el coche: sólo en tres ciudades (Bilbao, Logroño y Vitoria) se tarda menos de 5 minutos para aparcar. Las que peor se lo ponen a los automovilistas para aparcar los fines de semana sin recurrir al parking de pago, y con mucha diferencia respecto de todas las demás, son San Sebastián (nada menos que casi 23 minutos de media para desembarazarse del coche), Alicante (casi 16 minutos, y los domingos no había obras...) y Madrid (14 minutos).

Sirva como referencia que aparcar en el centro de Barcelona en fin de semana requiere sólo 6 minutos, y en Bilbao 2 minutos y medio.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto