Saltar el menú de navegación e ir al contenido

  • Bienvenido (ES) | Ongi etorri (euskarazko bertsioa) | Benvingut (versió en català) | Benvido (versión en galego)
  • Bienvenido (ES)
  • Boletines
    •  | Baja  | Más opciones |
  • Portadas anteriores

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud > Prevención y hábitos de vida

Λ

Los datos, informaciones, interpretaciones y calificaciones que aparecen en esta información corresponden exclusivamente al momento en que se realizaron y tienen, por tanto, una vigencia limitada.

Maternidad a partir de los 35 años: Más meditada y responsable, pero no exenta de riesgos

El momento de la maternidad se puede elegir. La mujer dispone desde hace algunos años de medios para decidir cuando nacerán sus hijos. La tendencia actual es inequívoca: la llegada de los vástagos se pospone

  Si en los setenta las mujeres tenían su primer hijo en la veintena, hoy es cada vez más habitual que la mujer estrene su maternidad bien entrada en la treintena. La incorporación de la mujer al mercado de trabajo, con todo lo que ello supone -prolongar su educación académica y asentarse, después, en su profesión- es la principal razón de este fenómeno. Pero el efecto contrario, el desempleo y la consiguiente imposibilidad de afrontar los gastos que traen consigo los hijos, se encuentra también entre los motivos que explican el retraso en la maternidad.

Las consecuencias evidentes de esta tendencia son el descenso en el número de hijos, la dificultad de la mujer para concebir a partir de cierta edad y la mayor posibilidad de complicaciones en el embarazo.

Las claves del fenómeno

El 11% de las parejas españolas tienen su primer hijo cuando la mujer ya ha cumplido los 35 años. El principal factor que explica este fenómeno es la incorporación de la mujer al mercado de trabajo, incorporación que no se ha visto acompañada de cambios estructurales que ayuden a la mujer a compaginar profesión y tareas familiares. Además, el periodo educacional de las mujeres se ha prolongado para facilitar su acceso al mercado laboral y, como consecuencia, la estabilidad laboral que ansían para ser madres llega más tarde, con lo que el primer hijo se retrasa. Al posponer el nacimiento del primer hijo, se tienen menos. Además, la maternidad a partir de los 30-35 años se vive de manera diferente; es más responsable, son hijos más deseados y fruto de una decisión más meditada.

Pero en ocasiones se educa a estos hijos de manera más permisiva y se tiende a sobreprotegerlos y a darles todo lo que piden. Además, persiste una concepción de la maternidad muy tradicional, por lo que los padres, a menudo, se sienten culpables del poco tiempo que pueden dedicar a sus hijos y tratan de compensarlo convirtiendo a los niños en los reyes de la casa, lo que repercute negativamente en su formación.

Paginación


Otros servicios


Buscar en

Información de Copyright y aviso legal

Visita nuestro canal Eroski Consumer TV

En EROSKI CONSUMER nos tomamos muy en serio la privacidad de tus datos, aviso legal. © Fundación EROSKI

Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto