Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER

Secciones dentro de este canal:


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía > Servicios y hogar

Λ

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Pañales talla Maxi, unisex: Muchas diferencias en absorción y protección ante la humedad

Se han analizado 6 bragapañales talla Maxi para bebés de 9 a 15 kilogramos de peso y válidos tanto para niños como para niñas. Su precio ronda las 40 pesetas por unidad, pero hay diferencias notables: los de Dodot Excel salen a 51 pesetas cada uno mientras que los de Nivex cuestan 36 pesetas cada uno.

  Para comparar la calidad de estos pañales se han estudiado sus características y prestaciones en varios parámetros, que se agruparon en tres apartados: confort (peso, espesor y dimensiones), eficacia práctica en el uso (sistema adhesivo) y, lo fundamental, la capacidad de absorción y de protección frente a la humedad. Una vez más, se han estudiado los indicadores de calidad que se pueden analizar y comparar de forma estandarizada en el laboratorio, ya que otros aspectos, como los relacionados con el cuidado de la sensible piel de los niños, resultan muy difíciles de medir objetivamente y de modo homologado. Aunque estos pañales están diseñados para ofrecer prestaciones satisfactorias tanto para niños como para niñas, las pruebas han tenido en cuenta la peculiaridad fisiológica de ambos sexos: por ejemplo, la zona del pañal que recibe la mayor parte de la humedad difiere según el usuario sea niño o niña.

Ya en los resultados del análisis, cuatro (Dodotis, Dodot Ultraseco, Moltex Suprème y Dodot Excel) han sido considerados globalmente satisfactorios, uno (Monbebé) sólo correcto y otro, Nivex, deficiente. Más en concreto, y hablando de la capacidad de absorción, dos muestras no alcanzaron el nivel de absorción exigible a un pañal de talla maxi. En Nivex, la absorción fue insuficiente, tanto en uso diurno como en nocturno y para ambos sexos; y en Monbebé lo fue en uso nocturno en la configuración niña.

En el resto de pañales, la absorción se reveló satisfactoria. Destacó Dodotis en el uso nocturno: más de 400 mililitros, tanto en niño como en niña, cuando en Nivex era de sólo 149 y 244 mililitros, respectivamente. La protección frente a la humedad absorbida, prestación crítica para un correcto cuidado de la piel del bebé, se comprobó satisfactoria en Dodotis, Moltex y Nivex, y correcta en Dodot Excel, mientras que en Monbebé y Dodot Ultraseco se reveló baja en el uso diurno de la configuración niño. De todos modos, es un dato relativo porque aunque el porcentaje indica el grado de sequedad en la superficie del pañal (el 100% correspondería a un pañal seco, sin usar) la medición de la protección ante la humedad se ha realizado una vez que se produjo el derrame en cada pañal. Y como ha quedado anteriormente probado, la humedad absorbida fue mucho más baja en unas muestras que en otras. Por tanto, la buena calidad de un pañal vendría determinada por la combinación de un elevado nivel de absorción acompañado de un al menos correcto porcentaje de protección ante la humedad.

Dada la frecuencia con que hay que cambiar de pañales a un bebé, para muchas familias deviene importante encontrar una marca y modelo que a una calidad satisfactoria aúnen un precio ajustado. Entre los estudiados, los más baratos son Moltex Suprème y Nivex, a 36 pesetas la unidad, y los más caros, Dodot Excel, que salen a 51 pesetas la unidad. El resto se mueven entre las 38 y las 42 pesetas. Nivex, uno de los dos más baratos, es el que menos superabsorbente contiene y el que menos absorbe. Pero Dodot Excel, el más caro, no es el que más absorbe ni el que el que más protege de la humedad, ya que se ve superado por otros pañales en estas prestaciones tan esenciales.

La mejor relación calidad/precio es el pañal Dodotis, porque cumple muy bien su función principal (absorción y protección frente a la humedad) tanto en diurno como en nocturnoii y para ambos sexos y lo hace a un precio muy competitivo: 38 pesetas la unidad. Moltex Suprème es también interesante: aunque absorbe menos que Dodotis lo hace suficientemente, y su nivel de protección ante la humedad es bueno. Y es el más barato (36 pesetas la unidad) de los cuatro que evidenciaron una calidad global satisfactoria.

Absorción: dos pañales suspenden

Lo más importante en un bragapañal es su capacidad de absorción. Un buen pañal ha de absorber mucho, especialmente durante la noche, pero no basta con eso: además, ha de proteger la delicada piel del bebé de la humedad al contacto. Son dos cosas distintas. De poco sirve un pañal que absorbe mucho si mantiene húmedo el cuerpo del niño, perjudicando su piel. Por este motivo, la protección frente a la humedad se ha medido en condiciones extremas en ese pañal: una vez que ha alcanzado su máxima absorción. Aunque estos pañales están diseñados para actuar tanto en niños como en niñas, las pruebas se han realizado teniendo en cuenta a ambos sexos. Además de diferencias en la zona donde se recibe la mayor parte de la humedad, es distinto el ciclo de rotación durante la noche: mientras que el ciclo estándar para los niños es de espaldas-de lado-de frente, para las niñas es de frente-de lado-de espaldas.

Se midió el volumen de líquido absorbido por el pañal hasta que se producía un derrame, momento en el que se medía también la humedad al contacto; también se midió al de 10 y 20 minutos después de producirse. En un pañal de talla Maxi se estima que la capacidad de absorción es satisfactoria si durante el uso diurno absorbe 250 militros o más; en el uso nocturno ha de absorber cuando menos 280 mililitros. Los datos fueron satisfactorios pero con excepciones: los de Nivex adolecían de una insuficiente capacidad de absorción, ya que en ningún caso (nocturno, diurno, niño, niña) superó los 250 mililitros antes del derrame. Además, Nivex fue el único pañal cuya absorción se demostró insuficiente en la prueba de uso diurno y tanto en la configuración niño como en la de niña. En las demás muestras, la absorción en uso diurno fue satisfactoria. La mayor capacidad correspondió a Dodot Ultraseco en configuración niño (375 mililitros) y a Monbebé en la de niña (317 mililitros). En cuanto al uso nocturno, destaca la absorción de Dodotis (más de 400 mililitros tanto en niño como en niña), mientras que Monbebé en configuración niña fue deficiente: 239 mililitros, similar a Nivex.

Protección frente a la humedad: culitos secos

Los seis pañales incorporan barreras internas para un mayor aislamiento de la humedad y protección del bebé. Es lógico, porque tan importante como la absorción es la protección contra la humedad absorbida ya que ésta puede provocar irritaciones en la piel del bebé. Se estimó que una protección satisfactoria es la que llega al 80% en los cuatro casos posibles: diurno niño, diurno niña, nocturno niño y nocturno niña.

Dodotis fue el pañal con mayor protección frente a la humedad en máxima absorción (en torno al 85%-90% en los cuatro casos). Moltex y Nivex también demostraron niveles satisfactorios, aunque Moltex proporciona mejor protección en uso nocturno (82% en niños y 94% en niñas) y más elevada para niñas que para niños. En Monbebé, la protección es en general elevada pero en el uso diurno en configuración niño (57%) resulta deficiente. Dodot Excel no alcanzó en ningún caso la protección del 80%, aunque sus valores (entre el 68% y el 78%) no se alejaron mucho de ella. La menor protección la ofrece en el uso diurno de la configuración niña. Dodot Ultraseco fue el pañal con menor protección frente a la humedad (por ejemplo, 53% en diurno niños). En uso nocturno, los valores fueron más aceptables (71% en niños y 77% en niñas), pero sin llegar a satisfactorios.

No olvidemos que este dato de la protección se refiere al grado de sequedad del pañal cuando ha absorbido toda la humedad que ha podido. Si definimos los seis pañales según su comportamiento en absorción y protección frente a la humedad, nos topamos con que el ranking en estos apartados está directamente relacionado con la cantidad de material superabsorbente que contienen las muestras: Dodotis, Dodot Ultraseco y Dodot Excel, junto con Moltex los tres mejores, presentan este material (entre 11,5 y 12,1 gramos) en cantidad muy superior a Nivex (5,5 gramos) y Monbebé (8,4 gramos). Podría decirse, por tanto, que la cantidad de superabsorbente que incorporan estos dos últimos pañales es insuficiente. En Moltex Supréme, la absorción es satisfactoria a pesar de que incorpora (10,6 gramos) algo menos superabsorbente que los otros tres mejores.

Peso y espesor hablan del confort

Con el paso del tiempo y los avances técnicos que les han sido incorporados, los pañales que hoy adquiere el consumidor han evolucionado mucho y resultan más cómodos y confortables que los de hace unos años. Así lo ha comprobado este análisis, ya que los seis pañales resultaron satisfactorios en confort. Dodotis y Dodot Ultraseco resultaron algo mejores, por su modesto peso (menos de 46 gramos por pañal), reducido espesor (9 milímetros) y dimensiones adecuadas.

Monbebé y Nivex recibieron valoraciones inferiores, aunque satisfactorias, por el mayor espesor y menores dimensiones del cojín en Nivex, y por el mayor espesor en Monbebé. En Moltex, el espesor también fue excesivo y lo propio ocurría con sus dimensiones en la zona de la entrepierna, defecto que se compensaba con unas muy adecuadas dimensiones externas y del cojín absorbente. En la cintura, sólo Dodot Excel y Monbebé incorporan cinturón elástico. En cuanto al tejido exterior, y con excepción de Dodotis y Nivex, los pañales estudiados llevan un tejido exterior de tacto algodón, mientras que en éstos últimos es "no textil".

Que no se despeguen

La eficacia práctica en el uso está muy relacionada con el sistema adhesivo que sujeta el pañal al cuerpo del bebé. Salvo en Nivex, ofrecen cierre tipo velcro al final de una banda de adhesivo. De todos modos, los cambios e innovaciones se producen continuamente y algunos de los pañales aquí analizados habrán sufrido modificaciones para cuando se publique este comparativo. Es el caso de Dodot Excel, que hoy incorpora un sistema de cierre distinto al del modelo aquí descrito. Es posible que en otros pañales hayan sido modificadas algunas características.

Volviendo a los resultados, el sistema adhesivo está muy conseguido en Nivex, Monbebé y Moltex Suprème. Los tres restantes resultaron sólo correctos. Estas valoraciones se explican, en Nivex, por las fuerzas de despegadura (fuerza necesaria para despegar el adhesivo, en dos tipos de esfuerzo diferentes), suficientemente elevadas, y en las correctas dimensiones de la zona donde ha de adherirse la parte dorsal del pañal. Y en Monbebé, por la buena adherencia. En Dodot Ultraseco, Dodot Excel y Dodotis, el adhesivo se despega, con lo que el pañal se suelta con cierta facilidad si se aplica un esfuerzo en dirección paralela y sentido opuesto a la banda adhesiva.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto